Nota Importante

Este es un blog estrictamente Católico. La información que aquí se publica es con fines de propagar el mensaje de Dios a través de sus siervos. Hay alguna información que no tiene que ver con los mensajes y aquí se publica para el conocimiento de todo el que visite esta fuente de información.

Amamos a Nuestro Dios Padre Todopoderoso y Eterno, a Jesucristo su Único Hijo Nacido del Padre, al Espíritu Santo dador de Todos los Dones, a la Santísima Virgen Maria, Madre de Dios y Madre Nuestra y a todos los Ángeles y Santos que habitan en el Cielo.

Es por ellos que este blog fue creado con la ayuda del Señor Jesús, Nuestra Bendita Madre Maria y la autoría del Espíritu Santo.

¡Bendecidos sean todos los habitantes en el Cielo y la Tierra!

Adoremos el Sagrado Corazón de Dios el Padre

Adoremos el Sagrado Corazón de Dios el Padre
Consagración a Nuestro Padre Celestial

Hermanos Lectores

Los mensajes traducidos son publicados en orden cronológico. Hay ciertos mensajes que son enviados con fechas anteriores y aunque no siguen la cronología son publicados debido a su urgencia. Pido disculpas si esto causara algún malestar. No tengo control del orden en que los mensajes son enviados al email para su traducción, de todas formas lo importante es su publicación para el conocimiento de todos.

domingo, 24 de enero de 2016

Mensajes a Darly Chagas - Mes de Diciembre 2015



Mensaje de Nuestra Señora, María Llena de Gracias

Advenimiento del nuevo mundo, Palabras de Nuestra Señora

EL TIEMPO FINAL DE MENSAJES PARA EL MUNDO



5 de diciembre de 2015 – 1ra Semana de Adviento


Queridos hijos, con mucho amor y cariño vengo a bendeciros en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo. 


Unidos a la Santísima Trinidad, vamos juntos a buscar la verdadera Paz para el mundo.


Mis hijitos, siento gran alegría en poder todavía estar con vosotros para rezar juntos delante de Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo. Están aquí también los Santos y los Angeles, vamos a agradecer a Dios por este día que está lleno de alegrías todavía, que vos todavía podéis reuniros para rezar por las almas del Purgatorio y por toda la humanidad. 


Rezad Mis hijos, lo más que pudiereis en cuanto estáis peregrinando por la tierra, pedid a Dios que os liberte del peso de vuestras culpas, todavía podéis hacer esto en vida. 


Pobres almas del Purgatorio que llevaron con ellas el peso de la deuda que no repararon en la tierra. 


Seáis humildes, reconoced cada día más que vos pisasteis en las oportunidades que tuvisteis para la santificación de vuestras almas, que ya podrían estar alegrándose si fuisteis obedientes a Dios.

Ahora es el último tiempo para el hombre parar, meditar y actuar. ¿Actuar cómo? Yo os pregunto. En verdad el hombre tiene hasta la última hora para decidir entre el Cielo y el Inferno. Para merecer el Cielo es necesario convertirse y para el Infierno es como muchos están decidiendo al pisar en la Gracia de Dios adorando al demonio. El hombre adora al demonio para conseguir lo que quiere y no adora a Dios porque entiende que el demonio lo atiende más de prisa, da riqueza, da todo lo que la persona pide pero todo es falo, es todo podrido porque todo lo que viene del demonio esta maldito desde el momento que él fue lanzado al Infierno. 


El hombre necesita comprender que Dios da cosas Santas, El da la vida, da todo lo que es útil y no permite que el hombre destruya la vida, porque la vida sólo viene de Dios. 


Mis hijos, abandonaos enteramente en las Manos de Dios, dejéis que El transforme vuestras vidas, que hoy están manchadas por el pecado, en vidas puras y santas. 


Vos que sois cristianos y ya tenéis conciencia de que el hombre nace una única vez, cuidéis de vuestras vidas, está en vuestras manos para arreglar lo que hicisteis errado, para vivir eternamente. 


Vos ahora estáis en la parte final de vuestro pasaje sobre la tierra, no es porque el mundo se va a acabar, pero si porque el mundo será transformado. Esta transformación es vuestro cambio de pecadores para hombres puros, santos, obedientes a Dios. 


Lo que acontecerá dentro de poco tiempo es vuestro cambio de comportamiento. El pecado no es el vencedor, quien no regrese ahora para Dios por amor regresara por el dolor. 


