Nota Importante

Este es un blog estrictamente Católico. La información que aquí se publica es con fines de propagar el mensaje de Dios a través de sus siervos. Hay alguna información que no tiene que ver con los mensajes y aquí se publica para el conocimiento de todo el que visite esta fuente de información.

Amamos a Nuestro Dios Padre Todopoderoso y Eterno, a Jesucristo su Único Hijo Nacido del Padre, al Espíritu Santo dador de Todos los Dones, a la Santísima Virgen Maria, Madre de Dios y Madre Nuestra y a todos los Ángeles y Santos que habitan en el Cielo.

Es por ellos que este blog fue creado con la ayuda del Señor Jesús, Nuestra Bendita Madre Maria y la autoría del Espíritu Santo.

¡Bendecidos sean todos los habitantes en el Cielo y la Tierra!

Adoremos el Sagrado Corazón de Dios el Padre

Adoremos el Sagrado Corazón de Dios el Padre
Consagración a Nuestro Padre Celestial

Hermanos Lectores

Los mensajes traducidos son publicados en orden cronológico. Hay ciertos mensajes que son enviados con fechas anteriores y aunque no siguen la cronología son publicados debido a su urgencia. Pido disculpas si esto causara algún malestar. No tengo control del orden en que los mensajes son enviados al email para su traducción, de todas formas lo importante es su publicación para el conocimiento de todos.

domingo, 14 de diciembre de 2014

Mensajes a Darly Chagas


Mensaje de Nuestra Señora, María Llena de Gracia
Advenimiento del Nuevo Mundo, Palabras de Nuestra Señora
EL TIEMPO DE LAS GRANDES TRIBULACIONES
30 de agosto de 2014
 
Queridos hijos, con mucho amor y cariño vengo a bendeciros en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo.
 
Unidos a la Santísima Trinidad, vamos juntos a buscar la verdadera Paz para el mundo.
Mis hijos, es grande Mi alegría en estar aquí con vosotros, en este día, para juntos pedir la Gracia de Dios para Mi hijo que está enfermo.
Dios cuida de todos Sus hijos, especialmente de los que más necesitan ser cuidados porque ya no consiguen quedar de pie y ni alimentarse solos, nada más le falta a estos hijos, los Angeles siempre están cuidando de la alimentación de ellos y de todo lo que ellos necesitan.
Lo que importa es la fuerza espiritual y para que todos los enfermos soporten sus sufrimientos, la ayuda del Cielo no falta.
Estéis tranquilos, la purificación sucede a todos los que deciden por el Cielo. Mi Hijo Jesucristo cuida de todos los que Dios Padre le dio a El para Salvar.
Alegraos porque Dios no comete fallas y los misterios de El vos no comprendéis. Vos sabéis que la cosa más necesaria para vos no son las riquezas del mundo, sino que las riquezas celestiales.
Dios tiene grandes sorpresas para toda la humanidad, confiad.
En cualquier momento tendréis gran alegría, aun sabiendo que tendréis que pasar por grandes sufrimientos, pero saldréis victoriosos.
Es esto lo que vengo a revelaros hoy para fortalecer más vuestros corazones.
Yo os agradezco por este lindo encuentro y os invito a reuniros aquí más veces. Esta casa es una esquinita en la que Yo siempre estoy triunfando, el enemigo trata de derribarla pero él ya esta derrotado.
Rezad, rezad, rezad por los dos Santos Padres los Papas Benedicto XVI y Francisco, por todo el Clero, por los religiosos y religiosas, por toda la humanidad.
Rezad por los ateos y paganos. Ayudéis en la Salvación de ellos.
Rezad por la Santa Iglesia fundada por Jesucristo, unión y oración os da crecimiento de fe, de amor, de esperanza y caridad.
Aumentéis vuestra fe todos los días. Ayudéis a los Santos Padres los Papas en esta hora tan difícil para las personas comprender que algo muy triste esta por suceder en el mundo. Ayudéis a los Santos Padres los Papas a buscar a las ovejas descarriadas.
Yo os amo mucho y os cubro con Mi Manto de Amor.
Brasileños preparaos, las tempestades vendrán pronto.
Todas las naciones, rezad, rezad, grandes sufrimientos están llegando, volcanes en actividad, terremotos, el deshielo de los polos y muchos accidentes y desastres en el mundo. El gran peligro de un sabotaje en una planta nuclear en el mundo. Sólo oraciones en gran calidad de fe puede suspender este peligro.
Uníos más en oración.
Ahora os bendigo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo, la Madre de Jesucristo, el Salvador del mundo,
 
María la Inmaculada Concepción.
 
