Nota Importante

Este es un blog estrictamente Católico. La información que aquí se publica es con fines de propagar el mensaje de Dios a través de sus siervos. Hay alguna información que no tiene que ver con los mensajes y aquí se publica para el conocimiento de todo el que visite esta fuente de información.

Amamos a Nuestro Dios Padre Todopoderoso y Eterno, a Jesucristo su Único Hijo Nacido del Padre, al Espíritu Santo dador de Todos los Dones, a la Santísima Virgen Maria, Madre de Dios y Madre Nuestra y a todos los Ángeles y Santos que habitan en el Cielo.

Es por ellos que este blog fue creado con la ayuda del Señor Jesús, Nuestra Bendita Madre Maria y la autoría del Espíritu Santo.

¡Bendecidos sean todos los habitantes en el Cielo y la Tierra!

Adoremos el Sagrado Corazón de Dios el Padre

Adoremos el Sagrado Corazón de Dios el Padre
Consagración a Nuestro Padre Celestial

Hermanos Lectores

Los mensajes traducidos son publicados en orden cronológico. Hay ciertos mensajes que son enviados con fechas anteriores y aunque no siguen la cronología son publicados debido a su urgencia. Pido disculpas si esto causara algún malestar. No tengo control del orden en que los mensajes son enviados al email para su traducción, de todas formas lo importante es su publicación para el conocimiento de todos.

lunes, 9 de enero de 2017

Mensajes a Darly Chagas - Mes de Octubre 2016



Mensajes de Nuestra Señora - María, Llena de Gracia
El Adviento del Nuevo Mundo - Palabras de Nuestra Señora
Ultimo Tiempo de Mensajes para la Humanidad

30 de octubre de 2016

Queridos hijos, hoy en el día del Señor, con mucho amor y cariño vengo a bendeciros en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo. 

Unidos a la Santísima Trinidad, vamos juntos a buscar la verdadera Paz para el mundo. 

Mis hijos, cómo es bueno poder todavía traer al mundo, a todos los que abren los corazones a Dios, a Su Gracia. 

Todos vos sabéis que la humanidad ahora necesita rezar más que nunca antes, para fortalecer y vencer las pruebas difíciles que vendrán. Dios os alertó siempre y está alertando todavía para que todos se conviertan y alcancen la Salvación. 

Este es un tiempo de pruebas difíciles, porque la humanidad está distanciándose mas todavía de Dios, el mundo está idolatrando al pecado. Pero Dios es paciente y misericordiosos, El cuida de cada hijo con mucha paciencia, El enseña siempre lo que es necesario para cada hijos, al mismo tiempo para que todos alcancen la Salvación. Para El nada es imposible, El es el Creador de todas las cosas, El no duerme, El ve todo, El está siempre enseñando a los hijos lo que es necesario hacer para que ellos no pierdan la Felicidad Eterna. Dios conoce cada hijo y ama a todos, por esto El cuida de cada uno de ellos. 

Dios no duerme, está siempre renovando a los que valoran la vida. 

Mis hijos, hoy vos estáis todavía aprendiendo para vencer las dificultades que no fuisteis capaces de vencer todavía, vuestros errores, vuestros pecados. 

Las dificultades están llegando y el mundo todavía está con el corazón duro, pero no quiere prepararse para vencer, porque no cree en los mensajes que traigo al mundo entero. 

La humanidad está todavía violenta, está pecando mucho más. 

 La humanidad no está respetando al Creador y por eso, está en gran dificultad. Fue el hombre quien se alejó de Dios y ahora está en gran peligro de una guerra más fuerte de lo que las otras dos. 

El mundo de ahora no quiere ser fraterno, es individualista, no está caminando en busca de la Luz, prefiere las tinieblas. Es muy triste saber que los hijos están caminando en un fracaso muy grande, porque no quieren amar la vida. Muchos ni creen en la existencia de Dios. 

Cómo es triste saber que ellos están en gran peligro y no corrigen sus errores. 

Pero Dios sabe cómo buscar a cada hijo de regreso a El, y ya está bien cerca. Especialmente viene llegando la hora que El va a buscar a los científicos que están cada día más distantes de El y Desafiándolo como si fuesen más que El. 

Dios quiere Salvar a todos los hijos, pero no todos quieren la Salvación, porque se juzgan superiores a El, pero no lo son, nadie sabe nada delante de Dios. Ahora aprenderán que están errados. 

El pecador necesita reconocer sus errores y pedir el perdón a Dios y también repararlos antes de las grandes pruebas. 

Los hijos necesitan glorificar a Dios para ser felices. 

Pero es necesario hacer esto con urgencia, nadie sabe lo que puede acontecer en cada día, por eso necesita cada día vivir como si fuese el ultimo, esto significa, vivir en paz con Dios, no pecar, estar atento. 

Vos sois llamados todos los días a la conversión. 

