Nota Importante

Este es un blog estrictamente Católico. La información que aquí se publica es con fines de propagar el mensaje de Dios a través de sus siervos. Hay alguna información que no tiene que ver con los mensajes y aquí se publica para el conocimiento de todo el que visite esta fuente de información.

Amamos a Nuestro Dios Padre Todopoderoso y Eterno, a Jesucristo su Único Hijo Nacido del Padre, al Espíritu Santo dador de Todos los Dones, a la Santísima Virgen Maria, Madre de Dios y Madre Nuestra y a todos los Ángeles y Santos que habitan en el Cielo.

Es por ellos que este blog fue creado con la ayuda del Señor Jesús, Nuestra Bendita Madre Maria y la autoría del Espíritu Santo.

¡Bendecidos sean todos los habitantes en el Cielo y la Tierra!

Adoremos el Sagrado Corazón de Dios el Padre

Adoremos el Sagrado Corazón de Dios el Padre
Consagración a Nuestro Padre Celestial

Hermanos Lectores

Los mensajes traducidos son publicados en orden cronológico. Hay ciertos mensajes que son enviados con fechas anteriores y aunque no siguen la cronología son publicados debido a su urgencia. Pido disculpas si esto causara algún malestar. No tengo control del orden en que los mensajes son enviados al email para su traducción, de todas formas lo importante es su publicación para el conocimiento de todos.

sábado, 2 de agosto de 2014

Mensaje a Darly Chagas


Mensaje de Nuestra Señora – María Llena de Gracia

El Advenimiento del Nuevo Mundo – Palabras de Nuestra Señora

El Ultimo Tiempo de Preparación para la Purificación de la Humanidad

 

30 de marzo de 2014 – 4to domingo de la Santa Cuaresma

 

Queridos hijos, hoy, en el día del Señor, con mucho amor y cariño vengo a bendeciros en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo.

Unidos a la Santísima Trinidad, vamos juntos a buscar la verdadera Paz para el mundo.

Mis hijos, Mis pequeñitos hijos, valoréis este tiempo de la Santa Cuaresma, cuando vos estáis reviviendo los días en que Jesucristo estaba sufriendo persecución del demonio, en el desierto, donde El fue a rezar a pedir al Padre fuerza para pasar la hora de Su Pasión y Muerte. Allí El se quedó en ayuno y rezando porque ya sabía que la hora estaba bien cerca. El hizo todo sacrificio en la tierra por amor a vos pecadores y hoy es necesario que todos reconozcan con gratitud este pasaje de El, de sufrimientos para Salvaros. Son muchos los hijos que no sabe Agradecerle porque no creen en la existencia de Dios.

Mis hijos, todos los días sois invitados a prestar más atención a esta gran Señal que Dios está dándoos. No os quedéis con vuestros corazones duros, fríos como estáis, despertad, prestad atención, echad afuera de vuestros corazones el orgullo, prestéis atención. Del Cielo están cayendo lluvia e Gracias sobre el mundo, son los mensajes para despertaros, para prepararos para el tiempo de las pruebas difíciles que sólo el Cielo sabe que vos iréis a pasar de aquí en adelante. Dios quiere que todos busquen fuerza, coraje, aumentéis la fe, las esperanza y practiquen la caridad para no caer en el desespero, porque el desespero hace con que las personas desistan en confiar que Dios no abandona a nadie. El viene a vuestro socorro.

Dios siempre da instrucciones a los hijos, pero los hijos en todos los tiempos tienen los corazones llenos de dudas, se juzgan conocedores de todo, es por esto, porque no saben, corren gran peligro. Cuando perciben que no conocen medios de sobrevivir, deciden prestar más atención a Dios, sólo así consiguen mantener el equilibro de sus sentimientos. Pero, es mejor prepararse antes para no perder la fe y caminar firmes entendiendo las Señales que Dios os está dando. Hasta para enfrentar el peligro de la muerte debéis prepararos, sabiendo que la vida es eterna, quien cree en Dios no morirá para siempre, va a resucitar en el último día para recibir la Salvación también para el cuerpo, no sólo para el alma. Seréis renovamos por el Poder de Dios, vuestro cuerpo también será santificado para subir hacia Dios.

Este es el tiempo de prepararse para vuestra Pascua definitiva, prepararse para el día de vuestra Resurrección, por esto hace más de dos mil años vos, la humanidad, necesitáis revivir la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo, para mantener vuestra fe creciendo cada día mas, sabiendo que para vivir en el Cielo pasareis por todo lo que Jesucristo pasó en la tierra, sufrimiento, muerte y por fin la Resurrección. 

El siendo Dios, pero tenía dos naturalezas, la humana y la Divina, la humana pasó la transfiguración. Así vos también tendréis que pasar este cambio, Dios os transformará para entrar en Su Reino donde viviréis eternamente.

Entonces, en este vuestro pasaje en la tierra, estáis recibiendo las instrucciones del Cielo, las Enseñanzas que Jesucristo os dejó y hasta hoy está dándoos a través de los mensajes, que son para alertaros en cuento al tiempo.

