Nota Importante

Este es un blog estrictamente Católico. La información que aquí se publica es con fines de propagar el mensaje de Dios a través de sus siervos. Hay alguna información que no tiene que ver con los mensajes y aquí se publica para el conocimiento de todo el que visite esta fuente de información.

Amamos a Nuestro Dios Padre Todopoderoso y Eterno, a Jesucristo su Único Hijo Nacido del Padre, al Espíritu Santo dador de Todos los Dones, a la Santísima Virgen Maria, Madre de Dios y Madre Nuestra y a todos los Ángeles y Santos que habitan en el Cielo.

Es por ellos que este blog fue creado con la ayuda del Señor Jesús, Nuestra Bendita Madre Maria y la autoría del Espíritu Santo.

¡Bendecidos sean todos los habitantes en el Cielo y la Tierra!

Adoremos el Sagrado Corazón de Dios el Padre

Adoremos el Sagrado Corazón de Dios el Padre
Consagración a Nuestro Padre Celestial

Hermanos Lectores

Los mensajes traducidos son publicados en orden cronológico. Hay ciertos mensajes que son enviados con fechas anteriores y aunque no siguen la cronología son publicados debido a su urgencia. Pido disculpas si esto causara algún malestar. No tengo control del orden en que los mensajes son enviados al email para su traducción, de todas formas lo importante es su publicación para el conocimiento de todos.

domingo, 16 de noviembre de 2014

Mensajes a Darly Chagas


Mensaje de Nuestra Señora – María Llena de Gracia

El Advenimiento del Nuevo Mundo – Palabras de Nuestra Señora

El Ultimo Tiempo de Preparacion para la Purificacion de la Humanidad

 

22 de junio de 2014

 

Queridos hijos, con mucho amor y cariño vengo a bendeciros en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo.

 

Unidos a la Santísima Trinidad, vamos juntos a buscar la verdadera Paz para el mundo.

Mis hijos, Mis pequeñitos, vos sabéis que en este mes debéis decir más vuestros pensamientos al Sagrado Corazón de Jesucristo.

Recordad que en el momento en que El fue crucificado, uno de los dos crueles soldados que Lo martirizaron, hirió Su Corazón con una lanza y de aquella abertura, en el Corazón de Él, de allí brotó Su Misericordia, Su Sangre y toda el agua de Su Cuerpo.

Este es el momento en que el mundo más necesita pedir a Dios Misericordia, por esto vos debéis rezar mucho mas ahora porque estáis en gran peligro. Escuchéis los Consejos que os doy y rezad la oración que Jesucristo enseñó a Santa Faustina, para que ella la transmitiese al mundo. Todos deben prepararse para los grandes sufrimientos, ellos ya están comenzando. La oración:

 “Oh Sangre y Agua que brotaste del Corazón del Jesús como fuente de Misericordia para nosotros, confío en Vos.”

Mis hijos, el mundo ya está agonizando y él necesita ahora más que nunca antes, de la Misericordia de Dios, debéis Buscarla en la Fuete para la Salvación de todos.

Sólo Dios puede ayudaros y El esta ayudándoos cada día más. El os consuela, os enseña que vos no estáis en el abandono, El está con vosotros consolándoos, preparándoos para vencer todas las batallas que llegan día a día más difíciles, pero si vos estuviereis atentos, venceréis.

Mis hijos, escuchéis la Santa Palabra de Dios, El hoy os revela sobre las alertas que dejó para el mundo. Cuando Jesucristo estaba en la tierra, visiblemente para todos los que Lo seguían, El alertó a Sus discípulos que anunciasen al mundo todo lo que El les reveló.

Jesucristo les dijo a ellos muchas cosas preocupantes las cuales el mundo debe escuchar con atención, para saber vencer las tentaciones.

El maligno usa todo lo que puede para engañaros y confundiros.

Vos Mis hijos, debéis luchar para vencer los Pecados Capitales principalmente. Recordéis que Dios ve todo, nada queda oculto. El avisa a todos y todo lo que vos aprendisteis debéis guardarlo dentro de vuestros corazones para no caer en las trampas, en los engaños, en la oscuridad.

Nos os quedéis con vergüenza de decir que sois cristianos, debéis asumir la verdad. Un hombre no puede vivir una vida cristiana con miedo, es necesario tener coraje de asumir el cristianismo. Gran parte de la humanidad prefiere seguir los ejemplos del mal, por esto está en mayor peligro.

Mis hijos, estéis atentos porque los ejemplos del mal pueden llevaros a perder vuestra Salvación. Si vos continuáis siguiendo a lo que el demonio os incentiva a hacer contra Dios y contra vosotros mismos, perderéis la Felicidad Eterna, iréis para el mayor de los sufrimientos que es el Infierno.