Convertíos, convertíos Mis hijos. 

Mis hijos, la Santa Palabra de Dios os lleva hoy a reflexionar sobre el momento especial que sois llamados a prestar atención en todo lo que El os enseñó.

Muchos hijos cometen errores terribles, pero cuando la conciencia duele, sienten un deseo inmenso de correr para Dios para pedir el perdón de los pecados y recomenzar la vida nuevamente. 

Mis hijos la Santa Palabra de Dios os lleva hoy a reflexionar sobre la dificultad que el pecador tiene para reconocer que pecó y también de pedir el perdón a Dios. 

Muchos hijos cometen errores terribles y cuando sienten el peso de la conciencia, quieren luego pedir el perdón de sus pecados a Dios. 

Así aconteció con Zaqueo que era el jefe de los cobradores de impuestos. El quería conocer a Jesucristo pues ya había oído hablar sobre El y sintió en el corazón deseo de Conocerlo. 

Jesucristo siendo Dios, conoce el interior de los corazones, al ver a Zaqueo encima de una higuera, pues Zaqueo era un hombre bajo y había allí una multitud. Jesucristo le ordenó que bajare y El iría para la casa de él. Zaqueo quedó muy feliz y luego hizo sus promesas de mejorar de vida para Jesucristo perdonarlo. El no pensaba que Jesucristo conocía su corazón. Así quedó lleno de amor por Jesucristo y El dijo a Zaqueo: "Hoy la Salvación entró en esta casa, porque también este hombre es un hijo de Abraham." (Lucas 19, 9)

Veáis Mis hijos, apresuraos y seréis felices. 

Jesucristo quiere ver vuestra honestidad, confeséis a El vuestros errores y seréis salvos. 

Dios quiere vuestra pureza, vuestra bondad, vuestro amor al prójimo, El os ama con verdaderísimo amor. 

Cómo es doloroso saber que muchos hijos están con heridas en el alma y no procuran la cura, porque no quieren humillarse delante de Dios pidiendo a El, el perdón de los pecados cometidos.

Despertéis Mis hijos, nadie sabe a qué horas será llamado delante de Dios, es necesario estar preparado para cuando fuere llamado. Cuando El os llame, decid: "Señor, sólo decid una palabra y mi alma será curada..."

Mis hijos, confiéis en la Misericordia de Dios. 

Es esto lo que vengo a revelaros hoy para vuestra conversión. 

Rezad, rezad, rezad por los dos Santos Padres los Papas Benedicto XVI y Francisco, por todo el Clero, por los religiosos y religiosas, por toda la humanidad. 

Rezad por los ateos y paganos, vamos juntos a rezar por la conversión de ellos, la renovación de los corazones. Llegará el tiempo en que los hijos que no creen en Dios, van a sufrir más de lo que pueden imaginar. Vienen ahí horas difíciles. Dios os dará la recompensa en el Cielo. 

Rezad por la Santa Iglesia fundada por Jesucristo, unión y oración, practiquéis la caridad, así recibiréis fuerza para vencer los desesperos. Ayudéis a los Santos Papas a buscar con oraciones a las ovejas que están distantes de la Santa Iglesia. 

Yo os amo mucho y os cubro con Mi Manto de Amor. 

Brasileños, estéis atentos, lluvias fuertes están aproximándose, permaneced unidos, de manos dadas, deis auxilio a los mas sufridos, por causa de las lluvias, rezad, rezad, rezad. 

Todas las naciones, preparaos para vuestra purificación. 

Son muchos los sufrimientos, nada más puede separaros del Amor de Dios. El peligro de la guerra cada día aumenta más. 

Rezad, rezad, rezad todos los días para que Dios os de fuerza, coraje y mucha fe para no desesperaros. 

Ahora os bendigo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo, la Madre de Jesucristo, el Salvador del mundo, 

María, la Inmaculada Concepción.

Debéis reflexionar sobre el Santo Evangelio de hoy: Lucas 19, 1-10  -  1ª lectura: Sb.11, 22-12, 2  -  2ª lectura: 2Ts.1, 11-2, 2.


Mensajes de Nuestra Señora - María, Llena de Gracia
El Adviento del Nuevo Mundo - Palabras de Nuestra Señora
Ultimo Tiempo de Mensajes para la Humanidad

19 de octubre de 2016
En esta linda noche el Señor viene a alimentaros con Su Santa Palabra, para que tengáis Vida Eternamente. 

 La Palabra de Dios es vida, es liberación, es fuerza que transforma al mundo. Es para que todos comprendan el valor de la vida, la Palabra fue enviada al mundo. Jesucristo se hizo Palabra Viva y vino al mundo para transformarlo, hace de él un mundo de paz, de amor y de Felicidad Eterna.
Por esto es grande Mi alegría en poder estar con vosotros todos los días para ayudaros a reconocer que vos necesitáis vivir la Voluntad de Dios. 