Agradezco mucho haber sido llamada por vos para rezar hoy aquí.
Agradezco la acogida que le dais a Mi hija Darly, quien viene siempre con buena voluntad para servir a Dios.
Dejo con vosotros Mi Corazón lleno de amor por vos.
Vuestra Madre que mucho os ama, deja aquí una señal de Mi Presencia, dentro de poco tiempo comprenderéis.
 
Mensaje de Nuestra Señora, María Llena de Gracia
Advenimiento del Nuevo Mundo, Palabras de Nuestra Señora
EL TIEMPO DE LAS GRANDES TRIBULACIONES 
19 de agosto de 2014
 
En esta linda tarde el Señor viene a alimentaros con Su Santa Palabra, para que tengáis Vida Eternamente.
La Palabra de Dios os da esperanza, os consuela, os garantiza la hora de vuestra liberación del pecado. Ella os enseña que debéis tener la firmeza en vuestra esperanza en la Salvación. Vos debéis crecer espiritualmente para entrar en la eternidad con el merecimiento del Amor de Dios por vos.
Mis hijitos, es grande Mi alegría en poder venir todavía a vuestro encuentro para enseñaros un poco más sobre vuestro futuro.
Vos estáis a pocos pasos de conocer el Paraíso, pero es necesario valorar este tiempo de ahora y procurar cuidar más de vuestras almas. Vos sabéis cuán difícil es para el hombre preocuparse por el alma.
No importa si vuestro tiempo de pasaje por la tierra sea largo o corto, pero sí que cada día vos podáis comprender que en cualquier momento en que Dios quisiera llevaros para la Eternidad, vuestra elección sea la Salvación y no la condenación.
Deseo que todos sean conducidos al Cielo, que ninguna alma sea lanzada en el Infierno, allá ya están muchas almas que perdieron el Cielo. Vamos a hacer todo para que no caiga ninguna más allá.
No es difícil llegar al Cielo, basta la obediencia.
Día a día queda más difícil vuestra conversión, es necesario estar atentos para no caer en las tentaciones. Convertíos, convertís bien de prisa porque nadie sabe la hora, a la eternidad.
Queridos y amados hijos de Mi Inmaculado Corazón, os bendigo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo que os ilumina conduciéndoos para siempre con Su Luz.
Soy la Sierva del Señor, María, la Madre de Jesucristo, el Salvador del mundo, el Cordero de Dios que quita los pecados del mundo.
Soy la Inmaculada Concepción de María, Soy la Mensajera de Dios y en el mensaje de hoy El os agradece por el momento de oración y os alerta: 
 “Valoréis los últimos Llamados que están en el mundo, aproximaos para saber lo que está sucediendo.
Envié mensajes al mundo entero para avisar a todos los pueblos que la hora de la transformación del mundo está próxima, vos tendréis que preocupar procurando vivir las Enseñanzas que están en el Santo Evangelio para mejorar vuestros merecimientos.
Quien no se convierta será lanzado en el fuego ardiente del Infierno.
No os obligo a nada, la decisión es vuestra, pero no deje de mostrar al mundo entero lo que existe a vuestra espera.
En el Cielo la Vida Eterna es santa y pura, en el Infierno es lugar de solo sufrimiento eterno. Entonces ya sabéis, felicidad en el Cielo e infelicidad en el Infierno, la elección es vuestra, sois libres para decidir.
Pero, el Cielo ya puede ser conocido desde aquí en la tierra, porque es necesario convertirse ahora para vivir el Cielo desde aquí en la tierra.
Sin conversión no tendréis el merecimiento de la Salvación.
Quien no se convierte está decidiendo por el Infierno.
Yo envié al mundo a Mi Divino Hijo para salvarlo pero no todos valoraron Mi Amor y pisan en la Salvación.
Yo no Me compadezco de quien decide por el Infierno.
Mi compasión es para quien cuida de la conversión y desea verdaderamente vivir en Mí. Yo cuido de lo que es Mío.
Son Míos los que Me obedecen y se arrepienten de haber pecado, Me pide el perdón y luchan por los hermanos.
Yo Soy Dios, Soy el que Soy, Yo os amo con Amor Eterno.”
 
