Nota Importante

Este es un blog estrictamente Católico. La información que aquí se publica es con fines de propagar el mensaje de Dios a través de sus siervos. Hay alguna información que no tiene que ver con los mensajes y aquí se publica para el conocimiento de todo el que visite esta fuente de información.

Amamos a Nuestro Dios Padre Todopoderoso y Eterno, a Jesucristo su Único Hijo Nacido del Padre, al Espíritu Santo dador de Todos los Dones, a la Santísima Virgen Maria, Madre de Dios y Madre Nuestra y a todos los Ángeles y Santos que habitan en el Cielo.

Es por ellos que este blog fue creado con la ayuda del Señor Jesús, Nuestra Bendita Madre Maria y la autoría del Espíritu Santo.

¡Bendecidos sean todos los habitantes en el Cielo y la Tierra!

Adoremos el Sagrado Corazón de Dios el Padre

Adoremos el Sagrado Corazón de Dios el Padre
Consagración a Nuestro Padre Celestial

Hermanos Lectores

Los mensajes traducidos son publicados en orden cronológico. Hay ciertos mensajes que son enviados con fechas anteriores y aunque no siguen la cronología son publicados debido a su urgencia. Pido disculpas si esto causara algún malestar. No tengo control del orden en que los mensajes son enviados al email para su traducción, de todas formas lo importante es su publicación para el conocimiento de todos.

sábado, 28 de marzo de 2015

Mensajes Darly Chagas - Mes de diciembre 2014






Mensaje de Nuestra Señora, María Llena de Gracia
Advenimiento del Nuevo Mundo, Palabras de Nuestra Señora
EL TIEMPO DE LAS GRANDES TRIBULACIONES

28 de diciembre de 2014 - Fiesta de la Sagrada Familia

Queridos hijos, con mucho amor y cariño vengo a bendeciros en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo.

Unidos a la Santísima Trinidad, vamos juntos a buscar la verdadera Paz para el mundo.
Mis hijos, Mis pequeñitos hijos, hoy en este día tan lindo dedicado al Niñito Jesús, a Mí y a San José, dejamos aquí nuestro agradecimiento.
Veáis Mis hijos, cómo es maravilloso saber que todavía tenemos muchos hijos en esta familia que sois vos todos los hijos que Dios creó y llamó para vivir con El para siempre.
Un día esta fiesta será en el Cielo, porque Dios triunfa sobre el mal y todo pecado será quemado y olvidado para siempre.
Nosotros habremos de estar todos juntos delante de Dios frente a frente y vivir en alegría de esta gran victoria. Amén.
Mis hijitos, una vez más Dios os alerta mientras todavía sois pecadores, un gran peligro para vuestras almas es el pecado.
Vos estáis reviviendo el tiempo del Nacimiento de Jesucristo, cuando El vino al mundo por primera vez. Y ahora estasis preparándoos para el regreso de El y vuestros corazones todavía están llenos de cosas que vienen del mal, porque no estáis valorando los Sacramentos, no estáis obedeciendo los Mandamientos de Dios.
Vos debéis acoger los Avisos que Dios mismo esta enviándoos en este tiempo, para que os apresuréis en vuestra conversión. El es Dios, es vuestro Salvador.
Dios os alerta en todos los tiempos, desde el amanecer al anochecer, vos debéis convertiros cada día más, aumentéis vuestra fe para no perder vuestra Salvación.
Pocos hijos están llevando en serio, porque el mundo se está secando, esta sin fe, sin amor, siempre en guerras, mientras más oportunidades de Paz reciben, mas las desprecian. Pobres hijos, no está habiendo interés por lo que recibe de Dios, el desprecia es demasiado grande.
Pero existe un medio de mejora todavía, es la conversión, mientras el hombre crece en la fe, en la conversión y en la unión en oración. Cuando los hijos se unen en oración hay más conversión. Por esto, para que esto suceda de prisa, los que rezan necesitan ser perseverantes en la oración y no dejar que el desanimo domine sus vidas y que vuestros corazones sean templos de Dios.
El poder de la oración es muy grande, es eficaz. Dios os atiende a cada esfuerzo vuestro, El quiere siempre daros todo bien.
Quien no necesita de nada, así ellos dicen, son los que más necesitan porque tienen muchas cosas materiales y se encantan por ellas al punto de olvidar que Dios existe.
Existen también los orgullosos que no piden ayuda a Dios, pero Dios quiere que todos pidan, así viviréis mejor.
Muchos hijos piensan que pueden resolver sus problemas solos, nadie puede vivir sin la ayuda de Dios. El quiere que todos reconozcan que necesitan de El. El os da la Paz. Seáis fieles a El.
Cuántos hijos hoy en el mundo están despreciando las alertas de Dios, pero dentro de poco tiempo será un tumulto para los que desprecian.
Vos veréis la aflicción de ellos procurando saber cómo conseguir un mensaje. Estarán asustados y reconociendo que fueron indiferentes y ahora no saben qué hacer. Para muchos será tarde. Habrá gritos y rechinar de dientes.
En todos los tiempos fue así las vísperas de grandes tragedias. Un día que nadie conoce es el día de la muerte y todos piensan que está muy lejos y a veces sucede luego, luego. Nadie se prepara para la muerte, nunca se preocupa con el alma, está llegando la hora en que cosas terribles sucederán llevando multitudes de una sola vez y el hombre no piensa que necesita limpiar el corazón, para llegar delante de Dios con el alma limpia. Viene llegando la hora en que las rodillas se doblaran de una sola vez para pedir el perdón a Dios.
Mis hijos, la Santa Palabra de Dios os llevan hoy a meditar sobre la Sagrada Familia, para muchos hijos, ni Yo ni San José representamos nada, pero para Dios representamos mucho.
El Me escogió a Mí para ser la Madre de Jesús y a San José para ser el padre adoptivo de Jesús. Los hijos pecadores de otras religiones se revolucionaron contra el escogido que Dios hizo. Esto atrae castigos.
Dios en este día da al mundo Su alerta, para que todos se arrepientan y reparen sus errores.
Mis hijos, no debéis provocar la Ira de Dios, vos tendréis que pasar vuestra purificación para limpiar todo lo que hicisteis contra Dios. Vos debéis prepararos para el día del Juicio. Debéis revisar todos sobre vuestras familias y valorarlas más, es tiempo de enderezar todo lo que está errado.
Debéis vivir como si fuese el último día de vuestras vidas, corazón puro, vida correcta, pedir a Dios el perdón de los pecados, repararlos, la hora viene llegando para cada uno de vos.
Recordéis que vuestras familias están en la decadencia, sin unión, sin amor, sin compromiso con Dios y con vosotros mismos. Es necesario transformarse en Familia Santa, porque Dios os quiere así. Dios no está siendo honrado por vos, la mayor parte no considera la Existencia de El, porque donde los hijos no se respetan unos a otros, es porque ellos no tienen amor a Dios.
Vamos Mis hijos, vamos a reconstruir vuestras familias, vamos a unir los fragmentos rotos y pegarlos para formar la familia que Dios quiere.
Ya en este final de tiempos, en breve habrá revelaciones de los Secretos guardados, vos tendréis que corregir en tiempo corto.
En el año que inicia veréis cosas muy tristes, después hasta el año 2017 muchos sufrimientos impactaran la tierra entera. Si vos no lleváis en serio los Avisos del Cielo, no enderezareis nada.
Cuanto más tiempo pase, más cerca queda y la mayor parte no toma conocimiento de lo que tiene que hacer.
Es necesario echar fuera el orgullos y regresar a Dios.
Es esto lo que vengo a revelaros hoy para vuestra conversión.
Rezad, rezad, rezad por los dos Santos Padres los Papas, Benedicto XVI y Francisco, por todo el Clero, por los religiosos y religiosas, por toda la humanidad.
Rezad por los ateos y paganos, pobres hijos, que mucho Me gustaría ayudarlos más, pero no puedo tener fe para nadie, cada uno tiene que tener su fe, sin fe no sucede la conversión. Nuestras oraciones son para despertarlos. Quien reza por ellos esta ayudándolos a despertar para la realidad.
Rezad por la Santa Iglesia fundada por Jesucristo, vamos llegando al final de un año más y las iglesias están vacías, porque los hijos están dispersándose para falsas religiones. Pero, debéis continuar vuestro esfuerzo haciendo todo lo que pudiereis con oraciones, para que más hijos retornen a la Santa Iglesia. Ayudéis a los Santos Padres los Papas en esta hora, gran sufrimiento para ellos es ver a las familias tan divididas y no interesándose en vivir en la unión. Por esto os invito a rezar con más coraje para que crezca la esperanza en cada familia y regrese a ser la familia que Dios tanto quiere de todos vos.
Yo os amo mucho y os cubro con Mi Manto de Amor.
Brasileños, estéis atentos, el tiempo de las tempestades causara un sufrimiento mucho grande para muchos. El calor también será fuerte, muy fuerte.
Todas las naciones deben rezar más para mejorar las familias y que haya una unión verdadera ahora que vos entrareis en gran sufrimiento.
Viene llegando una gran guerra mundial, solo Dios puede ayudaros. Recorred con El con fe y mucha confianza.
Ahora os bendigo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo, la Madre de Jesucristo, el Salvador del mundo,
María, la Inmaculada Concepción.
         