Este es el tiempo más cercano a vuestra Salvación. Sin conversión no hay Salvación. Todo este tiempo Jesucristo está alertándoos para que todos vivan lo que El enseñó por medio del Santo Evangelio para crecer espiritualmente y no perder la Salvación.

El hombre sin fe no se convierte, no agradece a Dios la vida que tiene y que acaba perdiendo para siempre.

Jesucristo hizo todo por vos, se vació de Su Poder y vino a habitar en medio de la humanidad para ayudarla, vaciándose de Su Poder asumió la naturaleza humana, se volvió dependiente de la ayuda del Padre tanto que fue para el desierto a rezar y pedir ayuda de El para soportar los sufrimientos que tendría que pasar para salvar a Sus hermanos pecadores.

Dios Padre no Lo abandonó en hora ninguna y tampoco le quitó los sufrimientos, pero le daba a El fuerza y El vencía todo sin fracasar.

El mundo está en la oscuridad porque no se acuerda de la existencia de Dios.

El es la Luz que no se apaga, el es la Luz del mundo, de todo el universo. Esta Luz es eterna, Ella ilumina vuestra existencia, vuestra alma, vuestro espíritu, vuestro corazón. Ella conduce a los ciegos al encuentro del Padre. Esta Luz es sabiduría, conocimiento y sentimientos de verdad, y seguridad, confianza, esperanza, esta Luz es amor y todo lo bueno.

Dios es amor, El os da de este amor, es con él que tendréis la felicidad.

Mis hijos, la Santa Palabra de Dios os lleva hoy a meditar sobre la importancia de la fe, sin la fe el hombre está en la oscuridad. Vos oísteis hoy, a través del Santo Evangelio, sobre el gran milagro que Jesucristo hizo al cielo que con fe Lo procuró para pedir a El que le curase la ceguera, él era ciego de nacimiento.

Es muy importante la persona comprender que Dios cura cualquier enfermedad, cualquier tristeza, cualquier sufrimiento. Pero, el hombre necesita tener fe y comprender que Dios es el Creador y la criatura depende de El para todo. Si deseáis la cura de vuestras enfermedades, de vuestros problemas, debéis recurrir a Dios y esperar la hora de El.

No podéis marcar la hora para suceder los milagros que vos estáis  muchas veces pidiendo a Dios. Confiad y esperad la Voluntad de Dios.

Vos aprendisteis que Dios no juzga a nadie por la apariencia, El juzga vuestro corazón si fuisteis fieles a El, así El escoge a Sus instrumentos.

El ciego fue un instrumento de Dios, fue escogido por El para realizar el milagro, mostrar al mundo el Poder de Dios. El quiso hacer los milagros en cuanto estaba en el mundo para que sucediese la conversión de todos.

Cuando en aquel día los discípulos de Jesucristo preguntaron a él porque aquel hombre era ciego, si era porque el ciego había pecado o si los padres de él habían pecado, Jesucristo respondió que ni sus padres ni el ciego habían pecado, pero que eso serviría para que las Obras de Dios se manifestaran en él.

Entonces, todos los hijos necesitan volverse instrumentos para que se realicen en ellos las obras de Dios.

Mis hijos, preparaos, responded a Dios con vuestro ‘sí’ al Llamado que El os hace todos los días, vos sois invitados a ser instrumentos de El para la realización de muchos milagros. Muchas maravillas están para suceder en medio de vos en este final de tiempos, seáis pacientes y misericordiosos, esperad la hora de Dios y El hará grandes Obras a través de vos. Vos que hacéis parte de Mi ejército, tendréis mucho que hacer pero es necesario la entrega, es necesaria la buena voluntad de vuestra parte, ofrecimiento y buena voluntad.

Cuando llegue la hora, vos sabréis qué hacer, el Divino Espíritu Santo se manifiesta en la hora exacta.

Es esto lo que vengo a revelaros para vuestra conversión.

Rezad, rezad, rezad por los dos Santos Padres los Papas, Benedicto XVI y Francisco, por todo el Clero, por los religiosos y religiosas, por toda la humanidad.

Rezad por los ateos y paganos, haced vuestras oraciones por ellos, con los corazones llenos de fe, sepáis que Dios os está escuchando y os recompensará. La fuerza de la oración está trayendo muchos hijos a la realidad.

Rezad por la Santa Iglesia fundada por Jesucristo, esta es la hora de buscar los dispersos. Uníos en oración, porque así sucederá más de prisa el regreso de ellos. La unión es muy importante, esforzaos en aumentar vuestras oraciones, lo que viene para el mundo ya está muy cerca. Vos necesitáis de mucha fe en Dios para vencer el miedo y confiar más en El que es vuestra seguridad. Quien se asegura firme en las Manos de El acepta Su Voluntad, así vencerá.

Vos debéis valorar esta Santa Cuaresma y rezar con más fe.

Cuando os digo rezar más, estoy hablando de buena calidad de oración, es necesario rezar con fe, con esperanza, tener coraje de arrepentirse de los pecados y pedir perdón a Dios.