Recordéis que toda persona que dedica su vida haciendo el bien, toda persona que es correcta en las actitudes de su vida, quien tiene amor verdadero por Dios por encima de todo lo que existe en el mundo, puede tener la certeza que llegará al Cielo. Pero, quien es infiel a Dios, los que son terribles y que tienen la conciencia pesada, si no corrigen ahora, perderán el Cielo. Por esto Jesucristo enseñó y continúa enseñando al hombre, para que todos los cristianos aprendan y sepan decidir si quieren llegar al Cielo o al Infierno. Dios no obliga a nadie a nada, El apenas enseña y muestra lo que es mejor y lo que es peor.

El escogido es libre y nadie puede cambiar esto.

Ahora muy pronto, vendrán los Juicios, muy pronto el Primero, el Particular y después el otro, el Final.

Dios todavía no ordenó que fuese revelado pero manda avisar que entre uno y otro el tiempo será muy pequeño.

Pero, vos os debéis prepararos como si fuese hoy, porque vos sabéis que el mal está ahí provocando muerte en todo segundo.

Es necesario prepararse para merecer el perdón de Dios.

No dejéis para la hora final vuestra conversión, convertíos cuanto antes para no perder la Felicidad Eterna.

Jesucristo dijo a Sus discípulos antes y hoy dice para todos los que creen en El: “No tengáis miedo de aquellos que matan el cuerpo, ¡pero no pueden matar el alma! Por lo contrario, temed aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el Infierno.” (Mateo, 10: 28)

Mis hijos, vos debéis temer a Dios. El es quien tiene el Poder de Juzgar, libertar y condenar Solamente El sabe quien merece el Cielo o el Infierno.

Quien teme a Dios, no Lo desafía. El es el Todopoderoso.

El demonio ya fue condenado y lanzado al Infierno, él nunca tendrá Salvación, él trata de ultrapasar el Poder de Dios y poseer las criaturas, pero no conseguirá jamás destruir las almas de ellas, quien se entrega al servicio de él está perdiendo la Salvación. Sabéis hijos, que quien sirve al demonio pone su felicidad en riesgo para siempre. Recuperaos pidiendo el perdón a Dios y no pecando más. No debéis pisar en la Gracia de Dios. Seáis fieles a El. Dios os dará una Nueva Vida, El va a purificar y santificar a los que creen en El.

El Me envió al mundo todo este tiempo que estoy alertándoos para deciros que este tiempo de ahora es el último de conversión. Luego que termine vendrán los Juicios y entonces todos estarán listos para ganar o perder la Salvación, depende del merecimiento de cada pecador. Estoy aquí para ayudaros.

Aquellos que deciden por Jesucristo y valoran las Enseñanzas de El y se convierten verdaderamente, serán liberados de todo el peligro del Infierno. Tendrán la Salvación. Pero quien niegue al Salvador no será salvo.

Es esto lo que vengo a revelaros hoy para vuestra conversión.

Rezad, rezad, rezad por los dos Santos Padres los Papas Benedicto XV y Francisco, por todo el Clero, por los religiosos y religiosas, por toda la humanidad.

Rezad por los ateos y paganos, están llegando muchos sufrimientos y entonces ellos habrán de querer recuperar el tiempo perdido, pero no conseguirán mas, sólo restará para ellos los sufrimientos de conversión a través del dolor.

Rezad por la Santa Iglesia fundada por Jesucristo, creáis Mis hijos si no creéis en Dios no tendréis consolación.

Preparaos hijos, lo que está viniendo para el mundo no será fácil de soportar. Especialmente vos cristianos, sufriréis mas todavía porque mucho a vos fue dado y mucho se os será cobrado. Vos no estáis valorando vuestra vida, Dios cobrará esto de cada uno de vos. Vos seréis con vuestros propios ojos que Dios os dio mucho, pero vos no supisteis cuidar y ni Agradecerlo por la vida que recibisteis.

Debéis arrepentiros de vuestros pecados y pedir a Dios el perdón.

Debéis Amarlo por encima de todas las cosas que existen. El quiere vuestra gratitud y vuestro amor. Para vuestra mejora debéis ayudar a los Santos Padres los Papas con vuestras oraciones. Es vuestro deber vivir el momento de esta Iglesia que todavía sufre, todavía es pecadora, necesita ser ahora purificada para recibir al Mayor de los Sacerdotes, Mayor de todos los reyes que ya existieron y que existen todavía, Jesucristo, el Salvador del mundo. Nadie puede ser mas Santo que El porqué El es Dios.

Ayudéis a los Santos Padres los Papas a buscar a las ovejas que están lejos de El.

Yo os Amo mucho y os cubro con Mi Manto de Amor.

Brasil, Brasil, llegó la hora que tanto vengo preparándoos, confiad que no estáis solos, abandonados. Dios eta con vosotros, El esta presente en vuestros corazones y en todo lugar. El mostrará que siempre estuvo con vosotros y vos no confiasteis. Ahora no dudareis más que El existe porque El mismo os mostrará Su Poder.

Todas las naciones, preparaos también, os digo lo mismo. Vos sois una sola familia, el que es bueno para uno es bueno para todos, pero lo que es ser bueno es ser obediente a Dios, Amándolo por encima de todas las cosas, y lo que es ruin para todos sin distinción es el pecado, porque todo pecado es muerte, es separación de Dios. Vos fuisteis creados para vivir para siempre en Dios.