Queridos hijos, unidos vamos a meditar las Palabras de Dios, nuestro Padre Eterno el Todopoderoso, que hoy una vez más alerta a la humanidad sobre los peligros que vendrán.
Procuréis obedecer cada día más a Dios y seréis felices.
Mis hijos, la Santa Palabra de Dios os lleva hoy a meditar sobre el apego a las cosas materiales, esto es horrible y perjudica vuestra conversión.
Mis hijos, cuando Jesucristo estaba en el mundo, El enseñó a través de Su Palabra, a través de parábolas, a través de ejemplos, a través de milagros, a través del martirio que sufrió en el mundo, a través de Su Transfiguración y de Su Resurrección, El enseñó todo lo que el Padre le ordeno. El obediente hasta la muerte, hizo todo lo que el mundo necesitaba conocer para merecer la Salvación. No es difícil vencer las dificultades y quien vence será feliz Eternamente.
Hoy el mundo necesita revivir todo lo que fue ensenado por Mi Divino Hijo Jesucristo. El hablo de una gran renovación en el mundo en el fin de los tiempos y esto vos ya estáis viendo suceder a lo largo del tiempo, ahora será la parte más fuerte, la de las profecías.
Es difícil para vos comprender todavía muchas cosas, pero pronto vendrá sobre el mundo el Paráclito, el Consolador, el Divino Espíritu Santo.
El vendrá sobre el mundo visiblemente y dará a los convertidos la clareza, el entendimiento mayor para la purificación antes de la Venida de Jesucristo para el Juicio Final.
El Divino Espíritu Santo vendrá primero para el Juicio Individual, El os dejara listos para recibir esta vez en el mundo al Salvador sin Maltratarlo. El vendrá a Reinar sobre todos los pueblos y Su Reino no tendrá fin.
Es esto lo que vengo a revelaros hoy, para vuestra conversión.
Ahora os pido la Santa Misa, la Santa Eucaristía con fidelidad a Dios.
Acercaos más a la Santa Eucaristía con el corazón puro. Vos estáis ya presenciando las grandes tragedias ocurrir, nadie sabe la hora que será sorprendido por la muerte, pero si estuviereis unidos a Dios, seréis amparados en cualquier momento en que las cosas terribles le sucedan a vos.
Rezad, rezad, rezad por los dos Santos Padres los Papas, Benedicto XVI y Francisco, por todo el Clero, por los religiosos y religiosas, por toda la humanidad.
Rezad por los ateos y paganos, son las últimas oportunidades para el hombre convertirse, después no habrá más oportunidad a no ser por el dolor. Vos debéis rezar por ellos hasta el último momento, esto es prueba de amor que cada ser humano tiene el deber de dar a Dios. Améis unos a otros sin distinción.
Rezad por la Santa Iglesia fundada por Jesucristo, este es el momento en que vs tendréis que aumentar más todavía vuestra fe, porque como el demonio ofreció a Jesucristo tantas cosas en el desierto para Hacerlo desistir de obedecer al Padre, él también os ofrecerá, porque él quiere reinar en el lugar de Jesucristo, él quiere reinar en vuestros corazones, haceros esclavos de él.
Sabéis queridos hijos, que es la última oportunidad de vuestra reconciliación con Dios si vos desistís de Dios, será peor la cosa que estaréis haciendo para vuestras almas. El fin de los tiempos será muy pronto, y vos no sabéis cómo están vuestras almas.
Es necesario cuidar de ellas, es necesario prepararlas para entregarlas a Dios.
Por lo tanto, haced el bien, ayudéis a los Santos Padres los Papas a buscar las ovejas que se alejaron y no conocen el camino de regreso para Dios, vos podéis ayudarlos. Vos que atendisteis el Llamad de vuestra Madre y os enlistasteis en Mi ejército, ahora sois puente para el Cielo, muchos hijos pasaran sobre vos para regresar a Jesucristo El es el Camino que os lleva hasta el Padre.
Yo os amo mucho y os cubo con Mi Manto de Amor.
Brasileños, seáis perseverantes en vuestra batalla del rosario, cuanto más rezáis, más fuerza tendréis y no seréis derrotados. Muchas tempestades están llegando para vuestro país, preparaos, preparaos.
Todas las naciones, preparaos para vencer las dificultades de este tiempo de sufrimientos muy fuertes. Busquéis la ayuda de Dios.
El tiempo de fuertes terremotos está acercándose.
Ahora os bendigo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo, la Madre de Jesucristo, el Salvador del mundo,
 