Yo os invito a rezar juntos con los Santos Padres los Papas, esta unión espiritual en oración produce muchos frutos. Ayudéis a los Santos Padres los Papas a buscar más ovejas todos los días. Es necesario buscarlas antes que venga la oscuridad para el mundo.

Busquéis la Luz del mundo para vuestros corazones pidiendo el perdón de vuestros pecados con el corazón lleno de verdad, no demoréis más, porque demorando podréis no conseguir convertiros antes de que sucedan los terribles momentos, más dolorosos que todos los que ya sucedieron hasta ahora en el mundo. El mundo está en gran peligro de una nueva guerra mundial y de hambre y de enfermedades extrañas.

Yo os amo mucho y os cubro con Mi Manto de Amor.

Brasileños, permaneced en estado de gracia, limpiéis vuestros corazones y busquéis el perdón de Dios, para que las Bendiciones de El vengan para todos.

Todas las naciones, haced lo mismo. Creáis en el Poder de Dios y venceréis todas  las batallas.

Ahora os bendigo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo, la Madre de Jesucristo, el Salvador del mundo,

María, la Inmaculada Concepción.

 

Debéis meditar sobre el Santo Evangelio de hoy: Juan 9: 1 – 41.

domingo, 27 de julio de 2014

Mensaje a Darly Chagas


Mensaje de Nuestra Señora – María Llena de Gracia

El Advenimiento del Nuevo Mundo – Palabras de Nuestra Señora

El Ultimo Tiempo de Preparación para la Purificación de la Humanidad

 

23 de marzo de 2014 – 3er domingo de la Santa Cuaresma

 

Queridos hijos, hoy en el día del Señor, con mucho amor y cariño vengo a bendeciros en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo.

Unidos a la Santísima Trinidad, vamos juntos a buscar la verdadera Paz para el mundo.

Mis hijos, venid, todos atendiendo al Llamado de Dios, veáis que cada día el tiempo está menor y vos no estáis listos para vencer las que están comenzando desde ahora.

Vuestra fe es muy poca, si vos tuvieseis un poco más de lo que tenéis, podríais ver con los propios ojos que estas en gran peligro. Es necesario valorar el Llamado de Dios y prepararse como El está diciendo.

Vuestros corazones están fríos, indiferentes, individualistas, vos estáis muy distantes del Amor de Dios. Estáis a cada día alejándoos más de El.

Debéis prestar atención a lo que El está alertándoos para tomar la decisión de regresar vuestros corazones para El antes que sea tarde.

La tierra está comenzando a entrar en una nueva era, está a punto de un gran cambio anunciado desde el inicio de los antiguos profetas, sobre cuándo Jesucristo regresará a ella para el Juicio Final.

Los profetas de ahora anuncian la llegada del último tiempo de preparación para Recibirlo nuevamente. Nadie está más allá de los antiguos profetas, los profetas de ahora están apenas obedeciendo la Voluntad de Dios para anunciar a la tierra entera la llegada de la hora de suceder lo que fue dejado explicado en la Sagrada Escritura por los profetas de aquel tiempo.

Dios siempre avisó y está avisando ahora que vos necesitáis cuidar de vuestras almas antes de vuestra purificación. Antes de dejar este mundo tierra para entrar en la eternidad, es necesaria que vuestra conversión suceda.

Solamente Dios sabe cuándo será, por esto El está avisándoos por medio de tantos mensajes en el mundo entero.

Cuando fueren revelados los Secretos, ya no podréis hacer nada más, porque vos no estáis cultivando vuestra fe, la que tenéis no es suficientemente fuerte para cambiar vuestras costumbres, antes de la gran tribulación. Si vos no cultiváis ahora más la fe, no conseguiréis cultivarla a última hora. Los sufrimientos serán mayores.

Debéis valora más esta Santa Cuaresma de ahora, vos debéis dejar atrás el comodísimo y la indiferencia, esta oportunidad que Dios está dándoos ahora es muy importante. Todavía es posible hacer mucho por vuestra mejora. Sois invitados a hacer más oraciones, penitencias, ayunos y sacrificios para crecer espiritualmente.

La penitencia es para enderezar vuestros pasos, meditando sobre vuestros pecados, aprendiendo y pidiendo a Dios el perdón.

La oración es para alcanzar la remisión de vuestros pecados. La gracia de Dios es para todos, pero no todos se esfuerzan en buscarla.

El ayuno es para fortalecerlos y no caer en el desespero, en las horas más dolorosas que suceden en vuestras vidas.

El sacrificio es para renunciar a la desobediencia de los Mandamientos de Dios, acercarse más a la Santa Iglesia y aprender a valorar más la Santa Eucaristía que se os da por amor.

Dios permitió que Jesucristo, Su Divino Hijo, fuese víctima del Sacrificio en la Cruz para Salvaros. El os une a la Santa Iglesia. Vos debéis comer del Cuerpo de Jesucristo y beber de Su Sangre en la Santa Eucaristía para hacer parte de Su Cuerpo y de Su Sangre, así no perderéis la Felicidad Eterna. Este es el sacrificio que agrada a Dios.