Debéis meditar sobre el Santo Evangelio de hoy: Lucas 2: 22 - 24.


Mensaje de Nuestra Señora, María Llena de Gracia
Advenimiento del Nuevo Mundo, Palabras de Nuestra Señora
EL TIEMPO DE LAS GRANDES TRIBULACIONES

24 de diciembre de 2014 
Queridos hijos, con mucho amor y cariño vengo a bendeciros en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo.

Unidos a la Santísima Trinidad, vamos juntos a buscar la verdadera Paz para el mundo.
Mis hijos, Mis pequeñitos hijos, en esta tarde tan linda en que estáis conmemorando el día del aniversario del Nacimiento de Jesucristo, Hijo Unigénito de Dios, Verdadero Dios, Verdadero Hombre, Yo vengo hasta vos para desearos la Paz, la unión y la alegría mayor que será cuando vos estuviereis frente a frente con El para recibir la Salvación.
El mundo está en gran peligro Mis hijos y es necesario siempre vos recordar que El siempre quiso protegeros de los peligros que vos estáis siempre sujetos a pasar por ellos.
Hacen más de dos mil años, El envió a Su Divino Hijo al mundo para enseñaros a amar vuestras vidas y liberaros del pecado, pero cada día los hijos están más apegados a la desobediencia.
Pobres hijos, el castigo para el pecado está llegando, ya está bien cerca. Dios envió a su Hijo para socorrer a los hijos pecadores. El vino a enseñar al mundo lo que es necesario hacer para acabar con todo tipo de guerras, pero el mundo no Lo reconoció, la mayor parte de la humanidad no obedece las Leyes de Dios y por esto el pecado esta cada día destruyéndoos.
Vos no estáis cuidando de vuestras almas, es por esto que el mundo está en gran peligro. Las guerras ya están fermentadas, vos no conseguiréis la paz, porque la tierra ya está toda minada por bombas escondidas, ya está a punto de suceder en el mundo lo que está escrito en la Sagrada Escritura (Segunda Carta de San Pedro, 3: 1 – 17.)
No os quedéis indiferentes y esperando a ver suceder primero, para después creer. Preparad vuestras almas para que encontréis la verdadera Paz porque infelices serán los que merecen la infelicidad eterna.
Mis hijitos, meditéis sobre vuestra deuda con Dios, esta sólo podrá ser aliviada si vos hiciereis vuestro pedido de perdón a El.
Todos pecan y todos necesitan del perdón de Dios antes de la muerte.
Vos sabéis que la guerra causa la muerte en masa, no debéis Irritarlo más. Vos no tenéis el temor a Dios, vos estáis siempre Irritándolo y no conocéis lo que podrá venir sobre vos.
Mis hijos, despertéis, no provoquéis la Ira de Dios, vos debéis siempre recordar de que El es el Todopoderoso, antes de levantar una palabra en contra de El, debéis recordar que El conoce vuestros pensamientos, El puede en un parpadear de ojos eliminaros de la faz de la tierra. Pero Dios quiere renovar cada hijo y dar a todos una vida mejor. Entonces, en esta Navidad debéis pedir a El que venga a vuestros corazones librándoos de la peor peste que existe en el mundo, que es el pecado. Ninguna enfermedad es peor que el pecado.
El mal del mundo es el pecado, la maldad esta dispersada en la tierra entera y causando la ruina de muchos hijos porque ellos no decidieron por la obediencia a Dios, ahora es tarde para el mundo.
Durante el año entero la humanidad fue sustentada por la Misericordia de Dios que envió tantos mensajes para las naciones, pero pocos hijos las acogieron. Y estos mismos muchas veces vacilaban, vacilaban, vacilaban. En un momento se esforzaban y en otro desistían. El a apego a lo material retira el interés de los hijos, que vacilan.
Mis hijos, el tiempo esta corto y vuestro interés también esta, pero estéis atentos ahora más que nunca antes, porque viene ahí un terrible acontecimiento para el mundo y vos no estáis listos.
Muchos hijos dicen: “Si sucede alguna cosa, nosotros tenemos que esperar a ver si es verdad lo que se está diciendo, para después hacer alguna cosa.”
No es así Mis hijos, es necesario prepararse desde ya, rezando.
Yo os digo, todo lo que ya fue enviado del Cielo, fue para enseñaros a cuidar mejor de vuestras almas.
Todo Dios os enseña, pero ahora veréis con los propios ojos y podréis perder vuestras almas, si no escucháis lo que El os habla.
Tempestades terribles están llegando, serán muy fuertes, veréis muchos hijos perdiendo todo lo que tienen.
  

