Nota Importante

Este es un blog estrictamente Católico. La información que aquí se publica es con fines de propagar el mensaje de Dios a través de sus siervos. Hay alguna información que no tiene que ver con los mensajes y aquí se publica para el conocimiento de todo el que visite esta fuente de información.

Amamos a Nuestro Dios Padre Todopoderoso y Eterno, a Jesucristo su Único Hijo Nacido del Padre, al Espíritu Santo dador de Todos los Dones, a la Santísima Virgen Maria, Madre de Dios y Madre Nuestra y a todos los Ángeles y Santos que habitan en el Cielo.

Es por ellos que este blog fue creado con la ayuda del Señor Jesús, Nuestra Bendita Madre Maria y la autoría del Espíritu Santo.

¡Bendecidos sean todos los habitantes en el Cielo y la Tierra!

Adoremos el Sagrado Corazón de Dios el Padre

Adoremos el Sagrado Corazón de Dios el Padre
Consagración a Nuestro Padre Celestial

Hermanos Lectores

Los mensajes traducidos son publicados en orden cronológico. Hay ciertos mensajes que son enviados con fechas anteriores y aunque no siguen la cronología son publicados debido a su urgencia. Pido disculpas si esto causara algún malestar. No tengo control del orden en que los mensajes son enviados al email para su traducción, de todas formas lo importante es su publicación para el conocimiento de todos.

domingo, 21 de septiembre de 2014

Mensaje a Darly Chagas


Mensaje de Nuestra Señora – María Llena de Gracia

El Advenimiento del Nuevo Mundo – Palabras de Nuestra Señora

El Ultimo Tiempo de Preparacion para la Purificacion de la Humanidad

 

18 de abril de 2014 – viernes de Semana Santa

 

Querido hijos, con mucho amor y cariño vengo a bendeciros en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo.

Unidos a la Santísima Trinidad, vamos juntos a buscar la verdadera Paz para el mundo.

La prisión, la condenación, la injusticia humana sacrifica al Mayor de los Inocentes que es Jesucristo, el Hijo Unigénito de Dios, verdadero Dios, verdadero Hombre, Coronado con una corona de espinas, Humillándolo, Escupiéndole el rostro, Bofeteándolo, Arrastrándolo por el suelo, Colocándole una Cruz sobre los hombros, Azotándolo hasta llegar al Monte Calvario donde fue crucificado por culpa del pecado de todos los pecadores del mundo.

Mis hijos, la Santa Palabra de Dios os revela hoy sobre la Pasión y Muerte de Mi Divino Hijo Jesucristo, el Cordero de Dios que fue inmolado en la Cruz para Salvaros dándoos así nuevamente le derecho de alcanzar la Gracia de entrar en el Paraíso si os arrepentís verdaderamente de vuestros pecados, pedir el perdón a Dios y reparar vuestros errores convirtiéndoos.

Dios os ofrece Vida Eterna, haced lo que El os ordena y así viviréis.

Mis hijos, hoy vos estáis reviviendo el momento de la Pasión y Muerte de Jesucristo. Al amanecer de aquel día, El fue entregado por uno de Sus discípulos que Lo seguía siempre para Traerlos cuando pudo. Judas Iscariote, el mayor de los traidores, Lo entregó a los soldados verdugos que fueron a Su caza para Llevarlo al tribunal humano.

El demonio es el jefe de este tribunal y él con toda furia dominaba aquellos que lo obedecían y así les incentivó la crueldad. Los crueles arrastraron a Jesucristo, amarraron Sus Manos y Lo llevaron a los que Lo condenarían a Muerte. Humillaron al Hijo de Dios, Le coronaron con una corona de espinas, se mofaban y con ironía criticaron Su Poder, Lo insultaban, rasgaron Su vestidura y le azotaron todo Su Cuerpo, escupieron en Su Rostro, herían Su Carne y Le colocaron una cruz sobre los hombres y El fue subiendo con todo sufrimiento al Monte Calvario donde Lo herían con espada, Le dieron vinagre para beber y El allí siendo crucificado tuvo compasión de los que Lo mataba y del mundo entero, derramando toda Su Sangre para Salvar al mundo, derramando toda el Agua de Su Cuerpo que es Su Misericordia, el Divino Espíritu Santo, para iluminar al mundo y quitar la peor tiniebla que es el pecado.