Es necesario revivir todos los días la hora de vuestra Redención.

Vos no podéis olvidar el sufrimiento que Jesucristo soportó en la Cruz para Salvaros. El os libera de la muerte eterna.

Quien no ama a Dios está muriendo de sed cada minuto que va pasando y quedando en la oscuridad.

Toda el Agua que fue vertida del Corazón de Jesucristo, fue derramada sobre la tierra, para la purificación de todos los que se convierten. Esta es la Gracia misericordiosa para la Salvación de todos los que se convierten.

Por medio de esta Agua fue derramado el Espíritu Santo que se vertió de Mi Divino Hijo por amor a todos vos pecadores.

Mis hijos, la Santa Palabra de Dios os revela hoy sobre la sed espiritual que todo aquel que desobedece a Dios está pasando. Especialmente quien no cree en El y pisa en Su Palabra.

Vos sois invitados día a día a acercaros más a El para saciar vuestra sed espiritual.

Quien no dedique tiempo ninguno a dios, quien, no cuida del alma, no cuida del espíritu, vive a penas pensando en el consuelo para el cuerpo, riquezas materiales, estos están pasando sed de Dios.

El cuerpo tiene deseos de pecado, el alma, el espíritu tiene deseos de volar para el Cielo, deseos de la eternidad. Por lo tanto, hoy la humanidad está siendo alertada para vivir sólo en función del cuerpo, pero él no lleva a nadie para el Cielo, el alma, el espíritu son los que tienen oportunidad de vivir en Dios.

Cuando el alma merece la salvación, el cuerpo será transformado, transfigurado en el último día, día del Juicio Final, para subir al Cielo. Mientras tanto el alma va al Cielo sin el cuerpo, después en el día de la Resurrección de los muertos, el último día, el alma regresa para unirse al cuerpo para después subir juntos.

Vos estáis todavía usando el cuerpo, gran parte de la humanidad sólo cuida del cuerpo, no se acuerda que tiene el alma, así nada tendrá.

Dios sacia vuestra vida, os da Su Amor, pero muchos no reconocen. Dios da Su Vida, Su cuerpo, Su Sangre, os da al Espíritu Santo.

El Cuerpo de Dios es verdadera Comida, Su Sangre verdadera Bebida, el Espíritu Santo el Agua que corre de la Fuete de la vida, el Corazón del Padre, para Salvaros. Quien bebe de esta Agua no pasara sed y quien come de este Alimento que es la Santa Eucaristía, jamás pasará hambre.

Esta es  la Riqueza que debéis luchar por Ella, con todas las fuerzas de vuestros corazones, convirtiéndoos día tras día, cada vez con más fe, es la Riqueza Eterna.

Mis hijos, cuando Jesucristo vino al mundo, El derramo sobre la tierra Su Palabra. Las Enseñanzas de El son una fuente de Agua viva en el medio de la humanidad. Ella sacia vuestra sed de conocimientos eternos.

Son conocimientos necesarios a vuestro crecimiento espiritual, vos debéis oírlos y seguir lo que El os ensena. Es la Misericordia de Dios para todos vos pecadores.

La Palabra de Dios es el primer Alimento, vos debéis rendir gracias a El por la Enseñanza que El os da. Si vos no fueseis alimentados primero por la Palabra, no podríais recibir el segundo Alimento que es la Santa Eucaristía, porque no sabríais valorar la Gracia de Dios, no sabríais Adorarlo ni Amarlo. Vos no limpiaríais vuestro corazón para Recibirlo. La Palabra os ensena que es necesario primero arrepentirse del pecado cometido y procurar no pecar más, es necesario pedir perdón a Dios con verdadero arrepentimiento para después tener la felicidad de comer y beber del Cuerpo de Dios.

Vos debéis valorar las Señales de Dios para el mundo, la Palabra es la Santa Eucaristía, estas Señales valen más que el oro, que todo lo que es material. Son Señales que os conducen al Cielo. Dios Padre dio al mundo la Vida, Jesucristo es la Vida, es Amor, es Salvación.

Cuando Jesucristo pidió agua a la samaritana, El quería la atención de ella, porque ella no Lo conocía y El quería salvara. El por esto le ofreció a ella un Agua que ella no conocía, un Agua diferente de la que ella buscaba en aquel pozo, para saciar la sed del cuerpo.

Jesucristo tenia para dar del Agua quien bebe de ella jamás sentirá sed de Dios, sed de Su Amor.

El tenía para dar al Espíritu Santo que daría a ella el conocimiento sobre la Salvación. Entonces, para despertarla a la realidad El le dijo: “Dame de beber.” (Juan 4: 7) El quería que ella le prestara atención a El, para que El derramare sobre ella al Espíritu Santo y ella comprendiese que estaba delante de su Salvador. 