Ahora os bendigo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo, la Madre de Jesucristo, el Salvador del mundo.

 

María, la Inmaculada Concepción.

 

Debéis meditar sobre el Santo Evangelio de hoy: Mateo, 10: 26 – 33.

 

 

Mensaje de Nuestra Señora – María Llena de Gracia

El Advenimiento del Nuevo Mundo – Palabras de Nuestra Señora

El Ultimo Tiempo de Preparacion para la Purificacion de la Humanidad

 

21 de junio de 2014

 

Queridos hijos, con mucho amor y cariño vengo a bendeciros en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo.

 

Unidos a la Santísima Trinidad, vamos juntos a buscar la verdadera Paz para el mundo.

Mis hijitos, siento gran alegría en encontraros aquí reunidos para juntos rezar delante de Dios, pidiéndole a El que venga en socorro del mundo, en este momento en que hasta el planeta corre peligro. Vamos a acercarnos más espiritualmente del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, que en este momento están presentes acogiéndoos para escuchar nuestras suplicas. Madre e hijos, vamos a pedir a Dios que conceda al mundo la Gracia de permanecer firme en la fe, en la esperanza y que el hombre no desista de la Salvación, que luche contra la desobediencia para merecer la purificación.

Mis hijitos, estamos llegando al final de nuestra batalla contra el paganismo y el ateísmo del mundo. Durante años Estuve presente en la tierra y todavía estoy para traeros ayuda, traeros consolación que Dios envía. Pero, ahora ya vamos a encerrar esta batalla, no luchamos con armas de fuego, usamos apenas las armas del amor, la confianza en el Poder de Dios que todo lo puede. Entonces, vamos ahora en este años de cierre, para muchos mensajeros y mensajeras a divulgar los mensajes al mundo, vamos a hacerlo con mas amor todavía porque el amor todos los días puede ser aumentado por vos, conforme a lo que Dios permite.

Cuanto más el hombre ama, mas él puede amar, hasta que entre en la eternidad. Vos debéis esforzaros más para que vuestro amor de unos a los otros pueda crecer más todavía.

Donde el hombre puede procurar el amor, donde él puede buscar el amor, es en el corazón de Dios que lo encontrará, es allí que el amor no se seca, no acaba, es abundante.

Entonces Mis hijos, podéis hacer una prueba, si hoy hayáis que amasteis unos a otros con una porción grande, mañana podréis amar mucho mas. Y todos los días iréis aumentando, hasta que llegareis al tiempo de comprender que vos no sabíais amar, era sólo una apariencia. Entonces Mis hijos, cuando comprendáis, es que Dios quiere que os améis unos a otros, y sabréis valorar más vuestra vida.

Mientras sois divididos entre el amor verdadero y el interés, no podréis comprender y ni conocer lo que es el amor.

Mis hijos, la Santa Palabra de Dios os revela hoy cómo debéis comprender la manera que vivís con la que viene luego después de vuestra resurrección.

Es necesario desligarse de todo lo que causa división: Ejemplos: - “Vos quedaos con el corazón lleno de esperanza en la Salvación, pero quedáis sin esperanza cuando pensáis en valorar más las cosas materiales que las espirituales.” – “Cuando Dios os llama para la otra vida, la vida junto a El, vida espiritual, vos quedáis con miedo, no sois capaces de quedar felices porque iréis para el Padre, quedáis pensando en todo lo que tenéis en la tierra y cómo viviréis en el otro mundo, y si es verdad que El existe.”

¿Qué es esto Mis hijos? En verdad os digo, vuestra fe es muy débil para creer cómo Dios quiere que vos creáis. Esta vuestra vida en la tierra es vida de pecador. La desobediencia os dio esta condición de vida impura, no tenéis profundidad de fe, todos los días quedáis pensando: “¿Sera que Dios existe?” En verdad os digo, feliz el hombre que cree en Dios y no duda, este vestirá la vestidura de Luz y habitará en el Reino de Dios, solamente El puede daros la Vida Eterna. Vida Eterna es para todos sin excepción, que verdaderamente creen en Dios.

Viene llegando el tiempo de cada hijo de Dios dar la verdadera respuesta: “Si deseáis vivir eternamente con Dios o si no tenéis ningún interés en la Salvación.

Vos sois libres para este escogido, pero para ayudaros Dios enviará al Espíritu Santo muy pronto y entonces vuestra respuesta será sí o no, y quien no quiera la Salvación perderá la Felicidad Eterna, irá para el Infierno.

Preparaos, el mundo ahora está entrando en sufrimiento, pero quien confía en el Amor de Dios no temerá, saldrá victorioso.

Este nuevo semestre viene con mucho sufrimiento, pero recordéis que Dios no abandona a quien cree en El, confiad en El.

Es esto lo que vengo a revelaros para vuestra conversión.