Por último El fue sepultado.

¡Oh! ¡Cómo fue grande Su Sufrimiento!

¡Cómo fue grande Su Amor por vosotros pecadores!

Mirad y veáis, seáis comprensivos y busquéis en Dios el perdón de vuestras culpas, convertíos, Mis hijos, si quisiereis reparar vuestra participación en esta crueldad que hicisteis, fue por culpa del pecado de toda la humanidad que Jesucristo fue recibido en el mundo con toda esta crueldad.

Mis hijos, apresuraos en vuestra conversión. No echéis fuera la única oportunidad que tenéis, de arrepentiros de vuestros pecados y repararlos convirtiéndoos cada día más. No echéis fuera la Gracia de Salvación, humillaos y reconoced que fuera de Dios no existe vida, si queréis vivir eternamente convertíos, convertíos antes que sea tarde.

También os digo hoy, ya estoy de luto por todos los que dejan este mundo y partirán, y también por todos los que todavía irán a partir ahora, muchos de vos irán muy pronto en masa, por consecuencia de terribles catástrofes que se están aproximando. Convertíos.

Dios os dio a Su propio Hijo Jesucristo, Su Cordero que murió para que vos tuvieseis Vida Eterna, la Vida que perdisteis por culpa del pecado.

Pero, El recató para vos nuevamente el derecho de vivir eternamente.

Muriendo en aquella Cruz y Resucitando nuevamente, El venció la muerte por vos, seáis humildes y agradeced convirtiéndoos.

Veo a Mis hijos en gran peligro, el cual todavía no estáis presintiendo, la mayor parte está fría, indiferente a la existencia de Dios.

Aunque vuestro país, Brasil, sea una etapa de sufrimiento para el mundo, la mayor parte cierra los ojos para no ver, los oídos para no escuchar, la boca para no pedir perdón a Dios y no anda, no se apresura para entrar en el Camino que lleva al hombre al Cielo. El Camino es Jesucristo. 

Dios alerta al mundo día a día, las pruebas están llegando, es necesario vencer. Lo que viene para el mundo es una cosa que da miedo, mucho miedo.

Quien no procure el Refugio Seguro en esta hora de tantos Avisos, va a lamentarse mucho, cuando sienta que ahora es tarde.

El Refugio que Dios os dio es Mi Inmaculado Corazón, es aquí que no correréis riesgo de perder el Cielo, es aquí que estaréis protegidos de todos los peligro. Pero, es necesario rezar y vos estáis débiles en la oración. Busquéis ayuda en Dios, El está iluminándoos, para comprender que estáis en peligro. Escudadlo, Obedecedlo mientras es tiempo. Son continuáis indiferentes, estaréis afligidos y caeréis en el desespero.

Jesucristo confió plenamente en el Amor del Padre, haced lo mismo.

Creáis Mis hijos, creáis en El, haced lo que El os enseña. Quien confía en el Amor del Padre jamás será derrotado, quien espera la ayuda de El vence cualquier batalla.

Lo que le falta a la humanidad es fe, porque ella no cultiva la fe, la mayor parte no cree en Dios y hoy está en mayor peligro y se hace como si no estuviese. Dios no falla en lo que promete y El dice siempre que sin conversión no hay Salvación. Quien quiere convertirse pide ayuda a Dios, quien no quiere se va a arrepentir cuando no haya más para arrepentimiento.

Es esto lo que vengo a revelaros hoy para vuestra conversión.

Mis hijos, hoy con Mi Corazón triste, recuerdo el día en que sucedió la Muerte de Mi Divino Hijo Jesucristo, como fue doloroso Recibirlo todo ensangrentado de tanta crueldad, cuando Lo bajaron de la Cruz. En Mis Brazos Lo pusieron y Yo lloraba pero confiaba que el Padre estaba con nosotros Consolándonos. Yo sabía que El iba a Resucitar al tercer día de Su Muerte, pero sentía Su Sufrimiento. El nos dijo que resucitaría al tercer día, pero Mi Olor al Verlo muerto fue muy grande. Sólo el Padre podía Consolarme en aquella hora.

Mis hijos, sólo Dios da fuerza, preparaos, aumentéis vuestra fe, sin fe no soportareis dolor ninguno.

Debéis prepararos para las horas dolorosas, pero es necesario creer que cuando pase todo, tendréis el consuelo, Dios no abandonará a nadie.