Pero, ella demoró en comprender y poco a poco ella fue abriendo el corazón hasta que le prestó atención a Jesucristo. El le ofreció a ella la Salvación cuando le dijo sobre el Agua de la Fuente de la Vida Eterna. Jesucristo explico a ella el valor del Agua que El tenia para darla también. El le dijo a ella – “Pero quien beba del Agua que Yo le daré, ese nunca más tendrá sed. Es el Agua que Yo le daré se volverá en él una fuente de Agua que se vierta para la Vida Eterna.” (Juan 4: 14) – Así mismo ella estaba confundida en sus pensamientos porque no estaba preparada para conocer a Jesucristo cara a cara, jamás pensó que esto fuese posible.

Hasta los discípulos de Jesucristo no comprendían todavía lo que estaba sucediendo, eran aprendices todavía, al ver a Jesucristo hablando con la samaritana, Le aconsejaron alimentarse pues ya estaba mucho tiempo sin comer nada. Ellos le decían: - “Maestro, comed.” (Juan 4: 31) Jesús les respondió: “Yo tengo un alimento para comer que vos no conocéis. Mi Alimento es hacer la voluntad de Aquel que ME envió a realizar Su Obra.” (Juan 4: 32 – 34)

Mis hijos, esta Obra es Salvar a los pecadores, Jesucristo os muestra hoy que el mundo está pasando hambre de amor porque no se acerca a Dios.

Todos debéis amar la vida, amar primeramente a Dios que os da a El mismo. El os da Su propia Vida, pero la mayor parte no Lo quiere por esto pasa hambre de amor. Todos debéis Amarlo cada día más para no pasar hambre.

Quien no ama a Dios, da espacio en el corazón para el pecado entrar y así no vive, muere porque todo pecado es muerte. Quien no ama tiene odio, tiene rencor, tiene remordimiento, tiene desprecio, indiferencia, tiene el corazón en tinieblas, tiene el alma en peligro de ser lanzada al Infierno. El amor es alimento que Salva al hombre.

Desapegaos del pecado, acercaos más a Dios, alimentaros de la Santa Eucaristía, para no sentir hambre de Dios, este es el Alimento que contiene todo buen sabor, enderezaos vuestros pasos y Buscadlo antes que sea tarde.

Dios está revelándoos la llegada de la hora en que todos los pueblos que Lo aman verdaderamente irán a Adorarlo en el Cielo, vos debéis Adorarlo desde ahora porque quien merezca vivir eternamente aprende a Adorarlo ya sea en la tierra mientras todavía estáis aquí, Obedeciéndolo siempre, a cada minuto que va pasando.

Es esto lo que vengo a revelaros hoy para vuestra conversión suceda más urgente.

Rezad, rezad, rezad por los dos Santos Padres los Papas, Benedicto XVI y Francisco, por todo el Clero, por los religiosos y religiosas, por toda la humanidad.

Rezad por los ateos y paganos, viene llegando el tiempo de la purificación en masa, todo hombre necesita retornar a Dios, para no sufrir el peso de la conciencia, especialmente en el día de la purificación. Por esto debéis rezar por vuestros hermanos para que ellos no pierdan la Salvación.

El ateísmo y el paganismo en el mundo un día van a acabar. Dios sabe cómo buscar a todos los hijos. Vamos a rezar para que esto suceda bien de prisa.

Quien no regrese a Dios urgente, va a sufrir mucho, regresará por el dolor.

Rezad por la Santa Iglesia fundada por Jesucristo, cuando El regrese al mundo todos Lo conocerán, pero no todos recibirán la Salvación. Los que pisaron y escupieron en la oferta que El hizo a cada persona, la Salvación, estos no tuvieron gratitud por la vida que recibieron de El y no se arrepintieron, no pidieron el perdón a El que es Dios, estos perderán la Salvación, no entraran en el Cielo porque no se convirtieron.

Felices son los que están convirtiéndose y los que antes ya se habían convertido. Estos son los que hacen la Voluntad de Dios, los que limpian el corazón, renuevan las fuerzas, cultivan la fe, la esperanza y practican la caridad, son obedientes a los Mandamientos. Muchas veces caen pero se levantan, miran a Dios, comienza nuevamente, no desisten de la Salvación.

De ellos será el Reino de los Cielos. Los que se convierten todos los días más.

Dios dará a todos ellos la recompensa.

Mis hijos, ayudéis a los Santos Padres los Papas a buscar a los que están distantes, muchos se confundieron con tantas religiones falsas y se fueron distanciando de la Iglesia verdadera, la que es gobernada por los sucesores de Pedro, los Santos Padres los Papas. Si vos estuvierais firmes con los Santos Padres los Papas en esta hora rezando con ellos con fe, las ovejas dispersas regresarán muy pronto, antes de que las tribulaciones caigan sobre el mundo. Las finales.

La fuerza de la oración atraviesa la tierra entera, cura a las personas que están en todas partes, no sólo cerca de vos sino que al otro lado de la tierra.

La cura que vos debéis luchar por ella es la cura del alma, de vuestro corazón, de vuestro espíritu. Vuestros corazones todavía no saben amar a Dios como deberían amar. Es necesario Escucharlo y practicar las Enseñanzas de El.

Yo os amo mucho y os cubro con Mi Manto de Amor.