María, la Inmaculada Concepción.
 
Gracias por responder al Llamad de Dios. Escuchéis los Consejos de Dios. Hoy principalmente el Santo Evangelio os trae la claridad sobre la dificultad de quien se apega a las cosas materiales y desisten de Dios, por causa de lo que no quiere perder.
Jesucristo trajo al mundo muchos Consejos, hasta hoy está aconsejándoos a través de los mensajes que traigo hasta vos.
El dejo bien claro que para los hombres existen cosas imposibles de suceder, per para Dios nada es imposible.
El hombre piensa que todo está perdido, pero los Planes de Dios permanecen para siempre. El sabe cómo buscar a los que están lejos. Aumentéis vuestras esperanzas.
Ahora os ofrezco Mi Inmaculado Corazón como Refugio en la hora del gran castigo que se aproxima para el pecado.
Un gran castigo se aproxima para el pecado, cuidéis de vuestras almas.
Con todo el cariño y amor de Madre os deseo la Paz y llevo hasta Dios vuestros pedidos.
La Paz de Nuestro Señor Jesucristo este con vosotros ahora y para siempre. Amen. La Paz.
            ¡Paz! ¡Paz! ¡Paz! ¡Amén! ¡Amén! ¡Amén!
Bendito sea Dios, Bendito sea Su Santo Nombre.
 
Debéis meditar sobre el Santo Evangelio de hoy: Mateos, 19: 23 – 30.
 

domingo, 7 de diciembre de 2014

Mensaje a Darly Chagas


Mensaje de Nuestra Señora, María Llena de Gracia

Advenimiento del Nuevo Mundo, Palabras de Nuestra Señora

EL TIEMPO DE LAS GRANDES TRIBULACIONES

 

16 de agosto de 2014

 

 

Queridos hijos, con mucho amor y cariño vengo a bendeciros en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo.

 

Unidos a la Santísima Trinidad, vamos juntos a buscar la verdadera Paz para el mundo.

Mis hijitos, es grande Mi alegría en poder estar aquí reunida con vosotros, para rezar juntos pidiendo a Dios la Paz para el mundo.

Mis hijos, aquí está presente la Santísima Trinidad, los Santos y Angeles. Vamos con el corazón lleno de esperanza a trabajar juntos día a día, en la construcción de esta Paz que el mundo necesita. Cada oración va a disminuir la fuerza del mal que quiere destruir vuestra construcción. En cada casa existe por lo menos una persona esforzándose en este compromiso de no dejar interrumpir las oraciones del mundo, y así vamos realizando la Voluntad de Dios.

El mundo amanece en guerra, pasa el día en guerra y también anoche en guerra. No son solamente los bombarderos que forman una guerra, la peor guerra comienza en la familia, cuando hay división. Las personas no están amando, están viviendo con el corazón duro como piedra, pero llegó la hora en que de las piedras va a escurrir la leche y la miel. La Gracia de Dios es más fuerte que cualquier maldad que está en el mundo.