Preparaos para la Santa Pascua reviviendo la Santa Pascua del Señor, esperareis confiados que un dia muy próximo iréis también a conmemorar vuestra Pascua definitiva, será el día de vuestra Resurrección. Hasta llegar, Dios os dará más sabiduría cuando venga para el mundo el descenso del Paráclito, el Consolador, el Divino Espíritu Santo, para vuestra purificación. Vos comprenderéis lo que todavía no sois capaces de comprender.

Rezad, rezad, rezad por los dos Santos Padres los Papas Benedicto XVI y Francisco, por todo el Clero, por los religiosos y religiosas, por toda la humanidad.

Rezad por los ateos y paganos, seáis perseverantes en vuestra ayuda con oraciones por la conversión de ellos. Son los últimos momentos que Dios está dando a ellos la oportunidad para que se conviertan suavemente, después sólo a través del dolor.

Espero que cada uno de vos cristianos sea capaz de luchar por ellos, rezando con fe.

Rezad por la Santa Iglesia fundada por Jesucristo, presentadle a El vuestras oraciones. Vos debéis pedir a El la cura de vuestros corazones. Pedir que El envíe al Divino Espíritu Santo sobre vos, para calentar vuestra vida, iluminaros cada vez más para comprender que la hora que se aproxima es de gran peligro. Es necesario acercarse más a Dios, aumentar vuestra fe antes que ella llegue.

Ayudéis a los Santos Padres los Papas a buscar a los que se distanciaron de la Santa Iglesia. Ellos necesitan de vuestra ayuda, y vos necesitáis de la ayuda de ellos también, ayudéis de corazón.

Yo os amo mucho y os cubro con Mi Manto de Amor.

Mis hijos, tanto que os ve estado alertando a vosotros brasileños, pero la mayor parte no quiere Oírme, después no debéis decir que no sabíais nada, porque saber todos saben pero creer, son pocos los que creen.

Es necesario tener fe es esto, son pocos los que tienen fe.

Apresuraos en cultivar la fe, para no sentiros derrotados y no desesperarse. Muchos están debilitándose, después quedaran deprimidos porque no escucharon los Consejos del Cielo.

La depresión será fuerte, no tendréis fuerza para permanecer en pie.

Todas las naciones, convertíos, convertíos, convertíos, no hay mas mucho tiempo. El mundo, en su mayor parte, está desafiando el Poder del Cielo, está idolatrando al pecado. Cada día está peor. Más guerras, más enfermedades, más hambre, más indiferencia, más desafíos a Dios.

Ahí vienen las respuestas que Dios dará al mundo. Preparaos, preparaos.

Ahora os bendigo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo, la Madre de Jesucristo, el Salvador del mundo,

 

María, la Inmaculada Concepción.

 

Debéis meditar sobre el Santo Evangelio de hoy: Juan, 18: 1 – 19, 42.

Mensajes a Darly Chagas


 

Mensaje de Nuestra Señora – María Llena de Gracia

El Advenimiento del Nuevo Mundo – Palabras de Nuestra Señora

El Ultimo Tiempo de Preparacion para la Purificacion de la Humanidad

 

17 de abril de 2014 – jueves de Semana Santa

 

Querido hijos, con mucho amor y cariño vengo a bendeciros en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo.

Unidos a la Santísima Trinidad, vamos juntos a buscar la verdadera Paz para el mundo.

Mis hijos, hoy la Santa Iglesia se reúne para primeramente pedir a Dios que bendiga los Santos Oleos que serán usados por los Sacerdotes para unción de los fieles en la celebración del Bautismo, del Crisma, de la Orden y para la extrema Unción.

Es cuidando del bien de todos los cristianos que la Santa Iglesia triunfa sobre el mal.

Mis hijos, hoy la Santa Palabra de Dios os revela sobre cómo Jesucristo, antes de Su Muerte, quiso dar a la humanidad la gran riqueza, el Sacramento del Amor, la Santa Eucaristía, el Sacramente que os salva.

Jesucristo preparó a Su Iglesia para que Ella existiese en El eternamente.

El quiere salvar a todos los que permanecen en Ella hasta el último día en la tierra.