Veréis el gobierno haciéndose el cuidadoso, con su pueblo, pero no está cumpliendo con sus deberes como debería, el gobierno de un país no es sólo un presidente, pero todos los que trabajan para que el país sea mejor. Todo el país vivirá horas difíciles y quien no extiende la mano al otro, no conseguirá buenos resultados cuando le llegue su turno. Dios quiere que haya unión y participación.
Entonces, vamos a pedir en este día más fe, más coraje, más fuerza. No os quedéis dormidos, tempestades torrenciales caerán durante las noches también.
Dios quiere que haya unión y participación cada vez más.
Muchos hijos tendrán que refugiarse en los refugios construidos.
Mis hijos, la Santa Palabra de Dios os lleva hoy a meditar sobre las promesas que El hizo al mundo de enviar la Salvación.
Antes del Nacimiento de Jesucristo, el Salvador del mundo, Dios Padre envió a los Profetas, envió a Juan Bautista, el gran Precursor que fue víctima de los perseguidores. El predicó en el desierto que es la indiferencia humana. Sus perseguidores, Herodes y sus seguidores, tenían miedo de la verdad y por esto Herodes atendiendo el pedido de su mujer, mandó a cortarle la cabeza, Herodías usó a la hija Salomé para pedir a Herodes la cabeza de Juan Bautista. Y el encantado con la belleza de Salomé, hizo la voluntad de su mujer.
El mundo estaba en gran desprecio por Dios por esto no fue capaz de reconocer al Mesías, Salvador del mundo.
Ahora es la hora final para la humanidad prepararse para Recibirlo nuevamente en el mundo, esforzaros para todos Recibirlo bien. Y en esta preparación agradeced a Dios por la misericordia que El está dándoos y preparándoos cada día más para el gran día, reviviendo esta Navidad con mas amor.
Jesucristo se manifestará en esta Navidad dándoos las Gracias especiales para vuestra conversión cada día que viene llegando. Cubiertos con Mi Manto, estáis recibiendo estas Gracias que son para todos, aun para los que no creen todavía en nada, pero que pronto creerán.
Aviso a todos, veréis de aquí en adelante un gran cambio en el tiempo, quedará diferente, el solo quedará más fuerte porque Dios esta soplando sobre la naturaleza para hacer la transformación del mundo. Rezad con fe, esperanza y buena voluntad. Seáis fieles a Dios.
Es esto lo que vengo a revelaros hoy para vuestra conversión.
Hoy, en este día más bello que es el día de conmemorar la llegada del aniversario del Nacimiento de Jesucristo, el Salvador del mundo, Yo deseo que vuestros corazones estén llenos de gratitud a El por vuestra liberación.
Rezad, rezad, rezad por los dos Santos Padres los Papas Benedicto XVI y Francisco, por todo el Clero, por los religiosos y religiosas, por toda la humanidad.
Rezad por los ateos y paganos, seáis perseverantes en vuestra misión de rezar por los que necesitan convertirse para no perder la Salvación.
Rezad por la Santa Iglesia fundada por Jesucristo, unidos venceréis todas las tribulaciones, ellas pierden la fuerza cuando estáis unidos en oración.
Aunque este mensaje demore en llegar a vuestras manos, sabéis que la Gracia de Dios llegó en el día de la Navidad para cada uno de vos.
De aquí en adelante vos veréis grandes cambios en el tiempo, el sol causará gran trastorno, el calor será muy fuerte, es necesaria la unión y oración y también atención, mas ahora que nunca antes. Llegó la hora de muchos peligros para el mundo, peligro para vuestras almas también.
Los peligros mayores serán las ofensas a Dios, por aquellos que entraran en desespero, también el peligro de desespero por lo que Dios esta alertando a la humanidad.
El hombre tiene coraje para acusar a Dios por haber perdido sus cosas materiales, pero no tienen coraje para agradecer la vida que recibió, agradecer principalmente el perdón de Dios.
Ayudéis a los Santos Padres los Papas a buscar a los que eran distantes, es hora de todas las ovejas retornar al Refugio Seguro, que es la Santa Iglesia.
Yo os amo mucho y os cubro con Mi Manto de Amor.
Brasil, atención, todos los países también.
Muchas tempestades están para suceder con gran intensidad. Rezad, rezad, rezad.
Deseo a todos una feliz Navidad, pido que aumentéis la fe, la esperanza y la caridad.
Deseo que la Paz reine en vuestros corazones, que el amor a Dios os llevéis a crecer unidos para siempre.
Mucha paz, alegría, salud, fuerza, coraje, nunca desistir de vuestra Salvación.
Ahora os bendigo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo, la Madre de Jesucristo, el Salvador del mundo,
María, la Inmaculada Concepción.

Debéis meditar sobre el Santo Evangelio de hoy: Lucas, 1: 67 – 69.



Mensaje de Nuestra Señora, María Llena de Gracia
Advenimiento del Nuevo Mundo, Palabras de Nuestra Señora
EL TIEMPO DE LAS GRANDES TRIBULACIONES

21 de diciembre de 2014 – 4to domingo de Adviento

Queridos hijos, con mucho amor y cariño vengo a bendeciros en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo.

Unidos a la Santísima Trinidad, vamos juntos a buscar la verdadera Paz para el mundo.
Mis hijos, en esta preparación para la Santa Navidad, estamos hoy en el 4to domingo de Adviento. Aquí estoy para traeros el Mensaje de Dios, el cual deseo que os lleve a crecer más en vuestra fe. Deseo que vuestros corazones se abran para acoger con amor a Mi Divino Hijo Jesucristo y que en esta Navidad derrame sobre todos vos pecadores del mundo, fuerza, más coraje para vencer las batallas de esta época. Espero que realmente estéis conmemorando la alegría del Nacimiento de Aquel que vino al mundo para salvaros.
Mis hijitos, ahora estamos llegando al fin de un año mas que fue muy difícil para quien decide por Dios. Tuvisteis pruebas difíciles, pero vencisteis, vamos ahora a preparar para el próximo año, y Yo os alerto será más difícil todavía, pero quien rezo el año entero, sabrá que hacer para vencer.
Este año terminara con muchos sufrimientos en el mundo. Vos tendréis que esforzaros todavía más, porque iréis a atravesar un tiempo de tempestades devastadoras y será de perdida material es necesario tener aceptación a lo que sucede día a día. Sabéis queridos hijos que Dios está renovando el mundo.
No os quedéis indiferentes a los que Dios os habla, muchos hijos piensa que es mejora suceder, para tener la certeza y así acabaran muriendo sin reparación de los pecados, solo después verán que fueron víctimas de su propia falta de fe. Los hijos quieren ver con los ojos de la carne lo que es posible ver solo con los ojos del espíritu. Dios esta alertándoos sobre la necesidad de que vos tenéis que cuidar de vuestra vida espiritual.
Mis hijos, la Santa Palabra de Dios os lleva hoy a meditar sobre las promesas que El os hizo a todos los hijos que El creo.
El enviara al Salvador para Salvar a todos los que se convierten.
Y El envió. En aquel día en que San Gabriel vino a Mi encuentro a revelar la Gracia del Padre, El Me escogió para ser la Madre del Salvador del mundo.
Y el Angel del Señor Me reveló la gran maravilla. El Me dijo: “¡Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo!" Yo quede pensativa, sobre lo que significaba aquel Saludo. Y así el Angel revelo todo el significado de aquellas palabras y Yo sería la Madre de Jesucristo el Hijo del Altísimo.
 Mis hijos, era la Voluntad de Dios realizándose en Mi y así también se realizo a los pies de la Cruz, cuando Jesucristo antes de morir Me hizo Madre de todos los pueblos.
Yo le di Mi 'Si' para Jesús y di para ser Madre de todos los pueblos.
Mi responsabilidad es mucho mayor de lo que podéis imaginar.
Mis hijos humanos pecadores, cada uno con su genio, cada uno con sus sufrimientos y los que tienen alegrías, estos descuidan mucho mas del alma que los que sufren.
Pobres hijos, no valoran el tiempo y así Soy la Madre que más tiene que cuidar de los hijos, porque son todos.
Mi Amor por todos es el mismo, pero no todos Me aceptan, existen hijos que sienten placer en Herirme con palabras, pero no lo consiguen porque Dios Me revistió de defensas, nada puede Destruirme, ni Anularme. Soy la Hija sin pecado, la Hija del Padre, Madre del Hijo, Esposa del Divino Espíritu Santo, Soy la vencedora tres veces Admirable. 
Mis hijos, Dios no erra, El preparo vuestra recuperación y por esto Me envía como vuestra Mediadora, llevo vuestros pedidos hasta Mi Divino Hijo Jesucristo y El intercede por vos delante del Padre, después Me entrega a Mi la Gracia para traerla a cada uno de vos.
Y hoy traigo al mundo los mensajes para que cada uno de vos escuche, medite y tome la decisión sobre vuestra Salvación.
Yo estoy aquí en varios momentos en el mundo para ayudaros porque lo que iréis a pasar ahora en el fin de los tiempo no será fácil, esta generación es la que dará el encerramiento del tiempo de desobediencia en el mundo, porque Dios está preparando vuestra victoria. Estéis atentos y reconciliaos unos con los otros, reconciliaos antes que lleguen las cosas más difíciles para el mundo. Dios os preparo este momento para que todos seáis felices eternamente.
Pero, existen hijos que necesitaran pasar por sufrimientos mayores para despertar y reconocer que necesitan de la ayuda de Dios.
Es hora de enderezar los pasos todos los pueblos, limpiar el corazón para vencer las pruebas de ahora, está acercándose la hora de entrar en la eternidad.
Las guerras ya están en el mundo, siendo la peor matanza de los inocentes dentro de los vientre de las madres. Vos debéis siempre recordar que tenéis un alma para entregarla a Dios.
Es esto lo que vengo a revelaros hoy, para vuestra conversión.
Rezad, rezad, rezad por los dos Santos Padres los Papas Benedicto XVI y Francisco, por todo el Clero, por los religiosos y religiosas, por toda la humanidad.
Rezad por los ateos y paganos, es necesario ser perseverantes en la oración para ayudarlos. Dios os recompensara todo lo que hiciereis por la Salvación de ellos.
Rezad por la Santa Iglesia fundada por Jesucristo, ámense es tiempo de amar, amar mas y mas, ayudéis a buscar a los que todavía no aman.
Quien no ama pierde el Cielo, no irá para el Paraíso.
Ayudéis a los Santos Padres los Papas a rescatar a los que están al filo del abismo profundo y si ellos no tuvieran ayuda, no conseguirán la Salvación.
Yo os amo mucho y os cubro con Mi Manto de Amor.
Brasileños, rezad, rezad, rezad, viene ahí vuestra hora.
Todas las naciones, estéis atentas a las Señales que Dios dará al mundo. Confiéis en El y venceréis todas las batallas.
Deseo a todos una Navidad de Paz, armonía y mucha fe en el corazón. Jesucristo quiere nacer dentro de vuestros corazones.
Ahora os bendigo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo, la Madre de Jesucristo, el Salvador del mundo,
María, la Inmaculada Concepción.

