Nota Importante

Este es un blog estrictamente Católico. La información que aquí se publica es con fines de propagar el mensaje de Dios a través de sus siervos. Hay alguna información que no tiene que ver con los mensajes y aquí se publica para el conocimiento de todo el que visite esta fuente de información.

Amamos a Nuestro Dios Padre Todopoderoso y Eterno, a Jesucristo su Único Hijo Nacido del Padre, al Espíritu Santo dador de Todos los Dones, a la Santísima Virgen Maria, Madre de Dios y Madre Nuestra y a todos los Ángeles y Santos que habitan en el Cielo.

Es por ellos que este blog fue creado con la ayuda del Señor Jesús, Nuestra Bendita Madre Maria y la autoría del Espíritu Santo.

¡Bendecidos sean todos los habitantes en el Cielo y la Tierra!

Adoremos el Sagrado Corazón de Dios el Padre

Adoremos el Sagrado Corazón de Dios el Padre
Consagración a Nuestro Padre Celestial

Hermanos Lectores

Los mensajes traducidos son publicados en orden cronológico. Hay ciertos mensajes que son enviados con fechas anteriores y aunque no siguen la cronología son publicados debido a su urgencia. Pido disculpas si esto causara algún malestar. No tengo control del orden en que los mensajes son enviados al email para su traducción, de todas formas lo importante es su publicación para el conocimiento de todos.

lunes, 5 de enero de 2015

Mensajes a Darly Chagas


Mensaje de Nuestra Señora, María Llena de Gracia

Advenimiento del Nuevo Mundo, Palabras de Nuestra Señora

EL TIEMPO DE LAS GRANDES TRIBULACIONES 

12 de octubre de 2015

Fiesta de Nuestra Señora Aparecida y Día de los Niños

 

Queridos hijos, con mucho amor y cariño vengo a bendeciros en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo.

 

Unidos a la Santísima Trinidad, vamos juntos a buscar la verdadera Paz para el mundo.

Mis hijos, en este día tan lindo dedicado a Mí y a los niñitos, vengo con Mi Corazón lleno de Amor para derramar sobre vos. Vos estáis conmemorando este día, esperando con el corazón lleno de fe y confianza que Yo venga a apreciaros, porque Soy la Madre que cuida bien delos hijos y todo lo que Dios Me da Yo doy a cada uno de vos.

Quiero en este tiempo en que Dios Me dio para ayudar a Mis hijos, rezar con ellos para que sepan decidir lo que es mejor para sus almas.

Yo delante de Dios pido a El sabiduría y conocimiento para ellos, que cada hijo crezca en amor, en la obediencia a El. Que en cada día que nace, todos tengan más fuerza y coraje para luchar por la felicidad verdadera y que no pierdan la Salvación.

No dejo de pedir Luz para todos los hijos.

Yo Soy la Mujer Vestida de Sol, Dios Me revistió de Su Luz para que ningún pecado Me contaminara. Soy el Arca de la Tercera Alianza. Dios hizo esta Alianza con la humanidad, y en esta Arca es que debéis entrar ahora, para recibir la Salvación que El quiere daros.

Mi Divino Hijo, el Hijo Unigénito de Dios, Verdadero Dios, Verdadero Hombre, quiere encontraros guardados dentro de Mi Inmaculado Corazón.

Es hora de hacer lo que El os dice, antes de vuestro pasaje por la muerte.

Aproximaos a El, entreguéis a El vuestra vida, dejéis que El transforme vuestros corazones, todo lo que hicisteis errado, en obras buenas con vuestro arrepentimiento y el pedido de perdón.

No podréis llegar al Cielo si continuáis gobernando vuestros deseos, vuestros pensamientos. Debéis vaciaros de todo vuestros dominio y dejar que sólo Dios os gobierne. El quiere que todos confíen en Su Amor y que dejéis solamente que El gobierne vuestros corazones, vuestros sentimientos.

Sólo Dios sabe lo que es mejor para vuestras vidas. Sabéis queridos hijos, que El os enseña, pero vos estáis siempre juzgándose superiores a Dios y queriendo mostrar a El que sabéis conduciros a una vida mejor.

Cuidado, el pensamiento errado es constructor de terribles sufrimientos, porque el hombre no tiene el poder propio para ver el futuro con vuestros propios ojos, pero sólo Dios puede mostraros y hoy El está revelando al mundo que llegó la hora de un tiempo lleno de sufrimientos, lleno de cosas que vos nunca visteis igual. Si vos estuvierais desunidos y lejos de Dios, sufriréis mucho.