Quien permanece con el corazón duro, será siempre una piedra, no ama, no ayuda, no participa y lo peor, no es feliz. 

El niño es feliz porque todavía no conoce la maldad, pues la maldad es lo que estropea la felicidad de cualquier persona. 

Por eso Dios Padre envió a Su Divino Hijo, el Hijo Unigénito, Verdadero Dios, Verdadero Hombre, para enseñar a los hijos pecadores a valorar la vida, cuidar del alma y convertirse. 

Sin conversión no hay felicidad para los hijos pecadores. 

Aunque muchos hijos no acepten a Dios, dicen tantas palabras pesadas, todos ellos proceden de El, ningún hombre tiene poder de dar vida, porque solamente Dios es el Creador de todas las cosas. El es la Vía. Dios es quien os llama y si vos no Lo atendéis, El sabe cómo buscar a cada uno. Pero quien es sabio viene por la humildad, acepta la Voluntad de El no escoger regresar a través del dolor. 

Entonces, la Palabra está en el mundo para alertar a cada uno que es necesario regresar para Dios con urgencia porque ahora El va a buscar a quien no vino por amor

Todo lo que es bueno viene de Dios y todo lo que no es bueno para vuestra vida viene del enemigo de Dios. Satanás, él es el mayor enemigo que Dios tiene. Los seguidores de él están haciendo todo lo que es maldad en el mundo, incentivando al hombre a pecar cada día más, a rebelarse en contra de Dios. Asa, usando la fuerza del Infierno, esparcen el odio, la venganza, la crueldad, la mentira, la avaricia, el desprecio, la arrogancia, la maldición para arrastrar a los débiles para el Infierno. 

Vos, pecadores, esforzaos para ver bien claro lo que es cosa hecha por el demonio, él está dominando a los mas fáciles de ser dominados por él. No existe nadie más cruel que el demonio, es por eso que la mayor parte de la humanidad está lejos del Amor del Padre, porque se distancio a cambio de poseer todo lo que tiene voluntad.

Dios no da al hombre todo lo que él tiene voluntad de poseer, porque el hombre quiere más lo que es perjudicial a su vida de lo que puede salvarlo. Este hijo no conoce lo que está queriendo, pero Dios conoce y sabe lo que hace bien y lo que no lo hace. Es por eso que el mundo hoy está mas frio de corazón, porque fue a procurar felicidad en cosas que sólo tienen infelicidad y así nada consiguió de bueno. 

Vos estáis muy lejos de conseguir la felicidad verdadera, porque caísteis en trampas peligrosas y no sabéis regresar. El hombre siendo dominado por el demonio, causa más mal así mismo de que a los otros, pues el demonio sólo odia y él quiere mostrarle a Dios que vos pecadores habréis de adorarlo más de lo que debéis adorar a Dios

Si el mundo está tan cruel es porque decidió ser discípulo del demonio y no quiere más cambiar sus costumbres. 

Por lo tanto Mis hijos, todavía estoy con vosotros claramente, por el poder de la Palabra de Dios, quien no Me escucha no está procurando alivio para el alma y como no tiene poder de ver cómo ella está, no sabe cómo protegerse del mal que domina al mundo. Acaba sufriendo más de lo que puede imaginar. 

Así podréis perder la Felicidad Eterna que está en la espera de aquellos que dan la vida por la Salvación del mundo. Los Santos. 

Dios es Santo, es Fuerte es Inmortal, El es el que Salva a los pecadores arrepentidos que piden a El, el perdón y se convierten. 

Convertíos, convertíos antes de que sea totalmente tarde. 

Seáis sumisos a la Palabra de Dios. 

Queridos y amados hijos de Mi Inmaculado Corazón, os bendigo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo que os ilumina conduciéndoos para siempre con Su Luz. 

Soy la Sierva del Señor, María la Madre de Jesucristo el Salvador del mundo, el Cordero de Dios que quita los pecados del mundo. 

Soy la Inmaculada Concepción de María, Soy la Mensajera de Dios y en el mensaje de hoy El os agradece por el momento de oración y os alerta. El os dice:

"Mis hijos, preparaos, llegó el tiempo que tanto vengo enviándoos avisos, tiempo de purificación de la humanidad, las almas se están secando, como se secan las hojas, si vos no cuidáis de la raíz, corréis el riesgo del fuego del Infierno. Es necesario que todos beban el Agua que hace brotar nuevamente la fe, la esperanza y la caridad. 

Venid todos a Mí y Yo saciaré vuestra sed, os daré fuerza y coraje para comenzar nuevamente  a construir un nuevo corazón. Olvidaré todas vuestras fallas y os enseñaré nuevamente todo lo que olvidasteis a propósito. 