Debéis meditar sobre el Santo Evangelio de hoy: Lucas, 1: 26 - 38.


Mensaje de Nuestra Señora, María Llena de Gracia
Advenimiento del Nuevo Mundo, Palabras de Nuestra Señora
EL TIEMPO DE LAS GRANDES TRIBULACIONES

20 de diciembre de 2014

Queridos hijos, con mucho amor y cariño vengo a bendeciros en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo.

Unidos a la Santísima Trinidad, vamos juntos a buscar la verdadera Paz para el mundo.
Mis hijitos, hoy con mucha alegría llegue aquí para rezar juntos delante de Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo, están también presente los Santos y los Angeles. Y todos nosotros reunidos aquí para agradecer por la jornada de este año que está terminando.
Hoy es el último encuentro de este año, en este hogar donde fuimos recibidos con amor y aquí, sucederán muchas maravillas y muchas de ellas vos no la conocéis todavía, porque no llega la hora de recoger los frutos de vuestros esfuerzos. Por lo tanto, el mensaje de hoy es solamente para felicitar a todos vos que fuisteis cumplidores de vuestros deberes, comparecisteis, siempre dispuestos a rezar juntos por la Paz mundial, la paz en vuestros corazones. Yo os agradezco todo lo que hicisteis y todavía tenemos una semana más y un poco para estar aquí nuevamente, para comenzar un nuevo año con más fe, y más esperanza en la ayuda de Dios.
Mis hijos, la Santa Palabra de Dios os lleva a meditar sobre la época en que Jesucristo nació y en la época de hoy.
El mundo camina ahora para terribles momentos, porque será la transformación de toda la humanidad.
Jesucristo ahora no nacerá en un pesebre, El quiere ahora nacer dentro de vuestros corazones.
Es esto lo que vengo a revelaros hoy, para vuestra conversión.
Rezad, rezad, rezad por los dos Santos Padres los Papas Benedicto XVI y Francisco, por todo el Clero, por los religiosos y religiosas, por toda la humanidad.
Rezad por los ateos y paganos, viene llegando el momento de conocer el bien que hicisteis por ellos. La hora de la conversión en masa está bien próxima. Vos sentiréis la alegría de saber cómo fue preciosa la ayuda vuestra a todos por los que vais rezasteis por ellos.
Rezad por la Santa Iglesia fundada por Jesucristo, seáis perseverantes en vuestra lucha por la Salvación.
Ayudéis a los Santos Padres los Papas en esta hora, que esta próximo el regreso de todos los que se alejaron de la Santa Iglesia. Felices los que reconocieron que la Iglesia de Jesucristo es solamente una y ella tiene la presencia del Santo Padre el Papa. Nadie puede cambiar las determinaciones de Dios. La Iglesia que prevalecerá por toda la eternidad.
Yo os amo mucho y os cubro con Mi Manto de Amor.
Hoy dejo aquí un mensaje para la Navidad, que todos tengáis dentro del corazón una nueva morada para el Niñito Jesús entrar y sentirse alegre por vos.
Navidad de mucha Luz y Paz es lo que deseo para toda la humanidad.
Brasil, preparaos para las tempestades.
Todas las naciones, preparaos para las tempestades.
Agradezco vuestra presencia y os espero en el próximo año.
Bendigo la miel y los propóleos y deseo que vuestra fe aumente cada día más.
Ahora os bendigo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo, la Madre de Jesucristo, el Salvador del mundo,
María, la Inmaculada Concepción.

Debéis meditar sobre el Santo Evangelio de hoy: Lucas, 1: 26 - 38.



Mensaje de Nuestra Señora, María Llena de Gracia
Advenimiento del Nuevo Mundo, Palabras de Nuestra Señora
EL TIEMPO DE LAS GRANDES TRIBULACIONES

19 de diciembre de 2014

       En esta linda tarde el Señor viene a alimentaros con Su Santa Palabra, para que tengáis Vida Eternamente.
La Palabra de Dios realiza la transformación en el corazón de quien La escucha. Ella hace crecer la esperanza, la humildad, la verdadera fe en todo aquel que cree en El verdaderamente.
La Palabra de consuela a los que sufren, da fuerza a los débiles, cura la ceguera de los orgullosos y que cierran los ojos para no creer en El, pero que se arrepienten y Le piden el perdón.
La Palabra de Dios avisa al hombre que está en gran peligro y ensena que es necesario cuidar del alma antes de la muerte.
Mis hijos, es grande Mi alegría en poder estar con vosotros para ayudaros en vuestra batalla contra la esclavitud del pecado.
Dios Me envió en el medio de vos para ayudaros, a traeros las Gracias que el esta enviándoos para vuestra protección durante las grandes catástrofes que sucederán de aquí en adelante, muy pronto, escuchéis y poned en práctica día a día los Consejos que Dios está dándoos, es hora de pasar por gran cambio en vuestras vidas, es hora de convertiros más de prisa.
Convertíos, convertíos, convertíos, vos sois hijos de la Luz, Ella esta iluminándoos en este tiempo con más intensidad porque es el tiempo final para el hombre regresar a Dios.
Este es el tiempo en que sucederá en el mundo un gran cambio y este cambio no es hecho por los pecadores, es hecho exclusivamente por el Poder del Altísimo.
Las cosas de la tierra quedan en la tierra y las cosas del Cielo regresan al Cielo. La vida espiritual es eterna, sólo Dios toca en ellas.
Ninguna criatura tiene más poder que Dios.
El querer apenas que os convierta, para suceder en vos la gran maravilla que sólo podréis comprender después que el testimonio de vuestra fe sea dado por vosotros mismos.
Una persona dice que cree en dios sólo porque cree, esto no es Fe, la persona tiene que sentir en el corazón la necesidad de amor de El y saber decir: “Yo creo verdaderamente en Dios.” Este es un sentimiento que viene del corazón. Sólo Dios sabe si el sentimiento de la persona es verdadero.
Todos necesitan luchar contra la indiferencia y sentir la presencia de Dios en sus vidas. Es meditando sobre las Enseñanzas de Jesucristo que vos iréis a crecer espiritualmente.
Dos renueva vuestras vidas en un parpadear de ojos.
Queridos y amados hijos de Mi Inmaculado Corazón, os bendigo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo que os ilumina conduciéndoos para siempre con Su Luz.
Soy la Sierva del Señor, María, la Madre de Jesucristo, el Salvador del mundo, el Cordero de Dios que quita los pecados del mundo.
Soy la Inmaculada Concepción de María, Soy la Mensajera de Dios y en el mensaje de hoy El os agradece por el momento de oración y os alerta