Rezad, rezad, rezad por los dos Santos Padres los Papas Benedicto XVI y Francisco, por todo el Clero, por los religiosos y religiosas, por toda la humanidad.

Rezad por los ateos y paganos, confiad que vuestras oraciones puede ayudarlos a despertar y buscar ayuda en Dios.

Rezad por la Santa Iglesia fundada por Jesucristo, muchos Avisos fueron dados al mundo, unos acogerán, otros despreciarán, y otros pisaran en los Avisos. Pero, felices los que están escuchando porque una cosa puedo deciros aquí ahora, infeliz será aquel que pisa en los Avisos de Dios, este será infeliz eternamente.

Ayudéis a los Santos Padres los Papas, es necesario ayudar a los Santos Padres los Papas en esta hora, el mundo está seguro por un hilo, como quedan las arañas, en cualquier momento se pueden caer. Preparaos, los peligros mas fuertes son: el hambre, la sed, enfermedades contagiosas como sucedieron y muchas veces peores, porque es tiempo de pruebas y de purificación de la humanidad.

Yo os amo mucho y os cubro con Mi Manto de Amor.

Brasileños, Me gustaría deciros solamente cosas consoladoras, pero vuestra patria corre gran peligro, preparaos.

Todas las naciones preparaos, nunca se vio en la tierra lo que veréis ahora, ya no son necesarios tantos avisos, lo que el mundo ya está viendo, viene confirmando todo lo que está para suceder. Confiad en el amor de Dios por vos.

Ahora os bendigo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo, la Madre de Jesucristo, el Salvador del mundo,

 

María, la Inmaculada Concepción.

 

Gracias por vuestra presencia, os espero en el próximo encuentro. Un día muy próximo veréis que valió la pena vuestro esfuerzo en reuniros para rezar juntos por vuestra paz. Aquí vos aprendisteis mucho y así socorristeis no sólo a vuestras almas, sino que toda vuestra familia y de los pecadores del mundo entero.

 

Debéis meditar sobre el Santo Evangelio de hoy: Mateos, 6: 24 – 34.

 

 

Mensaje de Nuestra Señora – María Llena de Gracia

El Advenimiento del Nuevo Mundo – Palabras de Nuestra Señora

El Ultimo Tiempo de Preparacion para la Purificacion de la Humanidad

 

19 de junio de 2014

Fiesta del Corpus Christi. El Cuerpo y la Sangre de Nuestro Señor Jesucristo

 

En esta linda tarde el Señor viene a alimentaros con Su Santa Palabra, para que tengáis Vida Eternamente.

La Palabra de Dios es liberación y Ella os enseña lo que debéis hacer, libertaros del vicio del pecado.

El pecado es como una cadena, que esclaviza al hombre, él es una satisfacción que viene del mal, es desobediencia a Dios.

Cuando el hombre reconoce que desobedeció a Dios, él queda con la conciencia pesada, queda afligido y triste, pero luego pasa este arrepentimiento, él peca nuevamente y así se torna un prisionero del pecado.

El hombre llega a pensar que después de pecar es sólo pedir perdón a Dios y todo pasa, quedará todo bien nuevamente. Mis hijos, este es el tiempo de cambiar este pensamiento y reconciliarse con Dios. Quien no corrija ahora, está perdiendo el derecho de llegar al Cielo.

Por esto, estoy aquí para alertaros en el Nombre de Dios. Vamos entonces a rezar juntos para pedir ayuda a Dios para todos los pecadores. El es misericordioso y enseña qué hacer para vivir eternamente.

Para vencer este sufrimiento que es el pecado, debéis convertiros.

Mis hijos, es grande Mi alegría en poder estar todavía revelándoos los Avisos del Cielo y ahora que están próximos los sufrimientos terribles, traigo a vos los Avisos más urgentes.

Todo tiene un tiempo cierto. Ya está llegando al fin. El último tiempo para el hombre arrepentirse de sus desobediencias y este de ahora, en que vos estáis vivos, después es sólo pagar deudas. Ahora es hora final para pedir perdón a Dios, en cuanto estáis vivos, después es pagar vuestras culpas, es necesario reparar esta culpa.

En el Cielo no entra el pecado, él tiene que tener fin en la tierra. Dios está alertándoos porque este es el mayor tiempo de catástrofes, de tragedias, accidentes, todos los sufrimientos que llegan de repente y sorprenderán al pecador sin dar tiempo de arrepentirse de él, de pedir perdón de sus pecados. Por lo tanto, debéis pensar en esto y quedar listos para todo.

Vos estáis en peligro del acomodamiento, estáis apegados al vicio del pecado. El mayor peligro para el pecador es el merecimiento del Infierno. Esta es la segunda muerte, el sufrimiento en el Infierno. Este sufrimiento es lo peor que existe, el hombre no tiene más unión con Dios.

Dios está por encima de todo sufrimiento y solamente El puede salvaros.

Jesucristo es Dios, el es vuestro Salvador, creáis en El y seréis Salvos.