Llegó el momento en que todas las personas indiferentes irán a pensar en una manera más rápida de pedir a Dios el perdón de sus pecados y repararlos rápidamente para ver si consigue mejorar la situación del mundo.

Quedar lejos sólo escuchando comentarios es una cosa, pero estar allí en medio de una guerra es peor que todo.

Cuántas familias sufren sin tener la culpa de nada, pero el mundo todavía no concientizó que esta guerra no se detiene más. Ella se enmienda una con otra y por fin será una gran catástrofe.

Pobres hijos, cuánto os alerté sobre las epidemias y cuánto vos no os preparasteis. Ahora es tarde para el mundo. Vos veréis suceder todo lo que os alerté, no habrá más tranquilidad en ningún hogar.

Mis hijos, ya os dije muchas veces que el mundo corre peligro de epidemias y ellas ya están ahí, ahora sólo Dios puede librar al mundo de las terribles epidemias que surgirán.

Yo repito: EL MUNDO VA A SUDAR SANGRE Y QUIEN ESTE HACIENDO LA CONSAGRACION TODOS LOS DIAS, SERA LIBRE DE ESTE SUFRIMIENTO, HACEDLA LO MAS RAPIDO POSIBLE.   

Cuántas enfermedades surgirán en la segunda guerra mundial, ahora será peor porque el mundo no tiene más respeto para con Dios y ni para con el hermano. Por esto fui enviada al mundo para preparar a la humanidad para este tiempo, que pueda el hombre parar y escuchar los Consejos que vengo a traer todos los días.

Rezad, rezad, rezad, rezad viene ahí lo que el mundo no quiere creer y ahora sólo os resta doblar las rodillas en el suelo y pedir ayuda al Cielo.

Vamos hijos, hagamos un esfuerzo mayor para que consigáis cambiar el rumbo de tantos sufrimientos. Pido el rezo de Oficio, el Santo Rosario, vuestra participación de la Santa Misa, la Confesión y la Comunión, para suavizar las consecuencias de la más terrible guerra del mundo.

Enderezaos, creáis en Dios, solamente El puede ayudaros.

Va a faltar alimento, va a faltar remedios, va a faltar agua y lo peor es que vos no sabes todavía confiar en Dios, vuestra fe está muy débil, apresuraos.

Recordéis que la Santa Palabra de Dios os habla hoy, sobre el consejo que Jesucristo dio a Sus discípulos para que ellos procurasen vivir como los niños.

El niño confía en Dios, el niño no es aventurero, él sólo hace lo que el padre le enseña.

El mundo está pisando en la Palabra de Dios, el resultado viene ahí.

Es esto lo que vengo a revelaros hoy, para vuestra conversión.

Muchos hijos hablan así: “Ahora yo ya regresé a Dios.” Esto no es así, sólo podréis decir que ya regresasteis a Dios cuando no cometiereis ningún pecado. Los que ya regresaron a Dios, son solamente los que no pecan más. Mientras el hombre es pecador él está en el camino errado y puede perder el Cielo.

Este tiempo que Yo estoy en el mundo, dando mensajes de Dios, es el tiempo para el hombre entrar en el camino cierto. Quien no regrese, va para el Infierno. Quien no se convierta no entrará en el Cielo.

Rezad, rezad, rezad por los dos Santos Padres Benedicto XVI y Francisco, por todo el Clero, por los religiosos y religiosas, por toda la humanidad.

Rezad por los ateos y paganos, está llegando al fin el tiempo que Dios dio al mundo para él regresar al Camino del Cielo, quien no regrese ahora, no regresará más, va a ser lanzado en el fuego del Infierno.

Rezad por la Santa Iglesia fundada por Jesucristo, un terrible acontecimiento en el mundo dejará a los cristianos muy preocupados, perdidos sin rumbo, llegarán a dispersarse. Por lo tanto, os alerto, aumentéis vuestras oraciones.

Ayudéis a los Santos Padres los Papas a buscar a los que quieren regresar para la Santa Iglesia.

Yo os amo mucho y os cubro con Mi Manto de Amor.