Dios no es perdedor, El creo el universo con todo lo que existe, el universo continuara siempre, pero el mal que está en la tierra acabara, puede pasar por la muerte toda criatura pero el Amor de Dios resucitara todo y hará la separación, lo que es bueno vive eternamente y lo que es malo será quemado en el fuego del Infierno. 


La humanidad renacerá, no para ser como es, sino para ser solamente como Dios quiere que sea. 


Ya viene llegando la hora del cambio, todo será mejor, toda la maldad dejará de existir, será quemada. 


Mis hijos, la Santa Palabra de Dios os lleva hoy a meditar sobre el poder que Dios da a quien Le sirve. 


Muchos hijos acogieron a Jesucristo cuando El llegó al mundo, crecieron junto con El y se tornaron Sus discípulos. El mundo aprendió mucho con los discípulos, ellos dieron la vida por la Salvación de la humanidad. 


Pero escuchasteis las Enseñanzas y continuasteis pecando cada día más. Los discípulos están siempre ensenando, hoy a través de lo que sembraron. Ahora o el hombre para para practicar el bien a su propia vida o va a sufrir mucho como nunca sufrió. Va a sudar sangres, pero va a aprender que para merecer la Vida Eterna necesita ser puro y santo


Muchos critican a los que aman a Dios pero estos van a sufrir mucho hasta amar como los que ellos pasaron criticando en la vida. 


Viene ahí un terrible acontecimiento, si el mundo no mejora después del primero, vendrán otros más fuertes hasta que todos aprendan a doblar las rodillas delante de Dios para Adorarlo. 


Es esto lo que vengo a revelaros hoy para vuestra conversión. 


Practiquéis la caridad, seáis mansos y humildes de corazón. 


Rezad, rezad, rezad por los dos Santos Padres, Benedicto XVI y Francisco, por los religiosos y religiosas, por toda la humanidad.


Rezad por los ateos y paganos, para que ellos se conviertan. Dios os recompensará por vuestra ayuda a los hijos que no se prepararon para dejar este mundo. 


Rezad por la Santa Iglesia fundada por Jesucristo, unión y oración, penitencia y sacrificios. 

Renunciéis a las cosas inútiles, dediquéis más tiempo a la oración para ayudar en la Salvación del mundo. Ayudéis a los Santos Padres los Papas a buscar a los que están distantes. 


Las ovejas fueron para lejos y no saben regresar para la casa. Vamos a ayudar a los Santos Padres los Papas, solamente así todos regresaran. 


Yo os amo mucho y os cubro con Mi Manto de Amor. 


Brasil, cuidado con las tempestades que vendrán. Todos juntos rezando para aliviar los sufrimientos causados por la revuelta de la naturaleza. 


Peligro de movimientos revolucionarios en el medio de vos. Pedid a Dios por vuestra Patria.

Todas las naciones rezando cada día más para Dios derramar la Paz sobre el mundo.

El peligro de guerra es muy grande. 


Agradezco la presencia de todos y os invito a retornar al encuentro mientras fuere posible. No sabemos todavía cuánto pudiereis regresar, pero mientras pudiereis haced esto por amor a Dios, a Mí y a vuestros hermanos que todavía están vivos en el mundo.

Recéis por los que ya se fueron. 


Agradezco a los que vinieron por primera vez. 


A Mi hijo que vino especialmente hoy aquí, N., Le pido que continúe firme en su caminar, no abandone la cruz en el camino, suba hasta el Calvario si esta es su decisión. Nada lo separe de Dios, ni lenguas, ni bestias, ni armas, ni la muerte.


Dios quiere que todos no tengan miedo de morir por El. Como Soy Madre de Jesucristo, quiero también ser de cada hijo que decide por el Cielo. 


Ahora os bendigo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo, la Madre de Jesucristo, el Salvador del mundo,



María, la Inmaculada Concepción.



Debéis reflexionar sobre el Santo Evangelio de hoy: Mt. 9, 35-10,1, 6-8, lectura: Isaías 30,19-21, 23-26.

Mensajes a Darly Chagas - Mes de Noviembre 2015


Mensaje de Nuestra Señora, María Llena de Gracia

Advenimiento del Nuevo Mundo, Palabras de Nuestra Señora

EL TIEMPO DE LAS GRANDES TRIBULACIONES



21 de noviembre de 2015



Queridos hijos, con mucho amor y cariño vengo a bendeciros en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo. 


Unidos a la Santísima Trinidad, vamos juntos a buscar la verdadera Paz para el mundo.