Aproximaos, no os quedéis pensando que no seréis impactados, porque si así pensáis no os preparareis y pueden suceder desesperos y vos acabareis perdiendo la esperanza de la última hora. Perder la esperanza de la última hora es el suicidio. Rezad pidiendo a Dios que renueve la esperanza que tenéis, para ella crecer y producir el fruto de la verdadera fe.

Si vos fuerais obedientes, a El seréis conducidos por Su propia Luz. El os dará al Espíritu Santo.

Hoy Dios dice al mundo, seáis honestos, seáis fieles, seáis humildes y reconoced que no tendréis fuerza para vencer si Dios no os da de Su Fuerza. Dios os dice: “No debéis cometer pecado ninguno, seáis obedientes.” Pero en verdad el mundo no obedece, no escucha, no acepta lo que Dios habla.

El mundo no quiere renunciar al pecado y camina en dirección a la mayor destrucción que habrá en el mundo pronto.

Mis hijitos, la Santa Palabra de Dios os revela hoy sobre el valor de vuestras vidas, los beneficios que Jesucristo trajo al mundo, y es el Poder que El tiene de transformar el agua en vino, transformar vuestra vida de pecado en vida pura y santa.

Vos escuchasteis la manifestación de la Palabra sobre la oferta que el rey hizo a Ester que se vistió como una reina para agradar al rey y pedirle vida para ella y su pueblo.

Entonces, escuchasteis también la profecía de la gran Señal que Dios dará al mundo, muy pronto, sobre la Mujer Vestida de Sol, el Arca de la Tercera Alianza de Dios con el mundo que significa la que trae al Espíritu Santo.

El primer Diluvio fue de agua, el segundo fue de Sangre que Jesucristo derramo de Su Corazón para el mundo en la Cruz y el Tercero es la Venida del Espíritu Santo para Salvar al hombre y el Agua que es el Espíritu Santo para purificar y santificar a la humanidad. Ahora El prepara al mundo porque llego la hora de acabar con el pecado para entrar en la eternidad.

Hoy la Santa Eucaristía es la Sangre que es derramada sobre todos los altares del mundo para que todos tengáis vida en abundancia y luego vendrá el Rey para gobernaros por toda la humanidad.

Por esto vos estáis viviendo ahora la hora de la persecución de la Mujer Vestida de Sol, las iglesias fundadas en la tierra por el hombre estas que quieren Eliminarme y arrastrar a muchos al Infierno.

Nadie puede cambiar lo que Dios determino, por esto veréis dentro de poco tiempo a las falsas iglesias ser barridas de la faz de la tierra y solamente prevalecerá la que Jesucristo fundo, nada puede destruir la Voluntad de Dios.

Todos los pueblos todavía van a comprender el error que cometieron y pedirán perdono a Dios, el perdón porque persiguieron a la Madre de Dios, Jesucristo es Dios, Yo Soy la Madre de El, nadie en el mundo puede dictar ordenes a Dios. El tienen el Poder que es Absoluto, está por encima de todo. El transformo el agua en vino para darles a los invitados que estaban en la boda en Cana, atendiendo Mi Pedido.

Hoy pido a El que transforme vuestros corazones, vuestras vidas, dando a cada uno de os un nuevo sabor, una nueva esperanza, una nueva oportunidad para comprender el Santo Evangelio y cambiar vuestro comportamiento para mejor. Sois hijos de Dios, a El pertenecéis, a El debéis retornar para permanecer en El por toda la Eternidad.

Ahora dejo aquí una palabra para los niños.

Pido a los padres que tengáis más responsabilidad, que cuidéis mejor de los niños que recibieron de Dios. No debéis presionarlos a obedecerlos sino que cuidarlos con amor y ensenarles la obediencia a Dios y a ellos también.

Dios conduce a todos desde el momento que son concebidos, pero los cuida sólo con amor.

Los niños están prisioneros de vicios, de máquinas electrónicas, no están aprendiendo a amar y no conocen a Dios, no saben muchas veces que El existe. Los padres necesitan ensenarles la realidad. Es necesario plantar en ellos el interés por Dios.

Pobres hijos, el mundo está caminando para su propia ruina.

Cuidéis de los pequeñitos, Dios cobrara esto de todos vosotros.

Yo cubro a todos los niños con Mi Manto de Amor y los protejo, cubriéndolos con Mi Manto de Amor los protejo para que no sufran tanto como ya están sufriendo.

Mis hijos, también hoy os alerto sobre el peligro de las guerras, de las enfermedades, del hambre, de la sed y de tantas catástrofes, porque os quedasteis muchos años de vuestra existencia sordos al Llamado de Dios.