Mis hijos, llegó la hora de uniros para vencer las consecuencias de las terribles tempestades.

Brasileños, aseguraos firmes en las Manos de Dios, tempestades destruyen carreteras, tumban casas al suelo y dejan a muchos sin lugar para continuar viviendo en lo que consiguen construir con dificultades.

La unión es la solución para superar las dificultades, seáis compañeros.

Todas las naciones, haced lo mismo. Preparaos, preparaos.

Ahora os bendigo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo, la Madre de Jesucristo, el Salvador del mundo,

 

María, a Inmaculada Concepción.

 

Gracias por vuestra presencia, cuando regreséis a vuestras casas, llevéis en vuestros corazones Mis Consejos y procuréis conservarlos por toda vuestra vida.

Os espero a todos en el próximo encuentro.

Estoy feliz por la divulgación de los mensajes y la foto Mía en la vela. Si vos dais valor a las señales que Dios os da, es señal que vuestra fe está creciendo.

 

Debéis meditar sobre el Santo Evangelio de hoy: Mateo, 19: 13 – 15.

 

 

 

Mensaje de Nuestra Señora, María Llena de Gracia

Advenimiento del Nuevo Mundo, Palabras de Nuestra Señora

EL TIEMPO DE LAS GRANDES TRIBULACIONES

 

2 de agosto de 2014 – 1er sábado

 

Queridos hijos, con mucho amor y cariño vengo a bendeciros en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo.

 

Unidos a la Santísima Trinidad, vamos juntos a buscar la verdadera Paz para el mundo.

Mis hijos, cuánta alegría Me dais hoy en estar aquí para juntos rezar por las almas del Purgatorio y para la Paz mundial.

Veo cuán difícil fue para vos reuniros hoy nuevamente, después de serios problemas que tuvisteis que pasar, con enfermedades y con el fallecimiento del padre de MG y la madre de AC.

A todos dejo Mi consejo, no lloréis por los sufrimientos que pasasteis, vos ya estáis siendo consolados por Dios hace mucho tiempo  antes de que sucedieran vuestros sufrimientos. Vos podéis llora hasta ahora por los que no saben procurar la consolación de Dios, son los ateos y paganos, estos no tienen todavía el temor a Dios, no Lo conocen y de aquí en adelante sufrirán más de lo que pueden imaginar, porque gran parte de ellos pisan en todas las ofertas que Dios les da a ellos.

Mis hijos, cómo Mi Manto enjugó vuestras lágrimas y cerca de cada uno de vos Mi Inmaculado Corazón.

Bendito fue el tiempo que procurasteis rezar y obedecer a Dios porque vuestros sufrimientos serán por El suavizados.

Yo os prometí, si hicisteis parte de Mi ejército tendríais la felicidad de ver a vuestra familia ser protegida por Dios durante toda vuestra vida. Por lo tanto, os consuelo, vuestros familiares están guardados por Dios, los que fallecieron ya están en el Cielo y hoy viven gran felicidad de saber que vos os disteis por ellos. Quedéis firmes en vuestra misión, por ahora es hora de vencer.

Mi ejército es invencible, todo lo conseguiréis si perseveráis a Mi servicio. Dios Me hizo Comandante de este ejército y cada soldado Mío lleva dentro de su corazón un secreto que en hora cierta se tornará claro delante del mundo.

Vos a veces decís- no tengo tiempo ni de llorar por los que mueren en mi familia. Engaño Mis hijos, vos no necesitáis llorar, porque Dios garantiza vuestra victoria.

Llegó el tiempo en que, quien quiso ser parte de Mi ejército va a llorar lágrimas de sangre porque no consigue creer con fe verdadera que quien ama a Dios no muere, pasa apenas por un sueño profundo y se despierta delante de Dios. Por esto Vengo alertando al mundo para renunciar a las ofertas del mal y hacer buenas obras.

Cuando más hiciereis buenas obras, más beneficios celestiales recibís.

Yo cuido de Mi ejército, no dejo faltar el amparo para nadie, pues pido a Dios por Mis hijos. El da a todos lo que merecen.