Mis hijitos, siento gran alegría en encontraros aquí reunidos, para rezar juntos delante de Dios Padre, de Dios Hijo y de Dios Espíritu Santo. Están presentes aquí también los Santos y los Angeles rezando, juntos nuestras oraciones serán llenas de frutos. 


En este momento en que estéis atentos, sabiendo que mucho antes de lo que podéis imaginar, podréis sentir un dolor profundo al ver con los propios ojos lo que el mal puede causar al mundo. Yo os invito a ofrecer también vuestras oraciones a los que serán impactados de repente por la fuerza del viento y esto no será fácil. Vuestro país y también otros, no están preparados como debían para no caer en el desespero. 


Mis hijos, vos sabéis que una catástrofe causa mucha ruina. Yo os pido, aparte de vuestras oraciones seáis más rápidos en vuestras donaciones, principalmente donar remedios y materiales curativos. Es hora del desapego, si tuvierais 2 túnicas, deis una y luego tendréis 3 porque Dios sólo quiere vuestra generosidad. 


El os da todo al doble, cuando tenéis desapego. 


Debéis rezar constantemente para que las víctimas de catástrofes sean socorridas con más urgencia. 


Yo ya os dije muchas veces: la oración es mejor remedio para los que necesitan de ayuda. 


Si vos socorréis a quien tiene hambre, hasta los pájaros traerán alimento para vos, si cuando fuere vuestra vez de sufrir y no tuvierais a nadie cerca. 


Dios quiere vuestro desprendimiento de lo que tenéis y vuestra fe, al esperar la ayuda de El. 


Mis hijos, apresuraos en vuestra conversión, no podéis esperar acontecerá algo con vosotros o cerca de vos para después creer en Dios. 


Durante años y años descendí al mundo para anunciar la Voluntad de Dios para vos, ahora estáis a las puertas de una terrible catástrofe y muchos todavía no están cuidando de la conversión.


Mis hijitos, la Santa Palabra de Dios os lleva hoy a meditar sobre los hermanos de Jesucristo y sobre Mí que Soy la Madre de El. 


Es muy bello saber que tengo muchos hijos, Yo os recibí a los pies de la Cruz, aunque muchos no Me acepten como Madre, tengo gran alegría en ayudaros, Yo os amo mucho y quiero ayudaros a llegar al Cielo. 


Aunque los que no Me aman porque  no comprender lo que Yo Soy para Ellos. Muchos no Me aceptan pero Yo os amo mucho. 


Soy la Madre que desea sólo felicidad a cada segundo para todos vos. Un día vos comprenderéis cómo de grande es Mi Amor por todos vos. 


Es esto lo que vengo a revelaros hoy para vuestra conversión.


Dejéis cerca de Mi imagen una vela para encenderla, bien cerquita de Mí en las horas de lluvia. 


Rezad, rezad, rezad por los dos Santos Padres los Papas, Benedicto XVI y Francisco, por todo el Clero, por los religiosos y religiosas, por toda la humanidad. 


Rezad por los ateos y paganos, muy grande es el peligro que se aproxima vos que no creéis en Dios. Preparaos, viene ahí algo terrible. Pido a todos los que rezan, que duerman menos y recen más.


Rezad por la Santa Iglesia fundada por Jesucristo, unión y oración y confiéis que sois capaces y haréis grandes cosas. No tengáis miedo, vos fuisteis preparados para socorrer a los que necesitan socorro. 


Las iglesias son lugares seguros, si estuvierais en regiones de peligro, aproximaos a la Iglesia y procuréis refugio. 


Ayudéis a los Santos Padres los Papas, Benedicto XVI y Francisco a rezar por el regreso de los católicos a la Iglesia. 


Yo os amo mucho y os cubro con Mi Manto de Amor. 


Brasil, estéis atentos a las catástrofes, mucha lluvia, mucho calor y muchas enfermedades.

Todas las naciones, preparaos, en cualquier momento tempestades torrenciales caerán en regiones peligrosas. 


Más atentados con muchas muertes. 


Agradezco la presencia de todos y os alerto en cuanto al peligro de lluvias fuertes.

Si no pudierais salir de casa, rezad, rezad, rezad. 


Ahora os bendigo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo, la Madre de Jesucristo, el Salvador del mundo, 


María, la Inmaculada Concepción.



            Debéis reflexionar sobre el Santo Evangelio de hoy: Mateos: 12, 46-50, Lectura: Zacarías: 2,14-17.