Yo Soy el que Soy, Soy vuestro Dios, no os abandono. La decisión es vuestra, sobre lo que queréis para vuestro futuro. Echasteis fuera el pasado y el presente, sólo os resta vuestro futuro, la hora es ahora, de arrepentiros y decidir si queréis la Felicidad o la infelicidad

Pero recordéis que Yo sólo amo. Sólo en Mí tendréis la Felicidad Eterna. Fuera de Mí no hay felicidad."

Queridos hijos, unidos vamos a meditar las Palabras de Dios nuestro Padre Eterno, el Todopoderoso que hoy una vez más os ofrece ayuda para vuestra liberación. El os invita a comenzar nuevamente cuidando de vuestras almas. 

El va a derramar sobre el mundo el tiempo de corregir vuestros errores, ahora serán más fuertes los sufrimientos para toda la humanidad, porque es tiempo de purificación. 

Sera un tiempo de corregir los desafíos humanos, no será fácil para nadie, todos necesitan prepararse. Sera el tiempo de gritos y de rechinar de dientes. 

Mis hijos, la Santa Palabra de Dios os lleva hoy a reflexionar sobre los beneficios que tendréis si vos os convertís en siervos de Dios. 

Mis hijos, sois invitados a despertar, llegó la hora en que debéis sentarse, hacer vuestras cuentas y limpiar vuestra vida, corregir los errores, pagar a quien debéis, reparar lo que falta porque la situación ahora es difícil. Vos oísteis bien que Jesucristo puede regresar en cualquier momento y vos no tenéis cómo huir de El, tendréis que rendir cuentas de vuestros pecados para merecer la Salvación.

La Justicia Divina no falla, todo será corregido y el tiempo de prepararse para recibir a Jesucristo es todavía de sufrimientos. 

Para vuestro enderezar fue dado al mundo el tiempo de avisos, y fueron muchas las mofas, desprecios e infidelidades. Ahora es necesario asegurar a punta de hilo la esperanza que todavía puede existir para quien quiera ser feliz.  

Dios es justo y todo pasará por Su Juicio. 

No demoréis, el tiempo ahora es muy doloroso. 

Preparaos meditando, corrigiendo y pidiendo a Dios el perdón de vuestros pecados. 

Es esto lo que vengo a revelaros hoy para vuestra conversión. 

Ahora os pido la Santa Misa, la Santa Eucaristía con fidelidad a Dios. 

Rezad, rezad, rezad por los dos Santos Padres los Papas Benedicto XVI y Francisco, por todo el Clero, por los religiosos y religiosas, por toda la humanidad. 

Rezad por los ateos y paganos, debéis ayudar a vuestros hermanos con oración para que ellos despierten para la realidad. 

Practiquéis la fraternidad rezando por las conversiones de ellos. Ya están muy cerca los acontecimientos que llevaran a muchos a la muerte y gran parte del mundo está en el ateísmo y paganismo. Dios os dará la recompensa. La oración realiza grandes milagros. 

Rezad por la Santa Iglesia fundada por Jesucristo, el tiempo ahora quedó más difícil, pero vos nunca os quedasteis sin ayuda de Dios. El está siempre alertándoos en cuanto a los peligros que llegan. 

Confiéis que todavía podéis hacer alguna cosa para mejorar vuestra manera de actuar y apresuraos en poner en práctica. 

Vos que hacéis parte de Mi ejército, rezad con buena voluntad, para buscar a los que están dispersos. Es necesario que las ovejas que se dispersaron regresen luego para la Santa Iglesia, muchas están yendo a falsas iglesias, es necesario atraerlas para la Iglesia verdadera. 

Ayudéis a los Santos Papas con vuestras oraciones para traerlas de vuelta. Las oraciones vuestras juntándose a las de ellos serán mas fuertes. 

La Iglesia de Jesucristo es el Abrigo Seguro para todos los fieles. Allá estarán todos a la espera del Regreso de Mi Divino Hijo, el Hijo Unigénito de Dios, Jesucristo, Verdadero Dios, Verdadero Hombre. 

Yo os amo mucho y os cubro con Mi Manto de Amor. 

Brasileños, viene llegando vuestra hora, preparaos, vos no sabéis lo que se aproxima para todos vos, rezad, rezad, rezad. Confiéis en el Amor de Dios por vos. 

Todas las naciones, haced lo mismo, dediquéis mas a la oración para fortaleceros, acontecimientos graves están llegando, catástrofes, guerra mundial, hambre, pestes, sed, todo esto son consecuencias del pecado del mundo entero. 

Ahora os bendigo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo, la Madre de Jesucristo, el Salvador del mundo, 

María, la Inmaculada Concepción.

Gracias por responder al Llamado de Dios. 

Cuánto tiempo El está alertándoos y vos estáis haciéndoos indiferentes para no llevar en serio lo que tenéis que hacer para la mejora de vuestras vidas. 