Mis hijos, la Santa Palabra de Dios os revela hoy sobre hasta qué punto una persona es capaz de ofender a Dios.

Todo desprecio, toda rebeldía, toda pudrición que está en el corazón el hombre impide ver la presencia de Dios, en la presencia de él.

Vos escuchasteis la historia de la maldad de Herodías, vos muchas veces pensasteis que Herodes era lo peor, pero ella fue más cruel porque actuó sin sentimientos, tenía un corazón de piedra.

Herodes era también un hombre malo, pero era menos que ella, por esto quedó triste al conocer hasta qué punto Herodías tenía la capacidad de llegar. Pero Dios dio a cada uno de ellos el merecimiento que tuvieron.

Mis hijos, en toda esta historia de persecución debéis dar ejemplos y no practicar ofensas a Dios.

Luchéis contra el Infierno, arrepentíos de vuestros pecados y regresad a Dios con vuestros corazones llenos de humildad, no provoquéis la Ira de Dios, infelices los que provocan, pues verán ahora lo que el odio trajo al mundo.

Pero una cosa os revelo, vos sois felices porque escuchasteis los Signos del Cielo tocando en vuestros corazones y dedicasteis este tiempo de vuestras vidas para rezar, dedicando vuestro esfuerzo por la Salvación de las almas del Purgatorio, de vuestras almas. Todo por amor a Dios.

Felicidades Mis hijos, en cada Ave María que estáis siempre rezando, estáis recibiendo fuerza, coraje, fe, esperanza y caridad. El Cielo se alegra en daros todo lo que necesitáis.

En todo sufrimiento que pasasteis y los que todavía pasareis, tened Mi Compañía, porque Soy vuestra Madre y cuido de cada hijo con todo el amor que Dios puso en Mí.

En momento ninguno quedo sorda a vuestros pedidos de socorro, confiad y tendréis la Paz.

Mis hijos, es irreversible la guerra que está sucediendo, ella se extenderá en poco tiempo al mundo entero, por esto debéis dedicar más tiempo a Dios para que las enfermedades, el hambre, la sed sean controladas, pero quedéis consientes que sólo Dios puede impedir que las enfermedades se esparzan velozmente en el mundo. Rezad, rezad, rezad, rezad, rezad, rezad, rezad, rezad, rezad y rezad cada vez más con el corazón. No debéis perder tiempo porque ahora resta poco tiempo para que todo quede peor.

Sólo dios puede ayudar.

Vamos a luchar más para vaciar el Purgatorio, para más almas se arrodillen en el Cielo para socorreros.

Hoy también conmemoramos un aniversario más en esta región donde Dios os llamó a la oración y vos atendisteis. Un día muy próximo conoceréis lo que vos conseguisteis suspender en este lugar con vuestras oraciones. Gracias Mis hijos.

Es esto lo que vengo a revelaros hoy para vuestra conversión.

Rezad, rezad, rezad por los dos Santos Padres los Papas Benedicto XVI y Francisco, por todo el Clero, por los religiosos y religiosas, por toda la humanidad.

Rezad por los ateos y paganos, continuad firmes en vuestra misión de rezar para la Salvación de la humanidad.

Rezad por la Santa Iglesias fundada por Jesucristo, seáis fieles en vuestro deber de cristianos, nunca desistir de la Salvación.

Ayudéis a los Santos Padres los Papas a buscar a los que más sufren, porque están lejos de la Iglesia y no están preparándose para la hora de regresar a Dios.

Yo os amo mucho y os cubro con Mi Manto de Amor.

Brasileños, rezad, rezad, viene ahí un gran sufrimiento para vuestra Patria.

Todas las naciones, preparaos, viene ahí un sufrimiento para el mundo entero.

Agradezco vuestra presencia y os ofrezco Mi Inmaculado Corazón como Refugio en esta época de tantos sufrimientos. Os espero en el próximo encuentro.

Ahora os bendigo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo, la Madre de Jesucristo, el Salvador del mundo,

 

María, a Inmaculada Concepción.

 

Debéis meditar sobre el Santo Evangelio de hoy: Mateo, 14: 1 – 12.