Así el tiempo fue pasando y muchos hijos no valoraron esta Riqueza porque no comprendieron que la Iglesia somos nosotros, los hijos de Dios. Estos hijos no participaron con la vida, prefería vivir amando al pecado más que a ella, la vida. Jesucristo antes de Su Muerte, El se reunió con Sus discípulos para cenar junto durante la Santa Cena, El se preocupó en prepararlos, pues dentro de un poco tiempo, sería entregado a los que Lo perseguían.

Durante la Santa Cena, antes El lavó los pies de Sus discípulos para que ellos tuviesen parte con EL, pero había un traidor entre ellos, Judas Iscariote, que planificó antes de vender a Jesucristo a los sumos sacerdotes, porque Judas ya había comprendido que Jesucristo era el Mesías prometido por Dios al mundo, el Padre permitió que él lo supiese antes, porque Dios quiso que el mundo comprendiese que una persona se vuelve fácilmente en instrumento del demonio. Judas era codicioso, explotador y ambicioso, vendía todo lo que pudiese y robaba para poseer riqueza material. El vendió a Jesucristo por 30 monedas de plata.

La Palabra de Dios es Verdad, y estaba sucediendo lo que estaba escrito. Dios envió a Su Hijo Unigénito Jesucristo para Salvar a la humanidad y sería con mucho sufrimiento.

Durante la Santa Cena, Jesucristo declaró a Sus discípulos que uno de ellos Lo traicionaría, y permitió que todos comprendiesen que era aquel al que El le daría un pedazo de pan mojado en salsa, y en pocos segundos después, de Judas recibir el pedazo de pan, Satanás actuó sobre él. Jesucristo lo aconsejó que hiciese lo que quería hacer, vender a Jesucristo. Después que Judas salió Jesucristo continuó la Santa Cena e instituyó al mayor de los Sacramentos. El después de elevar el Corazón al Padre para que El Lo glorificase, “El tomó el pan, dio gracias al Padre, y lo partió y dio a Sus discípulos diciendo: “Tomad todos y comed: Esto es Mi cuerpo que será entregado por vos.” Después, del mismo modo, en el fin de la cena, El tomó el cáliz en Sus Manos, dio gracias nuevamente y lo entregó a todos Sus discípulos diciendo: “Tomad, todos y bebed, Ese es el cáliz de Mi Sangre, la Sangre que da la nueva y eterna alianza, que será derramada por vos y por todos para el perdón de los pecados. Haced esto en memoria Mía.”

Jesucristo reveló a Sus discípulos que dentro de un poco de tiempo más, El todavía estaría con ellos, pero que después ellos habrían de procurar por El, pero después para donde El iría, los discípulos no podrían ir.

Después El dio el nuevo mandamiento: “Améis los unos a otros. Como Yo os he amado, así también vos debéis amarse unos a otros. En esto todo conocerán que sois Mis discípulos, si vos os amáis unos a otros.” (Juan, 13: 34 – 35)

Mis hijos, así en aquel momento Jesucristo dio al mundo la gran Riqueza y la gran Enseñanza sobre el amor y lo que el amor realiza de bueno en vuestras vidas.

1er: Mandamiento es: Amarás al Señor tu Dios con todo el corazón, con toda el alma, con todo tu espíritu.

2do: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.

Así Mis hijos, espero que cada uno procure revivir esta riqueza que Jesucristo os dio y con El encontrareis coraje, fuerza, para soportar vuestros sufrimientos sin desesperaros.

Vuestra vida en la tierra es de aprendizaje, pero vos estáis confundidos, con dificultades para aprender por causa de los Pecados Capitales que os lleváis a huir de las Enseñanzas del Cielo.

Dios es bueno y vos no estáis consiguiendo ser buenos como El quiere que seáis, porque vos no estáis humillándoos delante de El.

Vos sabéis que el Padre dio al propio Hijo al sufrimiento para salvaros, entonces debéis tener la gratitud y vos estaréis así agradeciendo vuestra Salvación cuando sois capaces de renunciar al pecado y volveros obedientes a los Mandamientos que El os dio.