Convertíos, convertíos antes que sucede al mundo lo que vengo alertándoos. Es tiempo de prepararse para sobrevivir lo más que pudiereis hasta el regreso de Mi Divino Hijo.

Queridos y amados hijos de Mi Inmaculado Corazón, os bendigo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo que os ilumina conduciéndoos para siempre con Su Luz.

Soy la Sierva del Señor, María, la Madre de Jesucristo, el Salvador del mundo, el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo. Soy la Inmaculada Concepción de María. Soy la Mensajera de Dios y en el mensaje de hoy El os agradece por el momento de oración y os alerta:

“Mis hijos, seáis fieles a Mí que Soy vuestro Dios y alimentaos del Pan Sagrado, el Pan Vivo que os doy. Cuidéis de vuestras almas, ellas están pasando hambre por culpa del desprecia que tenéis por todo lo que os doy. La Santa Eucaristía, el Sacramento del Amor que tengo por vos.

Este es el Alimento que os Salva. Yo os di Mi propio Hijo, Mi Hijo Unigénito, Verdadero Dios, Verdadero Hombre, para vuestra Salvación, os di para alimentaros en el tiempo de hambre que es este tiempo en la tierra, el hambre espiritual, esta que vos estáis viviendo presos al pecado y olvidándoos de cuidar de vuestras almas. El mundo necesita pedir Mi ayuda.

Todo el tiempo que estáis en la tierra, vos estáis idolatrando el pecado.

Vuestra desobediencia a Mí viene sólo aumentando, vos no habéis hecho esfuerzo para mejorar vuestra manera de vivir.

Al daros a MI propio Hijo Jesucristo como Alimento, no os obligo a creer en Mí, en El, ni en el Divino Espíritu Santo, apenas os muestro que os amamos con Amor Eterno. No os abandono, sólo quiero Salvaros.

Sé que estáis pensando que Yo acepto el pecado, que en el fin os daré el perdón de cualquier manera, pero no esa sí. Yo quiero que todos sean limpios de pecado.  

Para Salvaros hago todo, pero vos no habéis reparado vuestros pecados.

Yo no os obligo a nada, pero siempre doy enseñanzas alertándoos con mensajes en el mundo entero, que debéis renunciar al pecado para merecer la Salvación. Recordaos Mis hijos, que Yo os amo con Amor Eterno.

No pequéis más, el peligro está llegando.

Vosotros mismos podéis escoger vuestro futuro. Para quien se convierte el futuro de él en el Cielo pero para quien no se convierte el futuro de él es el Infierno.

A los que decidieron continuar viviendo en Mí, nada les faltará. Por esto recordaos siempre que vos estáis todavía en tiempo de conversión y este tiempo ya está en el fin. Yo Soy Dios, Soy el que Soy, escuchad lo que os hablo y enderezaos, convirtiéndoos en todos los instantes de vuestras vidas, mientras estáis en este tiempo en que sois pecadores.”

Queridos hijos, unidos vamos a meditar las Palabras de Dios, nuestro Padre Eterno, el Todopoderoso que hoy una vez más os invita a prestar más atención al Llamado que El os hace.

El os alerta sobre lo peor que puede aconteceros si vos no os convertís. Para llegar al Cielo necesitáis convertiros.

Dios os alerta sobre lo peor que os puede acontecer si vos no quisiereis el Cielo.

Mis hijos, Dios Padre os dio a Su propio Hijo Jesucristo para libraros del fuego del Infierno y hoy la Santa Iglesia celebra cómo sucede vuestra liberación. Vos debéis acoger las Enseñanzas de hoy con el corazón abierto y confiante. El os dio el Alimento para vuestras almas para vuestro espíritu, para vuestro corazón.

El Cuerpo, la Sangre de Mi Divino Hijo Jesucristo, Su Alma, Su Divinidad están contenidos en la Santa Eucaristía, el Alimento que sacia vuestra vida. El os Salva, os da la Vida Eterna. Vos debéis agradecer a Dios Padre por este Alimento que os liberta de la muerte eterna.

Cuando Jesucristo estaba en el mundo, El dejó la Enseñanza para todas las generaciones: “El dijo: Quien come Mi Carne y bebe Mi Sangre permanece en Mí y Yo en él.” (Juan, 6: 36)

Así Mis hijos, vos tendréis la certeza de que viviréis eternamente si os alimentáis de la Santa Eucaristía. Este es el Sacramento del Amor.

Lo que Jesucristo promete, El hace porque El es Dios, El os da el Pan de Vida, El os Salva, el mundo no quedó desamparado, el está en el medio de vos alimentándoos, saciando vuestra hambre y sed espiritual que es la sed de amor.

Puede el mundo entero abandonaros, pero Dios permanece a vuestro lado, El no os abandona. Hoy vos no podéis comprender los misterios de El porqué sois todavía pecadores, pero un día llegará el momento que podréis comprender todo lo que no comprendéis.  

Hoy es un día de revivir lo que Jesucristo os enseñó, entonces es un día de más misericordia para el mundo.