 “Mis hijos, encerraré el tiempo de conversión a través del amor, de aquí en adelante será a través del dolor para mayor parte.
El hombre que escoge así no podrá lamentarse.
El mundo sentirá en la carne, por no querer Conocerme.
No Me quiso reconocer cuando Yo andaba a su lado día tras día. En la tierra Yo anduve de puerta en puerta pidiendo un pedazo de pan u otra comida y no fui reconocido por nadie.
El orgullo impedía al hombre Reconocerme en la persona que pedía.
Cuantas veces fui abofeteado en las calles de la cuidad, fui esposado, amenazado de muerte, Me agolpearon, Me patearon y Me empujaron.
Ahora os mostrare Mi Cara. Vos estáis siempre Considerándome como un Dios escondido, pero Yo siempre estoy en vuestro frente, porque Soy Vida, Estoy en cada uno de vos.
Vos Me decís así: “Aléjate de mí, porque tú eres un negro, estas sucio, eres un bandido, estas mal vestido, mal oliente, eres feo, eres asqueroso, eres pobre, y yo soy mejor que tu. Tú eres un mal elemento, no debéis incomodar a los otros. Vete para tu lugar.” Es así que vos Me tratáis.
Mi hijo, tú Me escupiste, Me agolpeaste, Me abofeteaste y Me esposaste y no Me reconociste. Pero, así mismo Yo tengo compasión de ti. Espero tu pedido de perdón, te quiere salvar. Soy tu Dios, Soy tu hermano, Soy tu Luz, Soy tu Salvación. Pero, tú no Me reconoces, no te preocupas con tu vida, tu alma, tú sólo te preocupas por tu carne y por esto estas siempre en la oscuridad.
Soy tu vida, muy pronto Me conocerás cara  a cara para tu juicio. Pero, recuerda que Yo te amo con amor eterno. No podéis esconderos de Mí en ningún momento.
Tú recordaras, reconocerás todas las horas en las que Yo estaba a tu lado, Yo te extendía la mano y tú ponías un centavo.
Yo Soy El que te creo, te consuelo cuando sufres, te alimento con Mi Carne, Mi Sangre, Soy el Verdadero Amor.
Nadie te ama como Yo te amo.
Nunca te maltrate, nunca te desprecie, no te dejo al abandono, te lleno de Luz, de Vida Eterna, ahora ven a Mi y conviértete, antes que sea tarde. Apresúrate en tu conversión.”
Querido hijos, unidos vamos a meditar las Palabras de Dios nuestro Padre Eterno, el Todopoderoso, que hoy una vez más os da a conocer sobre la peor ceguera humana, aquella de que cuando estáis frente a frente con El, no sabéis Conocerlo, porque vuestra arrogancia os vuelve ciegos, cuando vos os juzgáis superiores a cualquier persona. Dios quiere vuestra conversión, para curar vuestra ceguera, vos nos sois capaces de ver con sentimiento, muchas veces estuvisteis frente a frente con El y no Lo reconocisteis porque vuestro mundo interior desprecia las apariencias externas de cada hermano, no sois capaces de igualaros con nadie.
Es ahora la hora de vuestra corrección, preparaos.
Mis hijos, reviviendo el tiempo de la llegada de Jesucristo al mundo, cuando El nació en el medio de la humanidad, debéis enderezar vuestros corazones. El, la Luz del mundo, vino para Salvaros de la oscuridad del pecado. Debéis pedir día a día a El que os de la fe, mas esperanza y mas caridad.
Comencéis de nuevo vuestra vida, amando verdaderamente a El y agradeciendo todo lo que El os enseña, comencéis de nuevo construyendo una unión entre vos en la igualdad. Vos sois hermanos, deis vuestras manos, seáis verdadera familia, seáis fieles a Dios. No importa las apariencias, las religiones, las condiciones de vida de cada uno, lo que importa ahora es que iréis a pasar vuestro juicio y el Juez es Dios. El os dará la Sentencia, si iréis para el Cielo o para el Infierno.
Quien merezca el Cielo vivirá eternamente junto a Dios.
Quien merece el Infierno, nunca más tendrá la unión con Dios.
Mis hijos, la Santa Palabra de Dios os revela hoy como el Padre preparo la llegada de Jesucristo.
El envió al gran precursor que era Juan Bautista, hijo de Santa Isabel y de San Zacarías, para alertar al pueblo de aquel tiempo y caminar con El para con El para llamar al mundo la conversión.
Juan Batista os preparaba para recibir a Aquel que vino a Salvar la humanidad de todo el pecado que existe.
Ahora, para la Segunda Venida de Jesucristo, Dios también dio al mundo oportunidades de preparación, El dio al mundo, además de los Sacerdotes, dios llamo a muchos y muchos mensajeros en el mundo entero, al servicio de la preparación de toda la humanidad con tantos mensajes.
Yo os traigo directo del Cielo estos mensajes para vuestra conversión, ahora solo falta los hijos abrir los corazones y enderezar los pasos.
Es necesario echar para afuera del corazón el orgullo y cuidar del alma para el día del Juicio Individual, que está bien cerca.
Vos preguntáis a Dios: ¿Para donde voy Señor?
Todos los que se convierten tendrán la facilidad de escuchar a El responder: “Tu iras para el Cielo.”
Jesucristo ya dejo esta respuesta en el mundo, cuando invito al hombre a la conversión. Quien se convierte ira para el Cielo y quien no se convierte ira para el Infierno.
Es esto lo que vengo a revelaros hoy para vuestra conversión.
Ahora os pido la Santa Misa, la Santa Eucaristía con fidelidad a Dios.
Rezad, rezad, rezad por los dos Santos Padres los Papas Benedicto XVI y Francisco, por todo el Clero, por los religiosos y religiosas, por toda la humanidad.
Rezad, por los ateos y paganos, recordéis, ellos son vuestros hermanos, vos necesitáis ayudarlos para que ellos no pierdan la Salvación. Dios os recompensara en el Cielo si vos ayudáis a vuestros hermanos.
Rezad por la Santa Iglesia fundada por Jesucristo, seáis hermanos, seáis hijos verdaderos de Dios, no dejando al orgullo, la vanidad, el desprecio, la arrogancia, la indiferencia, la superioridad crecer dentro de vuestros corazones. Ayudéis a los Santos en esta batalla de diferencias entre vos y seáis todos semejantes a Mi Divino Hijo, el Hijo Unigénito de Dios, Verdadero Dios, Verdadero Hombre, que murió en la Cruz para Salvar a todos. Pero no todos quieren la Salvación y Dios no obliga al hombre a nada, si el hombre no se convierte ira para el Infierno.
Vamos, todos los que creen en Dios, a ayudar a los Santos Padres los Papas a recoger las ovejas que quisieran regresar para la Santa Iglesia. Vamos a rezar juntos para la Salvación de todos.
Yo os amo mucho y os cubro con Mi Manto de Amor.
Brasileños, preparaos, lluvias fuertes causaran muchas tragedias, como están siendo avisadas por Dios a todos los pueblos. Entonces, todos los que creen en El deben prepararse.
Todas las naciones deben prepararse, este es un tiempo de gran peligro para el mundo entero.
  Ahora os bendigo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo, la Madre de Jesucristo, el Salvador del mundo,

María, la Inmaculada Concepción.

Gracias por responder al Llamado de Dios.
Seáis humildes y reconoced que sólo Dios puede protegeros de vosotros mismos y de aquel que quiere vuestra ruina, el demonio, el quiere la destrucción total de vuestras vidas. El perdió el Cielo y quiere vengar en vos la propia ruina, el no tiene derecho a la Felicidad, el quiere arrastrar a todas las criaturas para el Infierno. Estéis atentos para no caer en las trampas que el os prepara.
Ahora os ofrezco Mi Inmaculado Corazón como Refugio a la hora del castigo que se aproxima para el pecado.
Un gran castigo se aproxima para el pecado, cuidéis de vuestras almas.
Con todo el cariño y amor de Madre os deseo la Paz y llevo hasta Dios vuestros pedidos.
La Paz de Nuestro Señor Jesucristo este con vosotros ahora y para siempre. Amén. La Paz.

Bendito sea Dios, bendito sea Su Santo Nombre.

Debéis meditar sobre el Santo Evangelio de hoy: Lucas, 1: 5 – 25.

Mensaje de Nuestra Señora, María Llena de Gracia
Advenimiento del Nuevo Mundo, Palabras de Nuestra Señora
EL TIEMPO DE LAS GRANDES TRIBULACIONES

14 de diciembre de 2014 – 3er Domingo de Adviento

Queridos hijos, con mucho amor y cariño vengo a bendeciros en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo.