Mensaje de Nuestra Señora, María Llena de Gracia

Advenimiento del Nuevo Mundo, Palabras de Nuestra Señora
EL TIEMPO DE LAS GRANDES TRIBULACIONES

19 de noviembre de 2015

En esta linda mañana el Señor viene a alimentaros con Su Santa Palabra, para que tengáis Vida Eternamente.
La Palabra de Dios es Luz, es la Luz que ilumina todo el universo. 

Dios da toda asistencia a Su creación, tanto al ser humano como a los elementos que El creó, tierra, el aire, el agua y el fuego, estos son necesarios para vuestra existencia. 

Nada puede impedir a la Autoridad de Dios sobre todo lo que existe. 

Entonces, la Palabra de Dios da al mundo la evolución para que todos los días Su creación quede más perfecta, más santa. 

La Palabra de Dios transforma los corazones endurecidos y hace con que ellos se tornen obedientes a El a medida de la humildad de cada ser humano

Es grande Mi alegría en poder ayudar a cada uno de vos trayendo el mensaje de Dios, para vuestro consuelo.
Toda la felicidad es dada al hombre que renuncia a la desobediencia y se torna obediente a la Voluntad de Dios.
Toda la humanidad necesita obedecer a Dios para no perder la Felicidad Eterna. 

Convertíos, convertíos, antes que sea tarde.   
   
Será tarde para quien no se arrepienta de los pecados cometidos, durante su pasaje por la tierra. Es necesario arrepentirse, pedir perdón a Dios y reparar toda culpa cometida mientras estáis consientes

Queridos y amados hijos de Mi Inmaculado Corazón, os bendigo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo, que os ilumina conduciéndoos para siempre con Su Luz. 

Soy la Sierva del Señor, María, la Madre de Jesucristo, el Salvador del mundo, el Cordero de Dios que quita los pecados del mundo. Soy la Inmaculada Concepción de María, Soy la Mensajera de Dios y en el mensaje de hoy El os agradece por el momento de oración y os alerta:

 "Mis hijos, escuchéis Mis Enseñanzas, vos estáis a las puertas de grandes catástrofes y no sabéis comprender que no tenéis fuerza para impedir lo que viene sobre el mundo. Este es el momento de gran cambio en los corazones, los que permanecen duros tendrán sufrimientos mayores hasta que se ablanden y reconozcan que no tienen fuerza para competir con la fuerza de la naturaleza. Todavía verán también cosas provocadas por la maldad de aquellos que gustan de medir fuerza Conmigo, la naturaleza responderá. La rebeldía está creciendo mucho, Voy a podarla muy pronto y no quedará nada sin ser corregido por Mí. Este es el tiempo en que Voy a podar la hierba dañina y quemarla en el fuego del Infierno. 

Ya viene llegando la hora de la batalla contra los que miden fuerza Conmigo.   
   
 Voy a purificar lo que merecer vivir eternamente. 

Soy Dios, Soy el que Soy, Soy el que tiene el Poder sobre todo lo que existe. Porque Soy Dios, todo puedo. 

Pero no olvidéis que Yo os amo con Amor Eterno."

Queridos hijos, unidos vamos a reflexionar las Palabras de Dios nuestro Padre Eterno, el Todopoderoso que una vez más os alerta sobre el poco tiempo que os resta.

Mis hijos, la Santa Palabra de Dios os lleva hoy a meditar sobre la Paz. 

Viene llegando el tiempo en que Dios corregirá la rebeldía humana de una manera más urgente y vos necesitáis prepararos para no perder la Salvación. El mundo está como alambre de púas en espiral, que nadie consigue desenrollar porque debió haber prestado atención cuando los primeros alambres se estaban enrollando y entrelazando, pero dejó siempre para después y ahora la consecuencia llegó.

Los países, los estados, las ciudades y las pequeñas comunidades quedaron acomodados en la desobediencia a Dios, no valoraron la Venida de Mi Divino Hijo, no acogieron Sus Enseñanzas, ahora es tarde para el mundo. 

Evitar nadie quiso, todos pecaron sin ningún esfuerzo para renunciar al pecado. 

Ahora es hora de prepararse para el encuentro con Jesucristo, quien no crea ahora, va a tener que sufrir para creer, pero aquellos que se están preparando alegraos con la Salvación.

Vos estáis viendo, las cosas comenzar de repente y quien no se convierta por amor, ahora será por el dolor. 

Vienen ahí más acontecimientos mayores de los que acontecieron en estos días que pasaron. Preparaos, preparaos, son muchos los sufrimientos que todavía vendrán, cada uno será más fuerte que de los que pasaron.