Brasileños, vos debéis mantener vuestros corazones abiertos a Dios. Llegó la hora en que muchos sufrimientos llegaran para vos, vuestra patria necesita rezar, rezar, rezar…

Permaneced en oración, extendéis las manos para ayudar a vuestros hermanos de otros países también. Recordaos que sois un solo pueblo, el pueblo de Dios.

Vuestro país recibió mucho del Cielo y es hora de dividir este amor con los otros países, acogiéndoos de brazos abiertos.

Aquí será el Santuario de Dios, todos juntos Le agradeceréis.

A todas las naciones pido, haced lo mismo. Vienen muchos sufrimientos, esto todo será como atravesar un rio de fuego para conseguir la Paz del otro lado para siempre. Confiéis en Dios y nada os destruirá.

Ahora os bendigo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo, la Madre de Jesucristo, el Salvador del mundo,

 

 

María, la Inmaculada Concepción.

 

       

Debéis meditar sobre el Santo Evangelio de hoy: Juan 4: 5 – 42.

lunes, 21 de julio de 2014

Mensajes a Darly Chagas


Mensaje de Nuestra Señora – María Llena de Gracia

El Advenimiento del Nuevo Mundo – Palabras de Nuestra Señora

El Ultimo Tiempo de Preparación para la Purificación de la Humanidad

 

22 de marzo de 2014

 

 

Queridos hijos, con mucho amor y cariño vengo a bendeciros en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo.

 

Unidos a la Santísima Trinidad, vamos juntos a buscar la verdadera Paz para el mundo.

Mis hijos, es grande Mi alegría en encontraros reunidos en este día aquí en este hogar, para rezar juntos, delante del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo. Aquí están también los Santos y Angeles, vamos a construir una unión fuerte para buscar la Misericordia de Dios para todos los pueblos.

Vos brasileños, debéis tener más gratitud a Dios que os dio un país unido, país que gran parte sabe mirar unos a otros con igualdad. Vos sabéis sufrir juntos, sabéis mirar al Cielo y contemplar a Dios que está para cada uno de vos y fortaleciéndoos para las grandes dificultades que caen sobre vos.

Vos sois un pueblo sufrido, pero sois un pueblo fuerte que espera en Dios.

Por esto aquí es un lugar donde dejo más llamados de oración.

El que persevere un poco será capaz de vencer por los otros también.

Gracias Mis hijos, por vuestro esfuerzo en continuar firmes en Mi ejército. Ya estamos casi listos para la batalla.

Tantos países están unidos a nosotros y tantos no están y es por los que no están que nosotros tenemos que rezar mucho más, por nuestra victoria, Yo tengo certeza que ella será completa, porque no vamos a dejar a nadie atrás, vamos siempre a rezar para que todos sean bendecidos por Dios, que todos entren en la Eternidad.

Cuando llegue aquel día que es el último en la tierra impura, el día del Juicio Final, todos estéis listos para vencer.

Yo Soy la Madre que quiere a todos los hijos en el Cielo y Dios Me dio esta misión de luchar por Mis hijos, no es forzando para que ellos decidan por el Cielo, pero es mostrando a ellos que el tiempo de decisión está terminando, que ellos decidan por la felicidad.

Mis hijos, la Santa Palabra de Dios os revela hoy sobre la importancia de la libertad. Dios os muestra que es un padre no debe impedir a un hijo salir de casa en busca de un sueño, pues cuando un hijo ve con sus propios ojos que necesita del amor de su padre, él regresa con más amor, porque aprendió que el amor es la cosa más necesaria en la vida de todas las personas, muchas veces el hijo siempre estuvo junto al padre y se siente despreciado, siente celos del padre, siente diferencias que no existen, peor al distanciarse un poco, siente que el frio está penetrando en su corazón, este frio es la falta de amor al padre que quedó distante. Entonces, él regresa corriendo, más amoroso y abraza a su padre, siente la alegría porque el padre está allí vivo en su presencia, como antes él no lo veía, no le daba importancia. 

Pero, el otro hijo que no salía del lado del padre, lleno de celos, porque no sabía amar, tenía apenas un sentimiento de juzgarse más merecedor de atención, de consuelo, este necesitaba más ayuda, porque no aprendió a amar como el otro aprendió. El otro aprendió porque pasó más dificultades lejos de casa.

Así, Mis hijos, está el mundo entero, quien se convierte se siente feliz porque regresó al Padre y quien no se convierte todavía necesita sentir que necesita de Dios para después regresar al El con el corazón dispuesto a Obedecerlo. Quien no se convierta todavía, no comprendió que Dios no ama con diferencias, El da todos el mismo amor y El quiere ser amados por todos sin diferencias.

Mis hijos, desapegaos de las cosas materiales y aproximaos más a Dios, solamente El puede daros consuelo que no acaba.

Seáis fraternos, seáis compañeros, estéis de manos dadas, sea rico, sea pobre, todos unidos, un solo corazón, vos estáis a pocos pasos de muchos sufrimientos. Es esto que cada persona necesita pensar y recomenzar la batalla contra la indiferencia, la falta de fe y la falta de coraje.