Unidos a la Santísima Trinidad, vamos juntos a buscar la verdadera Paz para el mundo.
Mis hijos, en esta 3ra semana de preparación para la conmemoración de la Santa Navidad, yo os invito a rezar con el corazón.
Jesucristo vino al mundo para salvaros y vos necesitáis valorar más vuestra vida, necesitáis convertiros.
Para muchos hijos no ha sucedido nada todavía el Nacimiento del Mesías, ellos no consideran a Jesucristo como Dios y por eso Lo desprecia, no siguen las Enseñanzas que el dejó en el Santo Evangelio.
Son los incrédulos, ellos están en todos los países, no participan de las conmemoraciones de aniversario del Nacimiento de Mi Divino Hijo. No entran en iglesias católicas, porque no ven la Verdad.
Pero, vos que tenéis fe y creéis en Dios, Yo os alerto, sabéis que esta conmemoración del Nacimiento de Jesucristo es muy importante para toda la humanidad.
Vos debéis siempre recordaros que es necesaria vuestra unión en esta fecha, mas ahora cuando esta próxima la hora de realización de los acontecimientos terribles que ya fueron avisad. Todos vos debéis uniros pidiendo a Dios ayuda y Paz para el mundo.
Vos sabéis que en la desarmonía no conseguiréis sentiros bien guardados, quedaréis en desespero y procuraréis refugios, pero no los tendréis, porque despreciasteis los Avisos de Dios.
Pero, el tiempo de las discordias pasará un día y la Paz vendrá y reinara para siempre.
Mis hijos, el Divino Espíritu Santo descenderá sobre vos, para vuestra mejora, así concientizareis sobre este fin de los tiempos.
Vos sois la generación que quedará más asustada porque iréis a pasar el tiempo de las mayores catástrofes y ellas son consecuencias de la maldad que se multiplicó en el mundo. Preparaos porque en tiempo ninguno la humanidad completa quiso acoger las Enseñanzas de Mi Divino Hijo, ellas se dedicó más a la desobediencia y fue MAL EJEMPLO PARA LOS NINOS, OLVIDANDO QUE UN DIA ESOS NINOS SE TORNARIAN ADULTOS Y NO FUERON INSTRUIDOS EN EL BIEN COMUN PARA TODOS. CRECER Y MULTIPLICARSE, FUERON CONTAMINADOS POR LOS EJEMPLOS ERRADOS, por esto están en gran dificultad.
Lo que el mundo sufrirá ahora es la consecuencia de un pasado de maldades.
Pobres hijos, veréis ahora la tierra temblar en muchos lugares, inclusive donde los científicos daban pruebas falsas, diciendo que en aquellos países no sucederán temblores.
Recordéis, Dios está respondiendo a los insultos del mundo.
El hombre necesita obedecer a los Mandamientos y no desafiar el Poder de Dios.
Vos está preparándoos para las fiestas, pero vuestros corazones necesitan abrirse a lo que Yo estoy alertándoos por orden de Dios Padre. El mundo no está queriendo la ayuda de Dios, se juzga fuerte para enfrentar cualquier peligro solo. Estéis atentos a las reacciones de la naturaleza. Lo que mueve al mundo es Dios, no es ningún científico. 
Los científicos que trabajan en las causas de Dios, a estos Yo os felicito, pero a los que están en contra de Dios, Yo tengo pena de lo que está por venir sobre ellos.
Mis hijos, desde el inicio del mundo fue dada la primera señal de que la vida pertenece a Dios y El sabe cuidar de Su creación. Cada ser humano tendrá lo que merece.
Mis hijos, la Santa Palabra de Dios os revela hoy sobre aquel que vino en Nombre del Señor, para preparar al mundo para la Venida del Mesías Prometido, para salvarlo.
Dios envió a Juan Bautista: "El no era la Luz, pero vino para dar testimonio de la Luz." (Juan, 1: 8) Fue difícil para el llevar el Llamado de conversión al pueblo de aquella época, pero el cumplía su deber. Juan Bautista sabía que el pueblo no valorizaba los Avisos de Dios, pero era perseverante en su deber y Dios le dio a él premio en el Cielo.
Le cortaron la cabeza en la tierra para impedirle hablar de lo que el pueblo necesitaba escuchar.
Mis hijos, hoy estoy en el mundo también cumpliendo la Voluntad de Dios, llamando a todos los pecadores a la conversión, gran parte está en contra Mía también, pero Mi cabeza nadie la puede cortar. Quien se hace el sordo no está Perjudicándome y ni perjudicando a los que están a Mi servicio por Voluntad de Dios, ellos están perjudicándose a sí mismos. Luego verán lo que hicieron en contra de ellos mismos.
Felices serán todos los que Me escuchan y agradecen a Dios porque están siendo preparados para vencer las dificultades de este tiempo final para la conversión de todos los pecadores.
Aquel pueblo del tiempo cuando Jesucristo estaba en el mundo, tenía un largo tiempo para enderezar sus corazones.
Hoy es diferente, el tiempo ya se está agotando, aquella no era la última generación en la tierra, pero esta de ahora lo es, no habrá más otro tiempo, quien no se convierta no recibirá la Salvación.
Esta aproximándose la hora de transformación de la humanidad.
Muy pronto todo será diferente, preparaos.
Y hoy quiero dejar una ayuda mas para vos, debéis rezar de aquí en adelante una coronilla más especialmente en Navidad:


Coronilla al Divino Espíritu Santo

1 Credo, 1 Padre Nuestro, 1 Ave María, 1 Gloria al Padre.

"Luz Divina, desciende sobre nosotros e ilumínanos"
"Salvador del mundo, Sálvanos" (12 veces)
"Luz Divina, desciende sobre nosotros e ilumínanos"

"Salve Reina" (por último)


Es esto lo que vengo a revelaros hoy para vuestra conversión.
Rezad, rezad, rezad por los dos Santos Padres los Papas Benedicto XVI y Francisco, por todo el Clero, por los religiosos y religiosas, por toda la humanidad.
Rezad por los ateos y paganos, vamos a pedir a Dios que derrame sobre todos los hijos que todavía no se convierten, la Luz Divina para que encienda en ellos la llama de la fe y los traiga de vuelta a Dios.
Rezad por la Santa Iglesia fundada por Jesucristo, vamos a pedirle a El que ilumine los corazones de todos los que todavía no se convierten, para que comprendan la importancia de la conversión.
En este momento gran parte de la humanidad va a vivir su última Navidad en la tierra, elevéis a Dios vuestros corazones para que El os de fuerza para rezar por todos los que fueran llamados.
Todos los días muchos hijos parten a la eternidad, principalmente los niñitos. Dios ha de acoger a todos, recemos por ellos.
Y los que sobrevivirán por más tiempo, también vamos a rezar por todos.
Pidamos a Dios la Sabiduría y todos los Dones del Divino Espíritu Santo, para que cada día la humanidad se prepare para la nueva vida junto a Dios.
Que todos se vuelvan hijos verdaderos de la Luz Eterna.
Vamos a pedir al Divino Espíritu Santo que dé a todos los vivientes el entendimiento para comprender que la vida sólo existe en Dios.
Ayudéis a los Santos Padres los Papas a buscar las ovejas dispersas, con buena voluntad ofreced vuestras oraciones, sacrificios, penitencias y ayunos a Dios por intersección de la Santa Iglesia.
La Casa de Dios está a la espera de todos los que desean la Salvación.
Yo os amo mucho y os cubro con Mi Manto de Amor.
Brasileños, preparaos para la Santa Navidad del Señor, aumentando vuestra fe, vuestras oraciones, pidiendo ayuda a Dios para superar las pruebas que están llegando para vos. Sólo así quedareis tranquilos.
Todas las naciones, rezad, rezad, rezad para que la Paz del Jesucristo llene los corazones de todos los pueblos, de fe, esperanza y caridad.
Que Vuestra Luz Señor, venga a acabar con las tinieblas del pecado.
Ahora os bendigo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo, la Madre de Jesucristo, el Salvador del mundo,

María, la Inmaculada Concepción.