Ahora vos estáis acomodados, pero es necesario reforzar en la fe, en la esperanza, practicar la caridad, porque no será fácil para nadie. 

Es esto lo que vengo a revelaros hoy para vuestra conversión.

Ahora os pido la Santa Misa, la Santa Eucaristía con fidelidad a Dios. 

Rezad, rezad, rezad por los dos Santos Padres los Papas, Benedicto XVI y Francisco, por todo el Clero, por los religiosos y religiosas, por toda la humanidad. 

Rezad por los ateos y paganos, son las últimas alertas que Dios está haciendo al mundo para que todos se conviertan.
Si el hombre no se apresura en su conversión, morirá sin prepararse para el primer Juicio. Después no podrá mejorar en nada. 

Los que rezan por la conversión de los no convertidos, deben perseverar hasta el fin, Dios dará la recompensa a los que rezan. 

Rezad por la Santa Iglesia fundada por Jesucristo, con más fe y más coraje, vos sois la Iglesia que Jesucristo quiere que prevalezca para siempre, por eso debéis agradecer cada segundo de vuestra existencia, porque viviréis eternamente. 

Nadie puede cambiar la Voluntad de Dios. Seáis buenos y puros de corazón, para merecer la Salvación.

Ayudéis a los Santos Padres los Papas en la búsqueda de las ovejas apartadas. 

Confiéis en Dios y seréis salvos. 

Yo os amo mucho y os cubro con Mi Manto de Amor.
Brasileños, rezad, rezad, las cosas quedarán muy difíciles para todos vos. Tempestades abrumadoras. 

Todas las naciones, estéis atentas, los enemigos no desistirán, el proyecto de ellos es hecho en el Infierno, ellos van a continuar hiriendo a la humanidad, pero vos no estáis abandonados por Dios, pronto veréis vuestra victoria, pero antes el hombre necesita reconocer la existencia de Dios

Ahora os bendigo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo, la Madre de Jesucristo, el Salvador del mundo, 

María, la Inmaculada Concepción.

Gracias por responder al Llamado de Dios. 

Vos fuisteis avisados años y años, pero el orgullo os cegaba. Concienticéis que sólo Dios puede ayudaros. 

Ahora os ofrezco Mi Inmaculado Corazón como Refugio en la hora del gran castigo que se aproxima para el pecad. Un gran castigo se aproxima para el pecado, cuidéis de vuestras almas. 

Con todo el cariño y amor os deseo la Paz y llevo hasta Dios vuestros pedidos. 

La Paz de Nuestro Señor Jesucristo esté con vosotros ahora y para siempre. Amén. La Paz.   
         
¡Paz! ¡Paz! ¡Paz! ¡Amén! ¡Amén! ¡Amén!

 

lunes, 28 de diciembre de 2015

Mensajes a Darly Chagas - Mes de Octubre 2015



Mensaje de Nuestra Señora, María Llena de Gracias
Advenimiento del nuevo mundo, Palabras de Nuestra Señora
EL TIEMPO FINAL DE MENSAJES PARA EL MUNDO

19 de octubre de 2015

En esta linda noche el Señor viene a alimentaros con Su Santa Palabra para que tengáis Vida Eternamente. 

La Palabra de Dios os invita cada día a alimentar vuestras almas pues este es el momento de gran dificultad para el mundo y vuestras almas están hambrientas de amor, de paz y de justicia verdadera. El mundo está cada día más cruel, más distante de Dios, eta preocupándose sólo con por el alimento para el cuerpo y olvidándose del alma. 

Sólo Dios sacia el hambre del alma, sin El todos mueren. 

El hombre sin Dios no tiene fuerza para pensar en cómo prepararse para la batalla final y ella ya está a las puertas. 

La batalla final es una elección entre el Cielo y el Infierno. 

Para merecer el cielo el hombre necesita convertirse, saber soportar las cosas difíciles y saber aceptar lo que es posible conseguir, porque de aquí en adelante no habrá más nadie rico y ni pobre, todos tendrán la misma situación, porque cada día veréis acontecimientos terribles, solamente Dios puede dar al mundo lo que él necesita. 

Convertíos Mis hijos, convertíos, convertíos. 

Queridos y amados hijos de Mi Inmaculado Corazón, os bendigo en el nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo que os ilumina conduciéndoos para siempre con Su Luz. 