Es esto lo que vengo a revelaros hoy para vuestra conversión, vos no podréis recibir la Salvación sin convertirse.

Convertíos, convertíos, es tiempo todavía de convertirse.

Aunque sea a través del dolor, todavía podréis salir victoriosos.

Ahora os pido la Santa Misa la Santa Eucaristía con fidelidad a Dios.

Rezad, rezad, rezad por los dos Santos Padres los Papas Benedicto XVI y Francisco, por todo el Clero, por los religiosos y religiosas, por toda la humanidad.

Rezad por los ateos y paganos, estos son los últimos momentos que ellos tienen para procurar convertirse, haced vuestra parte ayudándolos con vuestras oraciones. Dios os recompensará por este esfuerzo vuestro en ayudar en la recuperación de los que todavía no concientizan que fuera de Dios no existe vida. Quien quiera vivir eternamente, necesita reconciliarse con Dios lo más de prisa posible.

Rezad por la Santa Iglesia fundada por Jesucristo, haced sacrificios y ayunos cuando pudiereis, de aquí en adelante quedará más difícil, vendrán tantos sufrimientos que vos diréis que no os gustaría pensar ni en vivir lo que veréis.

En aquellos días recordareis que fuisteis avisados, pero no quisisteis creer.

Por esto hoy a los que escuchan dejo el Consejo de Madre que lucha por los hijos. El sacrificio que Dios quiere que hagáis es valorar el Alimento que El os da, recibir la Santa Eucaristía con amor, con fidelidad a El. Creyendo realmente que Este es el Pan que os da la Vida Eternamente. Deseo que todos antes de Recibirlo, tengáis arrepentimiento verdadero de todo el pecado cometido y pidáis perdón a Dios. Así seréis felices eternamente.

Es necesario agradecer a Dios todo lo que El hace por vos.

Vos no estáis en buena situación, no estáis preparados para tener la aceptación a los primeros acontecimientos que vendrán. Vuestra fe está muy débil, vos no quisisteis llevar en serio los Avisos del Cielo.

Fueron muchos y muchos Avisos, ahora no comprenderéis sin sufrimientos.

La diferencia fue mucha, preparaos no sabéis lo que está llegando para el mundo entero. Vos habréis de querer ver la belleza en el rostro de vuestros hermanos y no la veréis más. Preparaos, el mundo provocó la ira de Dios, y está llegando para aquellos que no creyeron, es momento de doblar las rodillas y pedir perdón.

Ahora es sólo rezar, recordaos que la oración es una conversación con Dios, ¿cómo vos iréis a hablar con El si no creéis que El existe? Es necesario sentir la Presencia de El, si no será como hablar con un espejo, esto no es hablar con Dios. Para hablar con El es necesario sentir que el está bien cerca de vos y sólo quien tiene fe siente la Presencia de El.

Aumentéis vuestra fe, ayudéis a los dos Santos Padres los Papas con vuestras oraciones, todos debéis ayudarlos en esta hora de buscar a las ovejas apartadas. Ellas no están percibiendo el peligro llegando, haced la Voluntad de Dios, améis a vuestros hermanos que se apartaron de la Santa Iglesia.

Haced la Voluntad de Dios con buena voluntad y seréis recompensados.

Rezad, rezad, rezad por toda la humanidad.

Yo os amo mucho y os cubro con Mi Manto de Amor.

Brasileños, rezad cada día más con el corazón lleno de esperanza, confianza en Dios, vos sois ejemplos para el mundo. Seáis fieles a Dios cada día más, recordaos que el os ama con verdaderísimo amor. No dejéis para valorar vuestra vida en la última hora, valórenla desde ahora y seréis felices eternamente.

Cuidado con el enemigo, él desea destruiros y llevaros a una profunda depresión.

Todas las naciones, haced lo mismo, haced todo para ayudar a vuestros hermanos a recuperarse.

Dios quiere todos los pueblos luchando contra el mal.

Ahora os bendigo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo, la Madre de Jesucristo, el Salvador del mundo,

 

María, la Inmaculada Concepción.

 

Gracias por responder al Llamado de Dios.

Vos sabéis que el peso de la conciencia sólo causa sufrimiento para vos. Dios conoce todo lo que sucede con vosotros y os alerta, este es un sufrimiento doloroso. Vos necesitáis de la ayuda de Dios, necesitáis pedir a El el perdón de vuestras culpas antes que sea tarde. Haced esto lo más de prisa posible.

Ahora os ofrezco Mi Inmaculado Corazón como Refugio en la hora del gran castigo que se aproxima para el pecado.

Un gran castigo se aproxima para el pecado, cuidéis de vuestras almas.

Con todo el cariño y amor de Madre os deseo la Paz y llevo hasta Dios vuestros pedidos.

La Paz de Nuestro Señor Jesucristo este con vosotros ahora y para siempre. Amén. La Paz.

            ¡Paz! ¡Paz! ¡Paz! ¡Amén! ¡Amén! ¡Amén!

Bendito sea Dios, Bendito sea Su Santo Nombre.