Vos estáis dejando para prestar más atención sólo en la hora final, pero no sabéis cuándo será. El vendrá de repente y sorprenderá  al mundo. Gran parte pisa en la oferta de Dios. El desprecio es muy grave, con él vos quedáis en mala situación, ahora es la última oportunidad, quien no valora perderá.
Quien estuviere diciendo cosas desagradables recogerá los merecimientos desagradables. Escuchéis al Llamado de Dios, escuchad. 

Ahora os ofrezco Mi Inmaculado Corazón como Refugio en la hora de gran castigo que se aproxima para el pecado. 

Un gran castigo se aproxima para el pecado, cuidéis de vuestras almas. 

Con todo cariño y amor de Madre os deseo Paz y llevo hasta Dios vuestros pedidos. 

La Paz de Nuestro Señor Jesucristo esté con vosotros ahora y para siempre. Amén. La Paz. 

         ¡Paz! ¡Paz! ¡Paz! ¡Amén! ¡Amén! ¡Amén! 

Bendito sea Dios, Bendito sea Su Santo Nombre.

        Debéis reflexionar sobre el Santo Evangelio de hoy: Lc.12, 39-48  -  Lectura: Ef.3, 2-12.



domingo, 16 de octubre de 2016

Mensajes a Darly Chagas - Mes de Mayo 2016



 Mensaje de Nuestra Señora, María Llena de Gracia
El Advenimiento del Nuevo Mundo, Palabras de Nuestra Señora
El ÚLTIMO TIEMPO DE MENSAJES PARA LA HUMANIDAD

29 de mayo de 2016  -  Mes de María

Queridos hijos, hoy en el día del Señor, con mucho amor y cariño vengo a bendeciros en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo. 

Unidos a la Santísima Trinidad, vamos juntos a buscar la verdadera Paz para el mundo.

Mis hijos, Mis pequeñitos hijos, Yo os agradezco desde el fondo de Mi Inmaculado Corazón, los homenajes de este mes. 

Traigo del Cielo muchas Gracias para todos vos, especialmente para los niños que coronan Mis imágenes en este mes de mayo. 

Yo siento que los niños están Coronándome a Mi misma, porque ellos están tan felices, en el Cielo ellos recibirán la recompensa. 

Estoy feliz también con los Sacerdotes que Me homenajean durante las coronaciones en sus parroquias. 

Dios os concederá muchos beneficios. El quiere que Yo sea venerada, quiere que los hijos Me amen, pues Soy la Madre de toda la humanidad, Soy vuestra Protectora. Dios Me envía siempre para traer a todos los beneficios que El os concede todos los días. El hizo de Mí la Madre de Su Divino Hijo Jesucristo y vuestra también. Gracias Mis hijos, El os recompensara en el Cielo. 

Mis hijos, todavía tenéis un pequeño tiempo para crecer en amor, en la fidelidad a Dios. Es necesario aumentar la fe, así podréis suavizar un poco vuestros sufrimientos. No dejéis para la última hora, no será fácil, no será leve lo que tendréis que pasar. Alegraos ahora por este resto de tiempo que tenéis y reconciliaos con Dios. 

La oración es el mejor remedio para cualquier enfermedad, y prueba de fe, quien no reza va a sufrir más del que reza. 

Cada día necesitáis de la Luz de Dios. Sólo El es la Luz que no se apaga. El ilumina vuestros corazones. El es la Luz que mantiene vuestras vidas de pie. El ilumina vuestras almas, instruye, cura y permanece para siempre sobre toda la humanidad. Es la Luz que fecunda en vuestros corazones. La Luz de Dios no es como el sol, el sol no es ni será más como es, un día él se va a apagar no dará más la claridad del día a día. 

Dios es Luz que nunca se apaga es eternamente Luz Divina. 

Solamente no tendrá más Luz de Dios sobre aquellos que merecieron el Infierno. Estos son los que no se convierten hasta en la hora de la muerte. Ellos perderán la unión con Dios.
Los hijos que se convierten no perderán la Salvación. 

Vos que estáis Acogiéndome no iréis para el Infierno, dependiendo de vuestro esfuerzo para reparar vuestros pecados, podréis hasta pasar largo tiempo en el Purgatorio pero después iréis para el Cielo. 

Existen hijos que pisan en la Cruz de Jesucristo, estos corren el gran peligro de merecer el Infierno. 

Los hijos que están cambiando la manera de comportarse y tienen la misma fe, saben que Yo estoy aquí en la tierra por Voluntad de Dios Padre, para transmitir el mensaje de El. 

El Mensaje de Dios es Palabra que os conduce a la Felicidad Eterna. 

Vos estáis mejorando, estáis escuchando con amor y regresando para la realidad, abandonando la ilusión y creyendo que Jesucristo es el Señor de la Vida, El es vuestro Salvador. 

No estoy aquí sólo porque Soy vuestra Madre Celestial, sino que estoy aquí en la tierra en este largo tiempo porque el Padre Me envió a deciros que se conviertan con urgencia.
Soy la Sierva del Señor, hago lo que El Me ordena. 