Soy la Sierva del Señor, María la Madre de Jesucristo, el Salvador del mundo, Soy la Inmaculada Concepción de María, Soy la Mensajera de Dios y en el mensaje de hoy El os agradece por el momento de oración y os alerta:

 “Mis hijos, recójanse temprano en vuestras casas, vos no sabes lo que os coloca en peligro todos los días de vuestras vidas. 

Yo os revelo que es la frialdad de vuestros corazones, corazón frio no siente amor por nada, no tiene fuerza, no tiene fe, ni esperanza y por esto el hombre cae fácilmente. 

Cuántas veces ya os enseñé que es necesario amar verdaderamente vuestra vida, luchar contra la indiferencia. Pero vos estáis siempre haciéndoos los sordos, porque estáis caídos en la fe, no creéis que Yo Soy vuestro Dios. Por esto no estáis listos para soportar lo que está viniendo para toda la humanidad. 

Para el hombre mejorar, necesita sentir dentro de su corazón que necesita de Mí y enderezar los pasos, el camino de la indiferencia no es del Cielo. Despertéis y enderezaos para llegar al Mi Reino. 

Es necesario estar atentos, lo que viene para el mundo ahora es muy peligroso, sólo esta al hombre ahora y él se va a convertir verdaderamente. Preparaos para lo que viene. 

Preparaos, sólo a través de la oración podréis comprender cómo salir de las dificultades que tendréis que enfrentar, por culpa de vuestra desobediencia los Mandamientos. 

Muchos quedaran varados con las tempestades y sin comunicación. Alimento escaso, condición ninguna, es necesario cavar el suelo con las manos para procurar sembrar las semillas de los alimentos y ellas se llevaran días para brotar, crecer para ser recogidas. Pero no siempre la tierra es buena para producir el alimento, no puede nacer. 

También puede no ser posible un país ayudar al otro. 

Por eso muchos pasaran hambre, sed y fala de muchas cosas. Aunque los avisos os di antes, pero pocos acogieron. Pocos rezaron, la oración realiza grandes milagros.
Muchos países que ya fueron impactados por catástrofes, fueron ejemplos de fe, de esperanza, ellos sobrevivieron con la ayuda de otros países. 

Ahora el declive de la fe esta mayor y Yo os digo: infeliz será aquel que no quiso permanecer en Mí y decide por el desprecio, Yo todavía os alerto, la indiferencia a Mí Existencia será la ruina de muchos. La desobediencia del hombre lo llevara a llorar lágrimas de sangre. Todos deben meditar sobre el poco tiempo que resta al mundo y arrepentirse de los pecados y repararlos antes que sea tarde. 

Yo Soy Dios, Soy lo que Soy y os amo con Amor Eterno."

Queridos hijos, unidos vamos a meditar las Palabras de Dios, nuestro Padre Eterno, el Todopoderoso, que hoy una vez más os invita a un cambio en vuestro comportamiento. 

El mundo está en desamor, falta fe, falta obediencia a Dios, los Mandamientos no significan nada para la humanidad, pocos hijos dan valor a las Enseñanzas de Dios, porque son pocos los que se esfuerzan para seguir los Mandamientos. 

Lo importante ahora es cada hijo decidir a obedecerlos, porque de aquí en adelante nos será fácil para nadie. 

El hombre está en gran peligro de perder el Cielo. Despertaos Mis hijos, veáis que todavía es posible recomenzar. Basta tener buena voluntad que conseguiréis corregir vuestros errores. Es sólo dar el primer paso, de primera Yo no puedo ayudaros porque lo primero es creer verdaderamente en Dios, de segunda en adelante estaré ayudándoos. El hombre tiene que decidir solo si cree o no en Dios. Estoy aquí para ayudaros del segundo paso en adelante.
     
Mis hijos, la Santa Palabra de Dios os lleva hoy a meditar sobre el peligro de avaricia.
Jesucristo dejó bien claro para toda la humanidad escuchar y entender que, el hombre no debe preocuparos en poseer bienes en la tierra, pero sí en el Cielo. 

Para poseer la riqueza en el Cielo es necesario cuidar del alma ahora, es necesario desapegarse del pecado. Avaricia es pecado, quien no se desapega de los Pecados Capitales y de todos lo que Dios no aprueba, pierde la felicidad. En el Cielo todo es eterno. 

Es necesario el hombre decidir desde aquí en la tierra que quiere ser feliz. 

No os apeguéis a nada, porque el enemigo, aquel que sólo quiere ver vuestra ruina, hará todo para destruiros. 

Dios quiere que todos lleguen al Cielo, desapegaos de todos porque está llegando la hora en que seréis llamados a rendir cuentas de vuestros errores, en el día del Juicio. 