 

Debéis meditar sobre el Santo Evangelio de hoy: Juan, 6: 51 – 58.

 

 

Mensaje de Nuestra Señora – María Llena de Gracia

El Advenimiento del Nuevo Mundo – Palabras de Nuestra Señora

El Ultimo Tiempo de Preparacion para la Purificacion de la Humanidad

 

15 de junio de 2014 – Fiesta de la Santísima Trinidad

 

Queridos hijos, con mucho amor y cariño vengo a bendeciros en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo.

 

Unidos a la Santísima Trinidad, vamos juntos a buscar la verdadera Paz para el mundo.

Mis hijitos, guardéis bien dentro de vuestros corazones la Palabra de Dios, sabéis colocarla en práctica. Haced todo lo que El os enseña, para no perder la Felicidad Eterna. Vivid en la obediencia y seréis verdaderamente felices.

Mis hijos, la Santa Palabra de Dios os lleva hoy a meditar sobre el Poder de Dios.

Hoy es el día más importante para vos, es el día dedicado a la Santísima Trinidad, día en que vos debéis elevar vuestros corazones al Cielo para ser bendecidos por Ella. Vos debéis agradecer a Dios que os dio la vida, El os da todo lo que vos necesitáis, para tener los meritos de la Gracia que El, solamente puede daros todos los días de vuestra vida.

El os da la Gracia de crecer espiritualmente, os da para eso la sabiduría, el conocimiento de la verdad. Dios quiere que todos vivís la verdad y no se apeguen a las cosas que son falsas.

El os da los dones: de Sabiduría, de Fortaleza, del Entendimiento, de la Ciencia, de la Piedad, del Consejo y del Temor a Él. Dios quiere que todos Sus hijos sean bien instruidos espiritualmente.

Mis hijos, Mis pequeñitos hijos, prestad bastante atención sobre lo que El os revela siempre, especialmente hoy que El os habla de Su Poder que es Trino porque es el Poder de la Santísima Trinidad, un solo Dios en Tres Personas distintas, Padre, Hijo y el Divino Espíritu Santo. Todos tienen la misma Naturaleza Divina, pero sólo Jesucristo tiene dos naturalezas, la Divina y la Humana. Entonces, debéis meditar sobre lo que vos muchas veces no prestáis atención sobre eso.

El Padre envió a Su Divino Hijo, el Hijo Unigénito, Verdadero Dios y Verdadero Hombre, para vuestra Salvación.

Jesucristo vino al mundo para enseñar a la humanidad lo que ella necesitaba aprender sobre la vida espiritual. El se hizo Palabra Viva y en el mundo vino a ser el Mayor de los Maestros. El es Dios.

Jesucristo quiere que toda la humanidad comprenda que El siendo Dios se despojó de Su Realeza Divina y se volvió hombre como vos, para dar ejemplos verdaderos, se humilló y aceptó la Voluntad del Padre que Lo envió para la Salvación de todos los pecadores del mundo.

El os enseñó que Dios Padre, que todo lo creó, os trajo de Su Santísimo Corazón para hacer parte de este mundo. La Fuerza que El derrama sobre vos viene a través del Divino Espíritu Santo que os ilumina.

Dios es Amor, es Luz, es Vida, es Paz infinita. Dios renueva vuestra vida, os da crecimiento, purifica y os santifica todos los días de vuestra existencia. Solamente Dios puede haceros santos porque el cuida de todo lo que creó.

 Los hijos desprecian a Dios cuando Lo ofenden, pero Dios no desprecia a nadie. El ama verdaderamente e igualmente a toda Su Creación. El os enseña cómo caminar en rectitud, pero no todos aprenden porque no valoran la vida que recibieron de El.

¡Cómo sería maravilloso el mundo, si todos se desapegaran de la desobediencia a Dios y comprendiesen el valor de la existencia!

Vos debéis dedicar más tiempo a aprender sobre el Poder de Dios.

El Padre, el Hijo y el Divino Espíritu Santo, Un solo Dios en Tres Personas distintas como único Poder, todo lo que Uno es, los otros Dos también lo son. Nada es diferente en el Poder de Ellos. Dios es la mayor Autoridad que puede existir. El es Eterno, siempre existió y siempre existirá.

Vos todavía no tenéis el entendimiento suficiente para comprender este Misterio porque sois pecadores. Pero el Misterio de Dios pertenenece solamente a El. Vos sólo comprenderéis muchas cosas después de vuestra purificación y santificación. Todos los que merecer la Salvación.

Existen muchos hijos que no creen en Dios, no creen en nada que se refiere al Cielo, estos son los que más están en peligro del Infierno.

Muchos hijos aprenden sobre Dios, pero no Lo aceptan, porque no quieren corregir sus errores, piensan que no necesitan de la ayuda de Dios y de nadie.

Pero, Jesucristo vino a enseñar, quien no quiso y no quiere aprender va a acabar siendo lanzado en el fuego del Infierno. Feliz el hombre que cree en Dios, no quedará entregado al desespero que vendrá para el mundo muy pronto. Ya están llegando terribles acontecimientos.