Son pocos los que comprendieron que el fin estaba próximo.

Ahora vos seréis engañados, necesitáis pedir a Dios más Luz.

Yo os dije muchas veces que ahora era tarde para el mundo. Sólo Dios puede ayudaros. Vos necesitáis de Luz para no quedaros en la oscuridad.

Es esto lo que vengo a revelaros para vuestra conversión.

Rezad, rezad, rezad por los dos Santos Padres los Papas, Benedicto XVI y Francisco, por todo el Clero, por los religiosos y religiosas, por toda la humanidad.

Rezad por los ateos y paganos, haced más oraciones por la conversión de ellos. Quien no se convierta por amor, se convertirá por el dolor y quien no se convierta de manera ninguna, va para el Infierno.

Rezad por la Santa Iglesia fundada por Jesucristo, vamos a pedir a El que Su Reino venga bien de prisa para traer la verdadera Paz universal. Que todos los cristianos se unan en un momento de más fe, de más esperanza y más caridad.

Ayudéis a los Santos Padres los Papas a buscar con oración a todas las ovejas que Dios quiere en Su Reino. Esta ayuda a los Santos Padres los Papas necesita ser constante. Quien no decida por Jesucristo, está en peligro del Infierno. Despertéis y rezad, rezad, rezad.

Yo os amo mucho y os cubro con Mi Manto de Amor.

Brasileños, estéis atentos, está llegando un peligro muy grande para vuestro país. En este tiempo de decisión para un nuevo gobierno, el enemigo está preparando para grandes tempestades. La epidemia está tocando en la puerta del país. El hambre y la sed ya está sucediendo, sólo Dios puede  ayudaros.

No os quedéis demorando en buscar ayuda en Dios, venid de prisa.

Todas las naciones, preparaos, el sufrimiento de las guerras día a día aumenta más. Dios quiere vuestra unión aún más todavía.

Sólo encontrareis consuelo con oración, confesión y la Comunión.

Ahora os bendigo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo, la Madre de Jesucristo, el Salvador del mundo,

María, la Inmaculada Concepción.

 

Debéis meditar sobre el Santo Evangelio de hoy: Juan, 2: 1 – 11

                                               1ª lectura: Ester, 5: 1 – 2, 7: 2 – 3

                                               2ª lectura: Apocalipsis, 12: 1 – 5,13: 15 – 16.

 

 

 

Mensaje de Nuestra Señora, María Llena de Gracia

Advenimiento del Nuevo Mundo, Palabras de Nuestra Señora

EL TIEMPO DE LAS GRANDES TRIBULACIONES

 

4 de octubre de 2014

 

Queridos hijos, con mucho amor y cariño vengo a bendeciros en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo.

 

Unidos a la Santísima Trinidad, vamos juntos a buscar la verdadera Paz para el mundo.

Mis hijos, cómo es grande Mi alegría en poder encontraros aquí hoy para juntos rezar delante de Dios Padre, de Dios Hijo y de Dios Espíritu Santo. Hay un solo Dios en las Tres Personas de la Santísima Trinidad y es a El a quien recurrimos en este momento para pedir la Paz mundial y el socorro para las almas que están en el Purgatorio.

Siendo hoy un día dedicado a Mí, Yo Me postro delante de  Dios pidiendo la liberación de ellas, lo mismo debéis hacer para que las almas puedan entrar en el Cielo donde no sentirán más dolor ninguno.

En el Purgatorio ellas gimen constantemente de dolor de las penas que no repararon en la tierra. Pobres almitas, cuánto Me gustaría poder ayudarlas para liberarlas del sufrimiento.

Pero solamente Dios puede darles a ellas el alivio, quitarles el peso que no deja que ellas sientan todavía la Felicidad.

A vos Mis hijos os aconsejo, rezad por ellas, porque ellas no pueden rezar por ellas mismas, pero ellas rezan por vos y vos debéis rezar por ellas, es acto de amor, es acto de caridad.

Cómo es bueno saber que vos sois perseverantes en este compromiso de reuniros para rezar por ellas. Muchos beneficios vos recibiréis, veréis cuando el mundo esté cayendo, vos recordareis que fuisteis avisados pero también fuisteis instruidos para dedicar tiempo vuestro en socorro de las almas que padecen en el Purgatorio. Vos sois felices porque disteis atención al Llamado de Dios y luego procurasteis ayudar en la liberación de las almas del Purgatorio. Ellas vendrán a vuestro socorro cuando ya estuvieren en el Cielo. Ellas no pecan más y son verdaderamente gratas a vos que os acordasteis de ellas.