Es esto lo que vengo a revelaros hoy para vuestra conversión acontecer con más urgencia. Preparaos para el día del Juicio Individual que será muy pronto. 

El Divino Espíritu Santo vendrá sobre el mundo muy pronto visiblemente para el Bautismo con Fuego Sagrado. Procuréis limpiar vuestro corazón. 

Ahora os pido la Santa Misa con amor y la Santa Eucaristía con fidelidad a Dios. Seáis verdaderos delante de Dios. 

Rezad, rezad, rezad por los dos Santos Padres, Benedicto XVI y Francisco, por los religiosos y religiosas, por toda la humanidad.

Rezad por los ateos y paganos, continuéis rezando por la conversión de ellos, es hora de la decisión y Dios os recompensara por vuestra caridad en luchar por la Salvación de toda la humanidad. 

Rezad por la Santa Iglesia fundada por Jesucristo, ella prevalecerá para siempre. Este es el momento que os cristianos tenéis de dar vuestras manos para vencer la batalla que va a comenzar dentro de la Santa Iglesia muy pronto. 

El enemigo se está preparando para atacar la Iglesia, todos deben rezar más. 

Las persecuciones están aumentando, todos los cristianos están siendo amenazados por los que no son cristianos. 

Ayudéis a los Santos Padres a buscar a las ovejas que están distantes. 

Dios esta llamándoos para fortaleceros, solos no sois capaces de nada. Vos sois la Iglesia de Jesucristo, El os da toda cobertura, os da sabiduría para vencer todas las batallas. Seáis fieles a El Mis hijos.
         
Yo os amo mucho y os cubro con Mi Manto de Amor. 

Brasileños, preparaos en este momento en que parasteis para Oírme. Soy la Sierva del Señor, estoy aquí por orden de El para revelar lo que vos necesitáis hacer ahora en este tiempo de mucho sufrimiento para el mundo. 

Prestéis atención, primeramente debéis pedir a Dios el perdón de vuestros pecados, entreguéis vuestra vida a El con confianza. Vienen ahí lluvias terribles. Ya están fuertes en varios lugares. Rezad cada vez mas, estéis atentos todos los momentos. 

Todas las naciones, preparaos con buena voluntad. 

El sufrimiento vendrá para todo el mundo. 

Confiéis en Dios, sólo El puede ayudaros. 

Ahora os bendigo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo, la Madre de Jesucristo, el Salvador del mundo,

María, la Inmaculada Concepción.

Gracias por corresponder al Llamado de Dios. 

Mis hijos, felices son los que acogen a la Madre Celestial, Dios Me dio esta misión de ser también la Madre de todos vosotros. 

Quien presta atención en lo que os traigo, rezara con confianza y no se desesperará.
Pedid a cada momento los Dones del Divino Espíritu Santo, en cualquier momento comenzara la purificación de la humanidad. 

Ahora os ofrezco Mi Inmaculado Corazón como Refugio en la hora del gran castigo que se aproxima para el pecado. 

Un gran castigo se aproxima para el pecado, cuidéis de vuestras almas. 

Con todo el cariño y amor de Madre os deseo Paz y llevo hasta Dios vuestros pedidos. 

La Paz de Nuestro Señor Jesucristo este con vosotros ahora y para siempre. Amén. La Paz. 

            ¡Paz! ¡Paz! ¡Paz!

            ¡Amén! ¡Amén! ¡Amén!

Bendito sea Dios, bendito sea Su Santo Nombre.

Debéis meditar sobre el Santo Evangelio de hoy: Lucas: 12,13-21, Lectura: Romanos 4, 20-25.


Mensaje de Nuestra Señora, María Llena de Gracias
Advenimiento del nuevo mundo, Palabras de Nuestra Señora
EL TIEMPO FINAL DE MENSAJES PARA EL MUNDO

17 de octubre de 2015

Queridos hijos, con mucho amor y cariño vengo a bendeciros en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo. 

Unidos a la Santísima Trinidad, vamos juntos a buscar la verdadera Paz para el mundo.
Mis hijos, siento gran alegría en poder estar aquí con vosotros para rezar delante de Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo. Aquí estamos también Yo, los Santos y los Angeles para rezar con vosotros pidiendo a Dios que derrame sobre el mundo entero Su Misericordia. Vamos a pedir a El que os de la Sabiduría y todos los Dones para vos comprender, no debéis caer en el desespero, vos no estáis solos, no estáis abandonados, debéis siempre recordar que haya lo que haya en el mundo, todos sepan dar las manos y no desanimarse, no debéis caer en el desespero, vos no estáis solos,  Dios no os abandona

Vos debéis hacer la consagración de vuestras vidas a Dios todos los días, El os conduce, pase lo que pase saldréis victoriosos. 