Vos estáis reviviendo hoy aquel momento que Jesucristo sabiendo lo que Le esperaba, El no huyó del sufrimiento, antes de ser entregado El os quiso dejar el consuelo espiritual, dejaros los consejos que vos más necesitáis para no perder el Cielo, el Paraíso también. El os dio Su Vida, os enseñó que nadie entrará en el Cielo, en el Paraíso, sin aprender a amar. Esto no adelanta al hombre pensar que no es así, porque es así mismo. Cada hijo decide lo que quiere para su vida, si quiere el Cielo hará la Voluntad de Dios, si no quiere, tienen el derecho de vivir como quiere, después va a perder la vida y ganar el Infierno para siempre. Como Judas hizo, decidió contra Dios y perdió la Salvación.

Mis hijos, cuando vos comprendáis lo que realmente es la felicidad, vos iréis a luchar por ella, vos iréis a comprender que realmente sólo Dios puede salvaros, daros la Vida Eterna.

Mis hijos, al amanecer Jesucristo fue preso, arrastrado, flagelado hasta llegar a la hora en que sería condenado a muerte.

Mis hijos, hoy el mundo continúa haciendo tantas cosas erradas, cada día debéis pensar más en el peso de la Cruz que El cargó sufriendo mucho en vuestro lugar para que vos no perdieseis la Salvación.

Agradeced Mis hijos, obedeciendo a Dios, renunciando al pecado y preparándoos para la hora que se aproxima para todas las naciones.

Preparaos para conmemorar la Santa Pascua con el corazón lleno de Dios.

Es esto lo que vengo a revelaros para vuestra conversión.

Rezad, rezad, rezad por los dos Santos Padres los Papas Benedicto XVI y Francisco, por todo el Clero, por los religiosos y religiosas, por toda la humanidad.

Rezad por los ateos y paganos, ayúdenlos a encontrar un medio de echar fuera el orgullo y reconocer que necesitan de Dios, rezando vos los estaréis ayudando.

Rezad por la Santa Iglesia fundada por Jesucristo, unión y oración, obediencia a Dios. Vos no tenéis mucho tiempo más, pero podéis aumentarlo si creéis que realmente Dios existe y que El quiere daros un mandamiento nuevo.

Ayudéis a los Santos Padres los Papas en esta hora tan dolorosa porque vuestra fe está muy pequeña y vuestras oraciones están siendo impedidas de llegar al Cielo por falta de fe. Los dos Santos Padres los Papas necesitan mucho de vuestra ayuda para buscar a los que se dispersaron. Esta es vuestra parte, ayudar en la Salvación vuestra y de todos.

Yo os amo mucho y os cubro con Mi Manto de Amor.

Aviso, Brasil, Mi Corazón ya está de luto por causa de los hijos que ya se fueron y por los que se irán ahora muy en breve. Aumentéis vuestra fe brasileños, podéis todavía aliviar mucho de vuestros sufrimientos.

Todas las naciones, rezad, rezad, estéis unidas y aseguraos firmes en las Manos de Dios. En breve veréis que quien reza consigue aliviar los sufrimientos.

Ahora os bendigo en el Nombre del Padre, del Hijo, y del Divino Espíritu Santo, la Madre de Jesucristo, el Salvador del mundo,

María, la Inmaculada Concepción.

          

Debéis meditar sobre el Santo Evangelio de hoy: Juan, 13: 1 – 15, 31 – 35.

 

 

Mensaje de Nuestra Señora – María Llena de Gracia

El Advenimiento del Nuevo Mundo – Palabras de Nuestra Señora

El Ultimo Tiempo de Preparacion para la Purificacion de la Humanidad

 

16 de abril de 2014 – miércoles de Semana Santa

 

Querido hijos, con mucho amor y cariño vengo a bendeciros en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo.

Unidos a la Santísima Trinidad, vamos juntos a buscar la verdadera Paz para el mundo.

Mis hijitos, en este momento en que el mundo está en gran peligro de una gran catástrofe, quiero haceros un pedido de Madre que quiere ayudar a los hijos, prestad toda atención vuestra para Dios. Es necesario que la tierra mire al Cielo para saber cómo buscar ayuda para todos.

Soy la Madre Mediadora de la Gracia entre el Cielo y la tierra. Vengo a alertaros a cada momento para que todos se conviertan, la Gracia de Dios es para todos los que se convierten.

Aseguraos firmes en las Manos de El, la tierra entera va a temblar muy pronto por causa de la gran guerra que está muy próxima a acontecer. Dios Me envió a avisaros, no debéis medir vuestros conocimientos con los de El.