Dios avisó y avisó, ahora saber el mundo ya sabe pero pocos los que creen. Nadie podrá huir de lo que viene.

Jesucristo dejó bien claro cómo sería el fin de los tiempos. El dio consejos para que todos los hombres se convirtiesen antes de que todo suceda, pero pocos creen que sea pronto. Dios no miente, lo que El habla sucede, sea ahora, sea en cualquier tiempo, todo se realizará. Dios quiere que vos creáis en las revelaciones del Cielo, para que seáis felices eternamente. Así el os dice.

 “"El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no creyó en el nombre del unigénito Hijo." (Juan, 3: 18)

 

 

Entonces Mis hijos, quien no cree hasta en la hora de dejar este mundo y no se arrepiente de no creer, irán al Infierno.

El mundo está viviendo su mayor tiempo del ateísmo y paganismo, porque con tantas señales que Dios dio, la mayor parte de la humanidad continua dudando. Es cierto que muchas personas ya están condenadas porque no creen en Dios.

Mis hijos, aquí dejo Mi Consejo, aumentéis vuestra fe, tengáis más coraje para creer realmente en Dios, porque ahora la situación de la humanidad quedará mucho más grave y será fácil los hijos desistir y poner por la tierra toda la fe que tuvieron hasta aquí.

Lo que vendrá es tan grave, todos necesitan soportar con fe y esperanza. Dios os dará más sabiduría y más conocimiento, para quien crea sepa soportar y nunca desistir de la Salvación.

Quien desista caerá y no tendrá fuerza para levantarse.

Cuando el mundo fue herido por una bomba atómica, él se esforzó y se levantó, pero ahora no se levantará mas porque lo que viene será muchas veces más grave, lo que va a suceder.

Hiroshima y Nagasaki fueron impactadas y ya fueron reconstruidas, pero lo que viene para el mundo muy pronto será muchas veces más grave. Sólo Dios puede ayudaros. El ha estado hace tantos años avisándoos y ayudándoos en esta preparación para no perder vuestra fe. Lo que vos necesitáis es prepararos con fe y coraje. Quien cree en Dios vive eternamente.

El mundo necesita creer que la muerte es apenas un fin para quien pierde la Salvación.

Es fácil saber lo que sucede después de la muerte, pero quien tiene fe en Dios da testimonio de su fe mientras vive con la obediencia a Dios. El hombre que cree en Dios Lo  respeta, Lo obedece, da buenos ejemplos de vida, no es malo, no es traidor, no es infiel, no es cruel, porque sabe que si fuese errado corre el peligro del Infierno.

Enderezaos Mis hijos, es tiempo de enderezar vuestra vida.

Es esto lo que vengo a revelaros hoy para vuestra conversión.

Rezad, rezad, rezad por los dos Santos Padres los Papas Benedicto XVI y Francisco, por todo el Clero, por los religiosos y religiosas, por toda la humanidad.

   Rezad por los ateos y paganos, tengáis fe Mis hijos, si vos no os esforzáis ellos tendrán más dificultades de convertirse, porque ellos todavía están muy fríos, indiferentes, pero la fuerza de la oración puede ayudarlos a despertar y pedir ayuda a Dios. Si vos hiciereis fuerza para ayudar en la conversión de ellos, estáis haciendo algo en vuestro beneficio también.

Rezad por la Santa Iglesia fundada por Jesucristo, unión y oración, aumentéis vuestra fe también porque lo que viene para el mundo es cosa demasiado grave. Ayudéis a los Santos Padres los Papas con vuestras oraciones, haced como ellos, rezad cada día con más fe. Es hora de buscar a los que están distantes porque es necesario que todos los cristianos que están lejos de la Iglesia regresen pronto.

Haced todo con más fe y urgencia, antes que la situación mundial se agrave más. Muchas ovejas están caídas en los valles profundos y no saldrán solas, vos debéis ayudarlas antes que Dios de por cerrado el tiempo en que todavía podéis ver la belleza en los rostros de vuestros hermanos. Porque en un tiempo muy próximo vos habréis de querer ver esta belleza y no la veréis mas.

La humanidad sufrirá mutación.

Yo os amo mucho y os cubro con Mi Manto de Amor.

Brasil, Brasil, el tiempo no para y con él todo camina, preparaos para muchos problemas con las tempestades, catástrofes, enfermedades, hambre y mucha sed. Creáis en el Santo Evangelio y seréis salvos.

Todas las naciones, preparaos, preparaos, lo que viene para el mundo todavía es desconocido por vos, pero pronto será revelado y todos los pueblos corren el peligro porque nadie se está preparando como debería estarlo. Confiéis en Dios y preparaos.

Ahora os bendigo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo, la Madre de Jesucristo, el Salvador del mundo,

 

María, la Inmaculada Concepción.

 

Debéis meditar sobre el Santo Evangelio de hoy: Juan, 3: 16 -  18.