Mis hijos, vos estáis en la Santa Cuaresma, es tiempo de conversión, esto significa tiempo de crecer espiritualmente. La conversión es desde la hora que nace hasta la hora de dejar este mundo tierra y entrar en la eternidad.

Quien deje para convertirse sólo al final, puede no conseguirlo.

Quien no se convierte no será feliz en la eternidad.

Mis hijos, vos debéis meditar mucho sobre el sufrimiento de Jesucristo y procurar todavía hacer más oraciones para reparar vuestra culpa.

Si vos no hubieseis cometido pecados, Jesucristo no necesitaría pasar por tantos sufrimientos. Arrepentíos y pedid perdón a Dios. Así estaréis preparándoos para vuestra Pascua. Jesucristo ya Resucitó y ya conmemoró Su Santa Pascua, ahora es vuestra vez de prepararos para cuando llegue día de vuestra Resurrección, vos podáis resucitar para la felicidad eterna y  no para ser lanzados al Infierno.

Es esto lo que vengo a revelaros para vuestra conversión.

Rezad, rezad, rezad por los dos Santos Padres los Papas, Benedicto XVI y Francisco, por todo el Clero, por los religiosos y religiosas, por toda la humanidad.

Rezad por los ateos y paganos, seáis perseverantes con vuestras oraciones para ellos, Dios os recompensará.

Rezad por la Santa Iglesia fundada por Jesucristo, unión y oración, sacrificios y penitencias. Son pocos los que están perseverando en oración por la paz mundial.

Seáis verdaderos cristianos, unidos en oración para que la sangre humana no sea derramada, pues cada hijo que muere en medio de guerras y crímenes, accidentes y enfermedades, será justificado. Todos son hijos de Dios y El no quiere que la sangre de Sus hijos sea derramada.

Ayudéis a los Santos Padres los Papas en la búsqueda de todos los que están distantes. La hora está quedando menor, más corta, apresuraos en vuestra conversión.

Yo os amo mucho y os cubro con Mi Manto de Amor.

Brasileños, aproximaos más a la Santa Iglesia, con corazón puro para recibir la Santa Eucaristía, muchos sufrimientos vendrán para el país.

Todas las naciones, haced lo mismo, también vos seréis sorprendidos por grandes sufrimientos.

Agradezco vuestra presencia y os espero en el próximo encuentro.

Ahora os bendigo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo, la Madre de Jesucristo, el Salvador del mundo.

           

María, la Inmaculada Concepción.

 

Debéis meditar sobre el Santo Evangelio de hoy: Lucas: 1 – 3, 11 – 32.

 

Visiones:

1ª visión – un círculo dentro de otro. En el mayor vacío y en el menor oscuro, negro.

2ª visión – un mapa de Brasil y dentro el cuerpo de Jesucristo, el Sagrado Corazón.

3ª visión – un mapa de Brasil y dentro Nuestra Señora Aparecida.

4ª visión – un mapa de Brasil y dentro una medalla Milagrosa, siendo mostrado el dorso de la medalla.

 

Mensaje de Nuestra Señora – María Llena de Gracia

El Advenimiento del Nuevo Mundo – Palabras de Nuestra Señora

El Ultimo Tiempo de Preparación para la Purificación de la Humanidad

 

 

16 de marzo de 2014 – 2do domingo de Santa Cuaresma

 

Queridos hijos, con mucho amor y cariño vengo a bendeciros en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo.

Unidos a la Santísima Trinidad, vamos juntos a buscar la verdadera Paz para el mundo.

Mis hijos, Mis pequeñitos hijos, después de tantos avisos al mundo, él se muestra al Cielo con gran desprecio, indiferencia y falta de fe, en su mayor parte.

Esto significa que no ha habido todavía una demostración de aprendizaje suficiente para decir que vos estáis totalmente atentos, y ni estáis preparándoos para superar los sufrimientos que se aproximan para el mundo.

Pero, la Madre Celestial que Soy Yo, no se desanima, Ella lucha por Sus hijos defendiéndoos mientras pueda, hasta que suceda el último momento, porque Ella nunca dudó del Poder de Dios.

Yo sé que mientras haya desafíos de los hijos a Dios, habrá castigos y Yo no quiero ver a ninguno de Mis hijos pecadores siendo castigados. Deseo mucho veros en el Cielo.

Vos sabéis que el Infierno es el castigo para quien no se convierta, son los que no creen en Dios ni en el último segundo de su vida.

Vos sabéis que no podéis forzar a nadie a creer en Dios, no tiene valor ninguno, pero rezar para que todos crean, tiene gran valor.

Yo rezo y pido a Dios por todos, pido a quien cree que rece junto Conmigo para que todos Mis hijos salgan victoriosos en este último tiempo que Dios está dando al mundo, para que el hombre se convierta. Sin conversión no hay Salvación.

Entonces, estéis atentos, todos vos porque está llegando la hora en que el tiempo de conversión encerrará, será de repente, en un parpadear de ojos. Mientras tanto Dios todavía está ofreciendo ayuda a todos sin excepción, pero cuando llegue la hora del hombre presentarse ante El en el día del Juicio Final, para responder si creyó o no en el Poder de El, entonces estará cerrado el tiempo, es el último segundo para cada uno.