Quien escucha la orden de El vive lo que El enseña, vivirá eternamente. El tiempo pasa pero no regresa, no para, Dios Me envió para alertaros sobre el tiempo de ahora. 

Este es el tiempo más grave de todos los tiempos. 

Fueron pocos los que Me acogieron. Ahora vendrá para quien no quiso Acogerme, el arrepentimiento, veréis que no mejoraron. Para muchos, dependiendo de la falta de respeto a Dios, el arrepentimiento será tardío. 

El pecador no debe dudar de Dios, debe Oírlo con amor y respeto y también con mucha obediencia. Si los hijos piensan que para obedecer a Dios tendrán que Verlo frente a frente, no recibirán la Gracias que necesitan.  

Para curar las heridas del alma, heridas que son vuestros pecados y libraros de las guerras, de las enfermedades, del hambre, de la sed, de las catástrofes y de las tragedias, vos necesitáis creer en Dios, creer que El cura todo. Pero esta difícil para el mundo cultivar la fe, en este terreno del corazón, él está seco, está como roca, sin amor, porque no obedece a los Mandamientos de Dios. Es necesario encender, es necesario pedir la Luz del Divino Espíritu Santo para fertilizar este suelo donde Dios sembró la semilla para nacer la vida, el amor. 

Pero quien no cree en Dios, si no se convierte ya es un hombre muerto. Levantaos y decid:

 Divino Espíritu Santo, venid sobre mí, quiero vivir en vuestra Luz, enciéndeme

Mis hijos, la Santa Palabra de dios os lleva hoy a reflexionar sobre la fe. Jesucristo dio al mundo ejemplos sobre la Providencia Divina, hizo milagros durante Su peregrinación en la tierra. El vino a Salvar al mundo pecador, dejar ejemplos que serán siempre recordados porque producen la fe, producen esperanza y el mundo aprende a recurrir a El que vino a curar la herida causada por el pecado del mundo. En aquel tiempo, había un centurión que tenía mucha fe y viendo que su criado estaba para morir, y sabiendo que Jesucristo estaba cerca, aun sin Conocerlo personalmente, tuvo fe que El podría curar a su siervo. Siendo el centurión amigo de algunos ancianos de los judíos, pidió a ellos que cuando estuviesen con Jesucristo, pidiesen a El por su criado enfermo, que El viniese a curarlo. Los ancianos llevaron hasta Jesucristo el pedido del centurión y le dieron a El, el testimonio sobre la cualidad de vida del centurión, que hiciera para ellos una sinagoga y también lo consideraban amigo de su nación. Jesucristo quedó conmovido con la fe del centurión y curó a su siervo. 

El centurión al ver que Jesucristo se aproximaba a su casa, envió a El un aviso que demostraba ser un hombre humilde y simple. El centurión pidió a El que no necesitaba llegar hasta su casa, pues se consideraba indigno de recibirlo por esto envió su pedido a través de sus amigos, los ancianos. 

El dijo: “Señor no te molestes tanto así, porque no soy digno que entres en mi casa; por eso ni me creo digno de llegar hasta a ti, pero di solamente una palabra y mi criado será curado.” (Lc.7, 6-7)

Mis hijos, mirad y veáis cómo estáis distantes de Dios y no queriendo modificar vuestro pensamiento, vos no estáis valorando los mensajes que Yo traigo al mundo. 

Vos no estáis preocupándoos con el estado de vuestras almas. 

El hombre necesita pensar que un día tendrá que rendir cuentas a Dios de todo lo que hizo en el mundo, si hizo bien o si hizo mal. 

Quien hizo mal necesita reparar, para no merecer el Infierno. 

Nadie vence sin arrepentirse de los errores y sin pedir el perdón a Dios. Sin el perdón nadie será feliz, es necesario parar de pecar, pedir a Dios el perdón y reparar lo que hizo errado.
Es esto lo que vengo a revelaros hoy para vuestra conversión. 

Rezad, rezad, rezad por los dos Santos Padres los Papas, Benedicto XVI y Francisco, por todo el Clero, por los religiosos y religiosas, por toda la humanidad. 

Rezad por los ateos y paganos, seáis perseverantes en vuestra ayuda, Dios os recompensara en el Cielo. 

Rezad por la Santa Iglesia fundada por Jesucristo, unión y oración, debéis ayudar en la mejora de unos a los otros, todos necesitan mejorar. Debéis dar vuestras manos unos a otros, para que la alegría sea para todos, especialmente luchar por la parte que todavía no cree en Dios. Ella necesita vencer los obstáculos que están en el camino del despertar para la Verdad. 

El tiempo de ahora queda más corto, vos necesitáis renovar vuestra fe y pedir ayuda a Dios. 