Vuestros corazones quedarán sensibilizados por el sufrimiento de ellas y ellas no olvidaran de venir a vuestro socorro.

Mis hijos, Estoy muy agradecida de vos que hacéis parte de Mi ejército, busquéis ejemplos en el gran Santo de hoy, San Francisco de Asís, él supo valorar la vida recibida de Dios, ayudó a muchos hermanos a llegar al Cielo.

Este es el momento que vos debéis aprender con los Santos para merecer los beneficios que quien hace el bien recibe.

Mis hijos, la Santa Palabra de Dios os lleva hoy a meditar sobre el Poder infinito de Dios, este Poder que socorre, que enseña, que salva, que resucita a quien muere y da Vida Eterna. Este Poder que alimenta, que cura, que hace que las piedras hablen, hace al agua brotar en el suelo para saciar la sed de Sus hijos. Este Poder que derrumba las murallas de hierro que mantienen los cautivos escondidos y trae la Luz para que ellos puedan ser libres. Este Poder que cura a los enfermos, que libera a los oprimidos. Este Poder que une a los países acabando con las guerras y dando al mundo una vida nueva.

Es que viene llegando la hora, pero antes veréis todo ser destruido y lanzado al suelo, para nacer verdaderamente del Amor que el Padre, el Hijo y el Divino Espíritu Santo.

Viene llegando, viene llegando, viene llegando, nadie puede parar el tiempo, sólo Dios y El va a detener todo para que nazca en todos los corazones el Nuevo Mundo.

Es esto lo que vengo a revelaros hoy para vuestra conversión.

Rezad, rezad, rezad por los dos Santos Padres los Papas, Benedicto XVI y Francisco, por todo el Clero, por los religiosos y religiosas, por toda la humanidad.

Rezad por los ateos y paganos, debéis siempre recordar que sois la familia que Dios quiere junto de El, debéis ofrecer ayuda a vuestros hermanos, para que ellos también puedan llegar al Cielo.

Rezad por la Santa Iglesia fundada por Jesucristo, viene llegando la hora en que herirán al Pastor y las ovejas quedarán sin rumbo, pero vuestra esperanza no puede morir, busquéis fuerza en Dios para permanecer firmes en vuestra decisión por la Salvación.

Dios hará brotar leche y miel de las piedras que son los corazones duros.

Reforzad vuestras oraciones, vos no quedareis desamparados, los Angeles del Cielo traerán el auxilio hasta que el Cielo se abra de allá sea derramado sobre vos el Espíritu Santo muy pronto.

Ayudéis a los Santos Padres los Papas en esta hora en que está para estallar en la tierra la mayor de todas las guerras.

Existe el impostor dentro del Vaticano y nadie sabe todavía quién es, no es hora todavía de él actuar como Judas actuó.

Dios es Luz y sabe quién va a traicionar a Su Iglesia, esto no es para el juicio humano, sino para el juicio de Dios.

Yo os amo mucho y os cubro con Mi Manto de Amor.

Brasil, bajéis la cabeza, no juzguéis a nadie, Dios sabe lo que hace. Apenas rezad para que haya paz. Si queréis lo mejor, rezad, lo mejor es Dios y El un día vendrá a gobernar a Su pueblo y no habrá más ninguna competencia en la tierra, porque pasará el Cielo y la tierra pero la Palabra de Dios no pasará, El es Eterno y Eterna es Su Misericordia.

Mientras el Reino Nuevo no comience, todo continuará igual, pronto vendrá Aquel que gobierna con justicia y Su Reino no tendrá fin.

Todas las naciones, haced lo mismo, todos rezando, no os preocupéis con los gobernantes, guardéis vuestras preocupaciones para sobrevivir a los terremotos, maremotos, volcanes en actividad, cuerpos celestes chocando con la tierra, enfermedades, hambre y sed. Unidos en oraciones por el mundo entero. Sólo Dios os puede ayudar.

Ahora os bendigo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo, la Madre de Jesucristo, el Salvador del mundo,

María, la Inmaculada Concepción.

 

Agradezco vuestra presencia y os espero en el otro encuentro. Llevéis dentro de vuestros corazones la Paz de Nuestro Señor Jesucristo y espárzanla por donde paséis.

Yo os doy Mi Amor de Madre, Amor que recibí del Padre amaros todos los días de vuestras vidas en la tierra y en el Cielo.

 

Debéis meditar el Santo Evangelio de hoy: Lucas, 10: 17 – 24.

1 comentario:

Doroteo Herrera dijo...

Alguien me puede decir la fuente de este mensaje o si es veridico. Gracias , mi correo es planodecasa@hotmail.com