Quien cree pide perdón de los pecados. Existen hijos que creen, pero no se lo demuestran a Dios por orgullo, estos corren mucho peligro de perder también la Salvación. Quien no se esfuerce para decir a Dios que Lo ama, este no será feliz. El hombre necesita ser verdadero, Dios conoce todo, sabe quién Lo ama, pero a El le gusta que los hijos demuestren la fe que tienen delante del mundo. El hombre necesita dar ejemplo de fe, ayudar a quien necesita y agradecer a Dios la vida que de El recibió.

Mis hijos, apresuraos en hacer lo mejor posible para el bien de vuestras almas.

Dios, hace muchos años, viene avisando al mundo que está llegando la hora del gran cambio de la humanidad.

Todos necesitan prepararos porque será un tiempo que va a agradar a unos y desagradar a otros, los que no se convirtieron.

Para un hombre ser feliz, él tiene que regresar el corazón a Dios sin demora y cambiar su manera de vivir, no dar mal ejemplo, necesita vivir correctamente, ser simples y humildes, no tener vergüenza de profesar su fe delante de nadie.

Mis hijos, la Santa Palabra de Dios os revela hoy sobre la gran importancia de la fe, especialmente sois invitados a tomar más conocimiento sobre cómo Dios realiza Su Plan de Salvación para todos, porque El quiere salvar a todos, no sólo a una parte.

El hombre necesita prepararse porque un día puede ser sorprendido por Dios y quedará preocupado cuando comprenda que el tiempo pasó y él no cuidó del alma, en aquel momento podrá estar frente a frente con Dios y no está con el alma en buena condición para entregársela a El.

Vos escuchasteis hoy cómo Dios sorprendió a Sus discípulos, en el Monte Tabor, en la hora de la transfiguración de El.

Dios manifestó Su Poder delante de ellos y ellos no comprendían lo que estaba sucediendo, se quedaron sin curso, preocupados, sin saber qué hablar.

Pero, Dios sabía, conocía la fe de ellos, por esto permitió todo lo que sucedió.

En aquellos días ellos presenciaron la gran maravilla de la transfiguración de Jesucristo y por fin escucharon la Voz de Dios Padre que dijo: “Este es Mi Hijo muy amado, en quien puse todo Mi cariño, Escuchadle.” (Mt. 17: 5)

Mis hijos, la misma orden Dios Padre os da hoy, escuchéis las Enseñanzas de Jesucristo, creáis en el Santo Evangelio y seréis salvos porque El que es vuestro Salvador.

Cada vez que Jesucristo realizó milagros visibles a los pueblos que Lo seguían, los discípulos también vieron, daban testimonios por donde pasaban, de lo que vieron y escucharon.

Hoy vos estáis aprendiendo con ellos a creer, pero muchos hijos todavía no creen. Felices son todos los que creen sin haber visto, porque tienen fe y con esta fe están viviendo y aprendiendo cada día más.

El Espíritu Santo sustenta a cada hijo con la fuerza de la perseverancia y ellos conseguirán vencer todas las dificultades.

Esto es lo que vengo a revelaros hoy, para vuestra conversión.

Rezad, rezad, rezad por los dos Santos Padres los Papas, Benedicto XVI y Francisco, por todo el Clero, por los religiosos y religiosas, por toda la humanidad.

Rezad por los ateos y paganos. El valor de la oración es muy fuerte, por esto os invito a rezar más por vuestros hermanos que todavía no se convirtieron. Nada puede echar el valor de la oración por esto vos que sois cristianos, sois todos los días invitados a permanecer firmes en la oración por vuestros hermanos porque debéis amarlos para agradar a Dios. En breve ellos correrán para Dios.

Rezad por la Santa Iglesia fundada por Jesucristo, unión y oración, ahora llegó el momento que recogeréis muchos frutos. Debéis aumentar vuestra fe porque la situación del mundo va a empeorar mucho por motivo de guerras y enfermedades, pero lo peor todavía son las grandes catástrofes que están llegando.

Ayudéis a los Santos Padres los Papas con vuestras oraciones, la misión de ellos ahora es buscar a las ovejas dispersas y guardarlas con cariño dentro de la Santa Iglesia. Es necesario que todos los cristianos aumenten más la fe.

Yo os amo mucho y os cubro con Mi Manto de Amor.

Brasil, cuidéis del alma, las tempestades caerán y muchos hijos están viviendo en áreas de peligro. Ayudadlos, no os quedéis indiferentes a los sufrimientos de vuestros hermanos.

Todas las naciones, preparaos para los sufrimientos que están llegando. Confiéis en Dios, nada venceréis si no confiáis en Dios.

Permaneced en estado de gracia para recibir toda la asistencia del Cielo.

Ahora os bendigo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo, la Madre de Jesucristo

María, la Inmaculada Concepción.

 

Debéis meditar sobre el Santo Evangelio de hoy: Mt. 17: 1 – 9.