Debéis meditar sobre el Santo Evangelio de hoy: Juan, 1: 6 - 8, 19 - 28.


Mensaje de Nuestra Señora, María Llena de Gracia
Advenimiento del Nuevo Mundo, Palabras de Nuestra Señora
EL TIEMPO DE LAS GRANDES TRIBULACIONES

7 de diciembre de 2014 – 2do Domingo de Adviento

Queridos hijos, con mucho amor y cariño vengo a bendeciros en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo.

Unidos a la Santísima Trinidad, vamos juntos a buscar la verdadera Paz para el mundo.
Mis hijos, Mis pequeñitos hijos, deseo que vuestros corazones siempre estén abiertos a Dios, estéis atentos a los Avisos que El eta dándoos, para no perder la dirección al Cielo.
Vos estáis en preparación para la conmemoración de la Santa Navidad, Dios os lleva en espíritu a aquel momento en que se aproximaba la hora de la llegada de la Salvación para los pecadores.
Y en este momento que estáis pensando y reviviendo el sufrimiento de Mi y de Mi amadísimo esposo José, caminando procurando refugio para el Nacimiento de Jesucristo. Debéis agradecer a Dios por la Salvación que El os envió.
Jesucristo ya estaba en el tiempo de nacer y la persecución a El también ya estaba sucediendo. El rey Herodes ya había dado orden a sus soldados para descubrir donde El nacería, por esto fuimos a un lugar más apartado.
El rey Herodes ya estaba con miedo de perder su trono, pero Jesucristo no quería tronos, quería apenas nacer en el medio de los humildes y así iría a suceder dentro de un poco de tiempo más.
¡Mis hijos, cómo sería bellos si el mundo hubiese acogido a Jesucristo en aquel tiempo! Vos no hubierais tenido que pasar pruebas tan fuertes como tendréis, para convertiros. El mundo sería mejor, los hijos serian bondadosos, humildes y simples, pero no fue así que sucedió.

Mis hijos, la Santa Palabra de Dios os lleva hoy a meditar sobre el gran precursor de la primera Venida de Jesucristo al mundo. El preparaba el camino donde Jesucristo pasaría, entre ellos habían creyentes y no creyentes como hay ahora también para la Segunda Venida.
El mundo estaba en la oscuridad, Dios envió la Luz, pero el mundo todavía prefiere las tinieblas.
En aquel tiempo eran pocos los que creían en Dios, la persecución estaba fuerte, muchos hijos fueron martirizados porque creían en Dios.
Hoy el Cielo está enviando Avisos a través de mensajes para que cuando Jesucristo regrese, todos los pueblos puedan Recibirlo con amor.
Ahora el mundo está siendo preparado para vencer las pruebas que vendrán primero, muy pronto ellas estarán sucediendo.
Vos debéis valorar las Señales de Dios y agradecer a El por estar mostrándoos como convertiros.
Dios ya envió muchos mensajes y ahora serán las catástrofes, las pruebas más difíciles. Serán las señales de la naturaleza, serán muy fuertes. Quien no se prepare caerá en terribles trampas del enemigo, y por esto es que Dios Me envió para ayudaros.
Como sería bueno si todos se convirtiesen y superaran el miedo a las pruebas, y estuvieran listos para recibir muy pronto la Llegada de Jesucristo al mundo nuevamente.
Pero, el hombre no quiere pensar en el regreso del Rey, quiere solamente idolatrar el pecado y desistir de la conversión.
Unos pisan en los otros, matan sin parar, no respetan a nadie, porque así piensan que están ganando la libertad, pero en verdad están perdiendo.
Ahora vendrán grandes sufrimientos.
Como sería bueno si todos se convirtiesen para esperar el regreso de Jesucristo con alegría en el corazón.
Pero el mundo está en la decadencia, sólo preocupado por las cosas materiales. El mundo está sin calor humano, parece más ser una piedra, sólo se preocupa por las cosas materiales.
Los hombres insensatos pisan en los hermanos como si fuesen basura, piensan que sería mejor si ellos estuvieran muertos.
Todo esto por causa de esta competencia de ver quien es más rico, quien posee qué cosas materiales.
Mis hijos, vos estáis en el engaño, rico es quien ama, quien sirve a Dios siendo instrumento de El.
Tengáis cuidado, ahora es hora de las grandes profecías suceder, vos tendréis que aprender a vivir en la unión. Vos tendréis que dividir lo que tenéis unos con otros principalmente en los países que serán impactados por fuertes tempestades, porque los temporales destruyen todo y muchos hijos se quedan sin nada.
Convertíos, convertíos, vos tenéis este mes para mejorar, pero vuestra situación sólo la mejorareis con oración.
Es necesario participar de la Santa Misa, confesar para comulgar, vos debéis primeramente meditar sobre vuestras almas para entregarlas a Dios. Existe un gran peligro para quien no cuida del alma. Nadie puede saber cómo está el alma del hermano, solamente Dios y El esta diciéndoos que vuestras almas están corriendo gran peligro. Vos necesitáis creer que tenéis un alma dentro de vuestro cuerpo y ella no muere, solamente el cuerpo pasa por la muerte, pero un día este cuerpo resucitara cuando Jesucristo, en el día del Juicio Final, lo llamara de regreso a la vida para el Juicio.
Vuestra alma, vuestro espíritu, no queda vagando, o va al Purgatorio y para el Cielo directo, o lo peor, es quien merece el Infierno, es para allá que va, si no se convierte antes de la muerte del cuerpo.
El Purgatorio no es eterno, un día, cuando Jesucristo regrese, El será extinto. Es necesario hacer todo para ir directo para el Cielo desde ahora aquí en la tierra. Pero, esta difícil porque los hijos sólo quieren desobedecer los Mandamientos de Dios.
Dios os enseña que es posible merecer el Cielo, basta que el hombre sea fiel a Dios, obediente, que no peque más para no perder la Salvación.
Hoy en el mundo vos podéis recomenzar andando derecho, esto es, en la Luz de Dios. Nadie se convierte de un día para otros, es lenta y es también con la voluntad de vencer las tentaciones.
Mejorar es bueno para el alma, como la comida es buena para el cuerpo.
Es necesaria la pureza, la fe, la esperanza y la caridad.
Es necesario arrepentirse de los pecados y pedir el perdón a Dios, después esperar la hora de la misericordia que El de la Gracia a quien necesita. (3 de la tarde)
Dios no niega auxilio a nadie, es necesario tener fe y esperar la decisión de El. El peligro que el mundo más necesita combatir es la desobediencia a Dios.
Es necesario amaros unos a otros, como Dios quiere que vos os améis.
Quien tiene pureza en el corazón vencerá todas las dificultades. Muchos hijos desprecian los Consejos del Cielo, Dios esta aconsejándoos, porque El es el Todopoderoso, sabe la vida de cada ser que El creo y crea.
Muchos hijos prefieren seguir el mal y corren el peligro de perder la Salvación.
         