Sin fe no conseguiréis confiar plenamente en Dios, entonces debéis siempre recordar que fuera de El no existe vida, quien no estuviera en El no será salvo, irá al Infierno.

Mis hijos, la Santa Palabra de Dios os lleva hoy a meditar sobre la traición, la ganancia, el desprecio que el mundo cultivó en vez de cultivar la fe.

El gran ejemplo que hoy la Santa Iglesia está alertándoos y mostrándoos, porque cuando la Santa Iglesia evangeliza, ella necesita revivir el pasaje de Jesucristo en el mundo, lo que El habló, lo que El vivió, lo que El mostró, lo que El sufrió y Su Victoria que fue Su Resurrección, Su Pascua. 

Entonces hoy, en este miércoles Santo, vos estas teniendo la oportunidad de revivir una vez más la primera máscara de traición caer delante de los discípulos de Jesucristo, cuando Dios permitió que Jesucristo mostrase a ellos que en medio de ellos había un traidor, Judas Iscariote.

Judas concretizaría en poco tiempo su acto cruel, el traicionar y vender a Jesucristo a los sumos sacerdotes de aquella época. Por ganancia é traicionó a Jesucristo, en la mañana que se aproximaba, al romper el día, él iría a vender al hijo de Dios. Judas ya tenía la certeza que Jesucristo era el Mesías Prometido al mundo y los judíos esperaban que El, cuando llegase, iría a renovar la tierra, ellos sabían, tenían sus tronos en peligros de ser eliminados por esto querían conocer al Mesías para Matarlo.

Y Judas no perdió tiempo, pero como la Palabra de Dios es realidad, El mismo mostró a Judas que allí estaba el Mesías, no porque Judas mereciese acercarse a Jesucristo, sino porque Dios quería que el mundo conociese la traición frente a frente. Judas fue el mayor traidor que existió. El vendió a Jesucristo para poseer treinta monedas.

Pero, lo que Dios permite El lo permite para que el demonio sepa que no tiene ningún poder de ser más que Dios. El día de la Justicia Divina llegará para toda criatura. No existe nadie que no tenga cuentas que prestar a Dios. Los discípulos escucharon con atención, a cuáles señales tendrían que prestar atención, en cuál de ellos era el traidor.

La señal era que colocase la mano en el plato junto con Jesucristo.

Así Judas como no tenía humildad, no pensó que sería reconocido por todos y colocó la mano en el plato junto con Mi Divino Hijo Jesucristo. Y Jesucristo dejó bien claro que estaba llegando la hora de Su Muerte y que para Judas el traidor, sería mejor que quien Lo traicionara nunca hubiera nacido. Judas todavía burlándose le preguntó a Jesucristo, si sería él el traidor y Jesús le respondió que sí, que Judas mismo estaba diciendo.

Mis hijos, es que se aproxima la hora de los grandes acontecimientos para el mundo y principalmente la hora del primer Juicio, el Juicio Particular, el día del Aviso, Día del Fuego Sagrado manifestarse al mundo.

Dios está siempre Enviándome al mundo para avisaros, El es el Creador y cuida de Su creación. Nadie puede hablar más alto que El, esto significa que no existe autoridad mayor que la de El. Lo que El habla la criatura tiene que escuchar de una manera u otra, esto significa por amor o por el dolor.

No adelanta nadie querer opacar los mensajes que descendieron del Cielo. La tierra pertenece a Dios, no es Dios quien pertenece a la tierra. El hombre es barro pero tiene vida que recibió de Dios.

Todos nosotros que somos siervos de Dios estamos cumpliendo la Voluntad de El y Yo Soy Sierva, Madre de todos los hijos de El. Seremos victoriosos porque El es quien da la victoria a todos los que se someten a la orden de El. Yo y Mi ejército somos victoriosos porque Dios vence por nosotros. Peor para quien no quiera escuchar los Avisos del Cielo porque qu9en no hace esto por amor, lo hará por dolor. El dolor nadie tiene fuerza para librarse de él, sólo Dios alivia y cura el dolor de cualquier persona. El sabe el número cierto de los que merecen el Cielo y o dolor y quien no lo merece. 

El buscará a todos los que son de El.

Mis hijos, veáis que será fácil para quien tenga que regresar, si no regresa ahora mientras todavía sigue habiendo tiempo de regresar.