Muchos hijos que Me escuchaban se enfriaron en la fe y ahora sentirán el resultado desagradable, la perdida de fe que tuvieron fácilmente. Echaron al suelo lo poco que estaban cuidando del alma. Es necesario recomenzar antes que sea tarde

Ayudéis a los Santos Padres los Papas en esta hora, es necesario buscar a las ovejas que están distantes. El peligro se aproxima. 

Todo lo que es falso caerá, solamente la verdad prevalecerá para siempre. 

Yo os amo mucho y os cubro con Mi Manto de Amor. 

Brasileños, brasileños, vos que tenéis fe y que agradecéis a Dios por la Madre que El os dio, confiéis que esta Madre os ama mucho y lucha cada día más por vuestra felicidad.
Rezad, rezad, rezad, esta próxima la gran tribulación para vuestra patria. Aseguraos en las Manos de Dios. 

Todas las naciones, también os pido la misma cosa. Mi amor es por todos igual, quiero que todas las naciones sean felices eternamente. Todos son Mis hijos. 

Rezad, rezad, rezad. No es bueno el tiempo que se aproxima. 

Ahora os bendigo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo, la Madre de Jesucristo, el Salvador del mundo, 


María, la Inmaculada Concepción.


Debéis reflexionar sobre el Santo Evangelio de hoy: Lucas 7,1-10
            1ª lectura: 1 Reyes 8,41-43  -  2ª lectura: Gálatas 1,1-2.6-10



 Mensaje de Nuestra Señora, María Llena de Gracia
El Advenimiento del Nuevo Mundo, Palabras de Nuestra Señora
El ÚLTIMO TIEMPO DE MENSAJES PARA LA HUMANIDAD

22 de mayo de 2016 – Fiesta de la Santísima Trinidad

Queridos hijos, hoy en el día del Señor, con mucho amor y cariño vengo a bendeciros en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo. 

Unidos a la Santísima Trinidad, vamos juntos a buscar la verdadera Paz para el mundo.
Mis hijos, hoy en este día tan especial dedicado a la Santísima Trinidad, vos sois invitados a crecer más en la fe para el alivio de vuestras culpas, el pecado de cada día en que estáis sobre la tierra. 

Si no cultiváis el bien, no habrá crecimiento, no tendréis éxito de ver la Gracia de Dios en vuestras vidas.

Sin fe sois ciegos, porque la Gracia de Dios está sobre todos, pero por causa de vuestra ceguera no sabéis Agradecerle y acabáis Ofendiéndolo. El os enseña cada día mas y vos no valoráis las Enseñanzas de El, esto es la causa de vuestros sufrimientos

La vida del pecador está llena de manchas. El pecador vive en la desobediencia a Dios, no tiene amor a Dios y ni a la familia, está siempre pisando en la Gracia que recibe, la mayoría actúa así. 

Son pocos los que procuran valorar la vida recibida de Dios, la mayor parte en el mundo no quiere ser gobernada por El. 

Por esto todos los días Yo vengo al mundo para traer la Gracia de la ayuda para todos, pero son pocos os que Me acogen. 

Estoy en la tierra, hablando a varios mensajeros escogidos por Dios para sembrar los mensajes que El os envía a fin de que todos los pueblos mejoren, cultiven la fe. 

La mayor parte peca, cuando Me desprecian y desprecian a los mensajeros, todos los que hablan sobre los Avisos de Dios. Pisan, critican,  no valoran las ofertas que Dios hace al mundo.
    
Pero, Dios es misericordioso, da Consejos todos los días, aunque los hijos no estén acogiéndolos por ahora, los Consejos están sobre el mundo. 

Viene llegando el tiempo en que los que se hacen los sordos van a llorar mucho, mucho más de lo que pueden imaginar. Después no será fácil para nadie. Imaginéis cómo será para quien pisa en la Gracia de Dios. Hasta para quien tienen muy poca fe. 

Mis hijos, la Santa Palabra de Dios os lleva hoy a reflexionar sobre la mayor Riqueza que existe eternamente, es la Santísima Trinidad, Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo.
Cada momento en vuestras vidas, tenemos la asistencia de Dios. 

Muchas veces el hombre quiere comprender, pero no se esfuerza y no aprende a cultivar la semilla del bien, aun sabiendo que sólo podrá ser feliz si sabe valorar el Amor de Dios. 

Mis hijos, renovéis vuestra esperanza, todavía es tiempo de renovar, de comenzar nuevamente a cuidar de vuestras almas. 

Hoy sois invitados a abrir vuestros corazones con alegría, para conmemorar este gran día, cuando Dios Padre envía sobre vos, a través de su Poder Omnipotente, el Hijo es el Divino Espíritu Santo para hacer de vos personas puras y santas. Dios Padre os dio a Su propio Hijo Jesucristo para Salvaros y os dio al Divino Espíritu Santo uniéndoos a El como hijos por el Bautismo. 