Es esto lo que vengo a revelaros hoy, para vuestra conversión.
Rezad, rezad, rezad por los dos Santos Padres los Papas Benedicto XVI y Francisco, por todo el Clero, por los religiosos y religiosas, por toda la humanidad.
Rezad por los ateos y paganos, apresuraos en ayudar en la batalla de la conversión de ellos. Dios quiere que todos ayuden a los hermanos que necesitan de más oración.
Es necesario que cada uno de vos tenga más coraje para ayudar en la recuperación de ellos. Ellos caerán en las armadillas del enemigo y ni las percibirían. Ahora sólo Dios puede sacarlos de esta dificultad. Dios quiere vuestra participación con oraciones para despertarlos. Que regresen a El bien de prisa.
Rezad por la Santa Iglesia fundada por Jesucristo, el tiempo esta cada día menor, valoréis la Gracia de Dios.
Vos ya estáis en el fin de la batalla, está faltando en el mundo la paciencia, la misericordia de unos con los otros, esperanza, el perdón de unos para los otros.
el mundo ahora necesita pedir mucho la Paz, cada día será peor, vos necesitáis de misericordia de Dios para vencer las pruebas finales. Busquéis la Santa Eucaristía, sólo Ella puede ayudaros.
Llegamos al tiempo final, Dios quiere llenaros de Sabiduría. También debéis ayudar a buscar a los hijos que están lejos de la Santa Iglesia. Existen obstáculos delante de vos, pero conseguiréis romperlos con la ayuda de Dios. Los Santos y Angeles los ayudaran.
Dentro de la Santa Iglesia muchos conflictos entre sacerdotes están atrayendo más de prisa una división. Es necesario que todos recen mucho para que estas cosas pierdan fuerza y den lugar a lo que puede mejorar el comportamiento de todos los sacerdotes, antes que las coses peores sucedan.
No os quedéis de brazos cruzados, es hora de mucha atención a lo que Dios esta hablándoos. Si deseáis ayuda debéis seguir las Señales que Dios esta dándoos. Estéis atentos para no perder ninguna de ellas.
Ayudéis a los Santos Padres los Papas a buscar a las ovejas dispersas.
Muchos no saben reconocer el camino de regreso. Solamente oraciones y Misa pueden ayudarlos.
Yo os amo mucho y os cubro con Mi Manto de Amor.
Brasileños, estéis atentos a los temporales mas fuertes ahora, vos no podéis imaginar lo que viene para el mundo, sólo Dios sabe, El esta alertándoos para confiar en El y rezar cada vez mas. Escuchareis muchos decir a vos: "Para de rezar, esto es fanatismo." No debéis dar atención a la burla, ellos no saben, pero vos estáis escuchando y sabéis que Dios esta enseñándoos a no desistir de la ayuda de El.
Es necesaria la atención para vuestras vidas. No dejéis al desespero debilitaros.
        
El país está muy poblado, pero Dios tiene el mayor Poder.
Rezad para que el desespero sea vencido por todos.
Todas las naciones, debéis aumentar las oraciones también, para superarse. El desespero para ellas también es peligroso. Acontecimientos grandes para el mundo entero están llegando. Dad los unos a otros.
Ahora os bendigo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo, la Madre de Jesucristo, el Salvador del mundo,

María, la Inmaculada Concepción.

Debéis meditar sobre el Santo Evangelio de hoy: Marcos, 1: 1 - 8.


Mensaje de Nuestra Señora, María Llena de Gracia
Advenimiento del Nuevo Mundo, Palabras de Nuestra Señora
EL TIEMPO DE LAS GRANDES TRIBULACIONES

6 de diciembre de 2014 – 1er Sábado

Queridos hijos, con mucho amor y cariño vengo a bendeciros en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo.

Unidos a la Santísima Trinidad, vamos juntos a buscar la verdadera Paz para el mundo.
Mis hijos, siento gran alegría en poder estar aquí con vosotros, para rezar delante del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo, pidiendo ayuda para las almas del Purgatorio. Vamos juntos con los Santos y Angeles a dedicar este momento por la liberación de ellas que son todavía dependientes de vuestra ayuda para vivir en Paz.
La Paz y la liberación, la humanidad es prisionera del pecado y gran parte pasa su vida en la tierra sin preocuparse en cómo serán los días en el Purgatorio. No andan en rectitud, no rezan, no confiesan, los días para ellos son solo para hacer lo que quieren, aun sabiendo que pueden estar errados.
Mis hijos, ¡Cómo sería bueno si todos cuidasen de su alma e hiciesen la Voluntad de Dios! No habría Purgatorio ni el Infierno. Habría Paz, habría el Cielo y el Paraíso.
Pero, el demonio engañó al hombre y continua engañando, aun con tantas señales que Dios dio al hombre el continua dudando del Poder de Dios y cayendo en las trampas que el demonio arma a los pies de todos los pecadores.
Mis hijos, es hora de despertar y levantarse de este otoño que tomasteis, es hora de elevar vuestros corazones a Dios pidiendo a El que derrame sobre vos Su Misericordia. 
Vos estáis ahora preparándoos para la Navidad, vos que tenéis fe, preparaos verdaderamente. Dediquéis más tiempo a la oración. Aun cuando el tiempo que tengáis para rezar sea una cuenta de un Ave María por día, pero que en esta hora podáis elevar vuestros corazones rezando por todo ser humano, aun cuando haya en el mundo personas que están en el camino de error, rezad pensando en la cura de ellas, vamos a llamar al mundo a la oración. Vamos a dedicar un tiempito a Dios y pedir la Paz para todos.
No os juzguéis a los que no están en buena situación delante de Dios, seáis fraternos, seáis misericordiosos, seáis bondadosos.
Todo ser humano necesita de ayuda, y vos debéis agradecer a Dios que toco en vuestros corazones, El hizo de vos velas encendidas en el mundo, para que vos participéis del Plan de Salvación.
Hoy vinieron pocos al encuentro, pero Yo comprendo, nadie es obligado a comparecer, pero felices serán todos los que vinieron. Vos no sabéis lo que Dios derrama sobre vos, pero muy pronto sabréis que vencisteis una gran batalla.
Gracias Mis hijos, porque os humillasteis y comparecisteis.
En estos días veréis terribles tempestades y durante ellas rezad, rezad, rezad, rezad y rezad porque no será fácil para quien o eleve el corazón a Dios.
Mis hijos, la Santa Palabra de Dios os lleva hoy a meditar sobre las grandes maravillas que haréis durante el tiempo de sufrimiento final del mundo, porque el Señor os preparo para socorrer a los que necesitan de socorro.
Vos luchareis en defensa de las almas que corren grave peligro.
Vos haréis grandes obras, porque Dios extiende sobre aquellos que creen en El providencias que darán alegrías a los tristes, cura a los enfermos, socorro a los necesitados. Dios os conducirá a lugares que solo quien tiene la Gracia que El derramo sobre los que merecen, podrán llegar.
Vos haréis grandes obras.
Es esto lo que vengo a revelaros hoy para vuestra conversión.
Rezad, rezad, rezad por los dos Santos Padres los Papas Benedicto XVI y Francisco, por todo el Clero, por los religiosos y religiosas, por toda la humanidad. Rezad por los ateos y paganos, cuanto más fuereis perseverantes en vuestro deber fraterno, mas disminuiréis vuestro pasaje por el Purgatorio. Haced vuestra parte y no estaréis corriendo peligro como están los ateos y paganos.
Rezad por la Santa Iglesia fundada por Jesucristo, veréis muchas cosas pasar por cambios dentro de la Santa Iglesia, pero no dejéis que ellas ejerzan influencias sobre vos. Porque Jesucristo dejo bien claro para todos los que creen en El, que quien persevere en la fe, producirá muchos frutos, no será como la higuera que no da frutos y merece ser cortada y lanzada al Infierno. Seáis arboles fruteros, personas que dan buen ejemplo, que vivan sembrando la justicia, la honestidad, la obediencia, el verdadero amor a Dios.
Yo os amo mucho y os cubro con Mi Manto de Amor.
Brasileños preparaos, tiempo de tempestades, muchos accidentes, enfermedades, hambre y sed en varias ciudades.
Cuidado con intoxicación por el aire envenenado por productos esparcidos sobre la vegetación. Rezad, rezad, rezad.
Todas las naciones deben dedicar más tiempo a la oración. El mundo está caminando por caminos de guerras y ya no demora mucho en suceder. Rezad, rezad por la Paz en los corazones.
Agradezco vuestra presencia y cuento con vuestra perseverancia en Mi ejército, juntos vamos a ganar la mayor batalla que sucederá en el mundo. Confiad en lo que Dios os promete.
En estos tres días, hoy, mañana y después, daré pequeños mensajes, estéis atentos. Yo os espero en el próximo encuentro.
                      Ahora os bendigo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo, la Madre de Jesucristo, el Salvador del mundo,

María, la Inmaculada Concepción.

Debéis meditar sobre el Santo Evangelio de hoy: Mt. 9: 35 – 10, 1: 6 – 8.