Mis hijos, tengo que tocar en muchas puertas para decir a Mis hijos que queden más despiertos que durmiendo, para quedar vigilantes a lo que puede sorprender al mundo en cualquier momento. 

      El peligro de guerra es grande, Yo puedo daros un ejemplo, cuando alguien quiere hacer una fogata es porque quiere fuego. La fogata en el mundo ya está pronta, alguien colocó al mundo en peligro, a cualquier momento encenderá la fogata. No sabéis cuándo. Pero en verdad Yo estoy en el mundo invitándoos a la oración para no ser cogidos por sorpresa.       

Mis hijos, la Santa Palabra de Dios os alerta hoy sobre el deber que vos tenis de creer en el Poder de El y en la Acción del Divino Espíritu Santo. 

Vos estáis viendo personas criticando la manifestación de Dios en el mundo entero, estáis viendo que el ser humano se llena el pecho para criticar Mi Presencia entre vos, pobres hijos, todo lo que vengo a traer al mundo es por fuerza de Espíritu Santo. 

Aquellos que Me critican están mofándose de la Fuerza del Espíritu Santo y recibirá lo que merecen. 

Silenciaos cuando no creéis en Mis Apariciones al mundo. En Brasil estoy manifestándome más porque lo que viene para vos brasileños es terrible, si Dios permite apareceré, muy pronto uno por uno a los brasileños para enseñarles lo que es por orden de El. Pobres hijos, muy pronto gran parte llorará de arrepentimiento tardío, no fue falta de avisos

Esto es lo que vengo a revelaros hoy para vuestra conversión. El Señor es Santo, Santo es Su Nombre. El sabe lo que hace. 

Rezad, rezad, rezad por los dos Santos Padres, Benedicto XVI y Francisco, por los religiosos y religiosas, por toda la humanidad.

Rezad por los ateos y paganos, el tiempo esta corto, muy corto. Continuéis rezando para ayudar en la conversión de ellos. Dios os retribuirá en Cielo. 

Rezad por al Santa Iglesias fundada por Jesucristo, unión, fe, esperanza, no debéis desistir de vuestra misión, aumentéis vuestra fe. 

Ayudéis a los Santos Padres los Papas en esta hora en que los corazones vacíos de amor critican la Obra de Jesucristo, por más que se engrandezcan y critiquen la Fundación de Jesucristo, no conseguirán acabar con esta Iglesia, la única que prevalecerá de pie. 

Este es el momento en que los católicos están siendo motivo de críticas en el mundo. El lado contrario tratara de arranca hasta la raíz, pero será inútil el intentar, porque cuando Jesucristo Resucitó dos muertos, El derrumbó todo el poder del Infierno y el Infierno nunca tendrá poder mayor que Jesucristo. Los que siguen a Jesucristo aunque parezca un número pequeño, son más fuertes que todos los que están en contra de El. No os preocupéis con el número que no cree, preocupaos apenas en perseverar hasta el fin. Un cristiano es más fuerte de lo que millares de los que están en contra de Jesucristo. 

Entonces, confiéis y rezad para que todos se conviertan

Ayudéis a los Santos Padres los Papas a buscar a los que están lejos de la Santa Iglesia, si ellos desean la Vida Eterna, tendrán que regresar antes del día del Primer Juicio.
Yo os amo mucho y os cubro con Mi Manto de Amor. 

Brasileños, rezad más para no asustaros con los truenos, rayos y tempestades. Nada puede separaros de Dios, si vos tuvierais fe y confianza en El. 

Muchas tempestades están llegando, principalmente las tempestades de la perdida de fe.
Todas las naciones deben prepararse igualmente. 

Agradezco vuestra presencia y espero que todos regresen al próximo encuentro. 

Mis hijos, debéis pedir a Jesucristo para enviar siempre a los Angeles para vuestra protección.
Id en Paz y rezad siempre por los lugares que paséis. 

Ahora os bendigo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo, la Madre de Jesucristo, el Salvador del mundo,

María, la Inmaculada Concepción.

Debéis reflexionar sobre el Santo Evangelio de hoy: Lucas: 12,8-12, Lectura: Rm. 4, 13,16-18.