Vos visteis que cada día está quedando más difícil, los corazones continúan duros, sucios, es necesario limpiarlos y pedir a Dios Luz para no olvidarse de nada.

Después muchos quedaran como Judas, con la conciencia pesada pero ya habrán perdido el derecho de la Salvación como él lo perdió.

Hoy el mundo está lleno de Judas, personas que traicionan el Amor de Dios. Matanzas, violaciones, robos, maldades sobre maldades y muchas crueldades, pero el mirar de Dios está sobre ellos, dios o duerme y El sabe todo.

Cuántos niños, adultos, son vendidos por causa de la ganancia, la traición.

Cuántos abortos, cuánta corrupción en el mundo entero, todo por dinero y poder, pero ahora todo será justificado por Dios.

Cuántos científicos vendieron sus inventos, aun sabiendo que podrían causar la muerte en masa, sólo para poseer una vida más abundante de todo.

Todo esto es traición a Dios, no hay más cómo el hombre cambiar esto, porque el fin del pecado en el mundo ya está llegando.

Los que sobrevivieron las catástrofes quedaran en estado terrible y no habrá como cambiar las cosas. Pocas personas sobrevivan después de la gran guerra que se aproxima. Nada más os resta, solamente regresar a Dios y hacer esto urgente con el corazón limpio.

Son hoy para muchos los ejemplos de victimas de radiación.

Vos no sois conocedores del futuro, vuestra sabiduría os da a penas el conocimiento temporero, lo que podéis ver ahora. El día siguiente pertenece a Dios y vos no percibid esto.

Sólo Dios conoce el futuro, ningún hombre puede decir que conoce, porque no conoce. Pero, Dios envía avisos y más avisos, El escoge a Sus siervos, Sus profetas y envió a Jesucristo Su Divino Hijo para avisar al mundo, para revelar al mundo, al vivo para que todos se convirtieran antes de la transformación que El hará muy pronto a la humanidad.

Despertad Mis hijos, no adelanta combatir el Cielo. Dios es el Creador y vos sois criaturas. Es necesario escuchar y mejorar el corazón, ser fiel a Dios cumpliendo vuestro deber. El quiere vuestra conversión antes del Aviso.

Es esto lo que vengo a revelaros hoy para vuestra conversión.

Rezad, rezad, rezad por los dos Santos Padres los Papas Benedicto XVI y Francisco, por todo el Clero, por los religiosos y religiosas, por toda la humanidad.

Rezad por los ateos y paganos, estos están en mayor peligro, necesitan humillarse y pedir perdón a Dios, antes que sea tarde. Rezad por ellos, Dios os dará la recompensa.

Rezad por la Santa Iglesia fundada por Jesucristo, hoy vuestros corazones deben unirse más porque Dios ya está dándoos tantos avisos hace tiempo. Vos sois invitados a una mejoría de vida, esto significa desapegarse de todo lo que es material y prepararse para entrar en la Vida Eterna.

Vos estáis apegados al pecado de la carne. La carne desea el pecado.

Ahora muchos hijos ya están cuidando mejor del alma y desapegándose del pecado, no están perdiendo más tanto tiempo con cosas pecadoras.

Gracias a Dios muchos hijos ya asumieron la decisión de cuidar del alma.

Mis hijos, ayudéis a los Santos Padres los Papas en esta hora de buscar a los que están siendo todavía engañados, los que están en falsas religiones, son las ovejas que se alejaron para lejos y no sabe cómo regresar. Muy pronto vos sabréis porqué dos Papas están siempre juntos en esta batalla final para la Santa Iglesia. Ayúdenlos con vuestras oraciones. No flaqueéis, es hora de peligro.

Yo os amo mucho y os cubro con Mi Manto de Amor.

Brasil, Brasil, Brasil, este año, que resta, vienen muchos sufrimientos. Pido a todos los brasileños que seáis perseverantes en la oración.

Todas las naciones, aquí dejo Mi alerta, no es sólo para Brasil que están llegando muchos acontecimientos, en este tiempo de prueba, ellos serán para todas las naciones.

Estéis atentas todas las naciones, rezad, rezad, rezad.

Ahora os bendigo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo, la Madre de Jesucristo, el Salvador del mundo,

María, la Inmaculada Concepción.

           

Debéis meditar sobre el Santo Evangelio de hoy: Mateos, 26: 14 – 25.