De los Tres, Padre, Hijo y Espíritu Santo, vienen sobre vos la Luz, la Paz y la esperanza, la Salvación, la Vida eterna para todos los que se convierten al cristianismo. 

Para quien cree en el Padre, en le Hijo y en el Divino Espíritu Santo, la vida es eterna, esos pasaran por la muerte par ano pecar más y se levantaran para continuar la vida, serán santos, nunca más cometerán pecado. Estarán libres de toda desobediencia a Dios, tendrán la verdadera vida en Dios. No existirá más guerra, ni hambre, ni sed, ni enfermedades ninguna, todos tendrán alegría, tendrán la Paz y la Felicidad Eterna. Así será la continuación de la vida después de la muerte. Pero los que no se convirtieron hasta en la hora de la muerte, estos irán para el Infierno. 

El mundo hoy es un mundo todavía de poca esperanza, porque es necesario renunciar a muchas cosas y para conseguir es necesario humildad, respeto a la vida y agradecimiento.

Quien merece e Infierno ya sale de la tierra condenado, no tiene alegría ninguna después de la muerte, sólo castigo. Peor el cuerpo sólo va para el Infierno en el último día, cuando Jesucristo regrese al mundo visiblemente como está escrito en la Sagrada Escritura.
El cuerpo de quien se convierte ira para el Cielo y del que no se convierte ira para el Infierno en el último día sobre la tierra. 

En el tiempo eterno no existe guerras, ni hambre, ni enfermedades, ni sed, solamente exite alegría y felicidad. 

Serán lanzados al Infierno los que no se convirtieron. 

Esto nunca pasara por cambios es el merecimiento eterno. 

Dios os da Sabiduría, Ella contienen todo lo que vos necesitáis para conocer porqué fuisteis llamados a la existencia. 

En breve el Divino Espíritu Santo vendrá para purificar a los hijos de Dios y confirmar el merecimiento del Paraíso. 

Veáis Mis hijos, cómo es importante vuestro esfuerzo para mejorar vuestra vida. 

Debéis agradecer a Dios por la Sabiduría que El os da, agradecer por todos los Dones. 

Jesucristo dejó bien claro que todo lo que El os da, El recibe del Padre. Estéis atentos y agradeced, cuidéis para no pisar en las Gracias que recibís todos los días de vuestras vidas. 

El prometió enviar al Divino Espíritu Santo sobre Sus apóstoles y Lo envió. El enviara también sobre vosotros. 

Vos estáis siendo también avisados sobre los acontecimientos futuros, ahora es sólo confiar en la Ayuda de El. El es el Padre es el Espíritu Santo, son un solo Dios, actúan juntos, dan el mismo Amor, la misma Sabiduría y todo de bueno para todos los hijos, la Santísima Trinidad. 

Es esto lo que vengo a revelaros hoy para vuestra conversión. 

Ahora agradezco los homenajes de los niños y de todos, estoy feliz en poder coger estar alegrías dedicadas a Mi, pido a Dios que proteja a todos vos, niños y adultos. 

Soy feliz por los hijos que dios Me dio.

Rezad, rezad, rezad por los dos Santos Padres los Papas, Benedicto XVI y Francisco, por todo el Clero, por los religiosos y religiosas, por toda la humanidad. 

Rezad por los ateos y paganos, llego el momento en que ellos comenzaran a regresar para la Verdad, entonces comprenderán que la Sabiduría viene de Dios, no de la criatura, El os da para que escuchando y viviendo Su Palabra sepáis reflexionar sobre vuestra existencia.
Dios recompensa a quien reza por la conversión de todos. 

Rezad por la Santa Iglesia fundada por Jesucristo. El es Dios os da al Espíritu Santo, os da de comer de Su Carne y de beber de Su Sangre para permanecer en El para siempre. El es Luz que nos e apaga e ilumina vuestra vida. Todos deben trabajar en la construcción del nuevo mundo en unión con los dos Santos Padres los Papas buscando a las ovejas dispersas. La Casa de Padre es la Santa Iglesia en la tierra, después en el Cielo. Cuando venga en Divino Espíritu Santo no habrá más división. 

Yo os amo mucho y os cubro con Mi Manto de Amor. 

Brasileños, aumentéis vuestras oraciones, soportéis vuestros sufrimientos, sin desespero, sin guerras, Dios os dará cada día mayor fuerza para vuestra victoria. Todo lo que está podrido caerá y sólo permanecerá la Verdad

Todas las naciones, haced lo mismo, un solo pueblo unido y Dios sobre vos conduciéndoos en este momento en que cosas terribles acontecerán, porque le hombre está muy distante de Dos. 

Ahora os bendigo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo, la Madre de Jesucristo el Salvador del mundo, 

María, la Inmaculada Concepción.


            Debéis reflexionar sobre el Santo Evangelio de hoy: Juan 16,12-15
            1ª lectura: Proverbios 8,22-31  -  2ª lectura: Romanos 5,1-5