Nota Importante

Este es un blog estrictamente Católico. La información que aquí se publica es con fines de propagar el mensaje de Dios a través de sus siervos. Hay alguna información que no tiene que ver con los mensajes y aquí se publica para el conocimiento de todo el que visite esta fuente de información.

Amamos a Nuestro Dios Padre Todopoderoso y Eterno, a Jesucristo su Único Hijo Nacido del Padre, al Espíritu Santo dador de Todos los Dones, a la Santísima Virgen Maria, Madre de Dios y Madre Nuestra y a todos los Ángeles y Santos que habitan en el Cielo.

Es por ellos que este blog fue creado con la ayuda del Señor Jesús, Nuestra Bendita Madre Maria y la autoría del Espíritu Santo.

¡Bendecidos sean todos los habitantes en el Cielo y la Tierra!

Adoremos el Sagrado Corazón de Dios el Padre

Adoremos el Sagrado Corazón de Dios el Padre
Consagración a Nuestro Padre Celestial

Hermanos Lectores

Los mensajes traducidos son publicados en orden cronológico. Hay ciertos mensajes que son enviados con fechas anteriores y aunque no siguen la cronología son publicados debido a su urgencia. Pido disculpas si esto causara algún malestar. No tengo control del orden en que los mensajes son enviados al email para su traducción, de todas formas lo importante es su publicación para el conocimiento de todos.

martes, 24 de abril de 2018

Mensajes a Darly Chagas - Mes de Diciembre 2017



Mensajes de Nuestra Señora – María, Llena de Gracia
El Adviento del nuevo mundo - Palabras de Nuestra Señora
El último tiempo de mensajes para la humanidad

15 de diciembre de 2017


Queridos hijos, con mucho amor y cariño Vengo a bendeciros en el Nombre del Padre y del Hijo y del Divino Espíritu Santo.

Unidos a la Santísima Trinidad, vamos juntos a buscar la verdadera Paz para el mundo.

Mis hijos, vosotros os estáis preparando para revivir el día del Nacimiento de Jesucristo. Entonces, quiero dejar con vosotros algunas palabras para vuestro crecimiento espiritual.

Meditéis Mis hijos, cuánto tiempo Jesucristo dedicó a los pueblos de aquel tiempo que no valoraron la vida porque pisotearon las enseñanzas de Él. Ellos dejaron muchas cosas para impedirles desarrollarse.

La maldad continuó dominando el mundo y los hijos sólo practicando cosas desagradables a Dios.

Hoy hijos Míos, renuevo el Llamado que os hago a vuestra conversión, enderezad, no hay mucho tiempo. Han de vivir muchos sufrimientos para toda la humanidad, porque lo que viene de sufrimientos al mundo no es como vosotros conocéis, es mucho mayor y si no aumentáis vuestra fe ustedes no soportarán.

Vamos hijos, aumentéis vuestra fe si no caeréis y no levantaréis más.

El mundo está buscando con sus propias manos los sufrimientos que están llegando.

Gran parte es capaz de criticar a Dios, como si fuera mayor que Él, como si fuera conocedora del Infierno.

Pero Dios es Misericordioso, Él socorre a los hijos y les muestra que nadie tiene poder de nada, todos necesitan reconocer sus errores y pedir la misericordia para merecer la Salvación.

Mis hijos, la Santa Palabra de Dios os lleva a reflexionar sobre la arrogancia. El hombre es en su mayoría arrogante, exigente y se comporta como conocedor de todo como si fuera un Dios. Dios es el Creador y el Conocedor de todas las cosas y nadie vive sin depender de Él porque Él es Dios, es el Señor de la vida.

Llegará el día en que todos doblarán las rodillas para pedir el perdón, porque serán desprovistos de todo. El hombre será reducido a cero y comenzará en la humildad, nunca más hablará como habla hoy, será humilde y tendrá la Paz en el corazón.

Preparad, no tardará, ya está empezando.

Rezad porque la tierra pasará por muchos sacudones y dejarán muchos sin nada. Acercaos más a la Santa Iglesia, prestad atención en el tiempo, refugiad en Mi Inmaculado Corazón antes de que sea tarde.

Esto es lo que vengo a revelaros hoy para vuestra conversión.

Rezad, rezad, rezad por los dos Santos Papas, Benedicto XVI y Francisco, por todo el Clero, por los religiosos y religiosas, por toda la humanidad.

Rezad por los ateos y los paganos, el tiempo está venciendo. Yo os pido, ofrezcan vuestras oraciones por ellos y recibiréis beneficios aún en la tierra.

Reza por la Santa Iglesia fundada por Jesucristo, unión y oración.
El Abrigo seguro es la Santa Iglesia, cuando lleguen las pruebas difíciles, busquen vuestro Rosario y oren porque será muy fácil el hombre perder la fe y no buscar ayuda.

Quien pueda hacer ayuno, haga desde ya para no sentir tanta dificultad de soportar el hambre que alcanzará la tierra, después de que suceda lo que se está acercando.

Ayudad rezando por los que no tienen fe todavía.

Ayudad a los Santos Papas a buscar las ovejas que están distantes.

Yo os amo mucho y os cubro con Mi Manto de Amor.

Brasileños, estéis atentos, mucha lluvia está por caer sobre Brasil. Rezad el Santo Rosario.

Todas las naciones, preparad, el mar quedará agitado, no os acerquéis durante las tempestades. Preparaos para las consecuencias de la guerra, no fue falta de advertencias, sino falta de fe.

Ahora os bendigo en el Nombre del Padre y del Hijo y del Divino Espíritu Santo, la Madre de Jesucristo, el Salvador del mundo,

María, la Inmaculada Concepción

Debéis reflexionar sobre el Santo Evangelio de hoy: Mateo 11,16-19 - lectura: Is.48,17-19.





Mensajes de Nuestra Señora – María, Llena de Gracia

El Adviento del nuevo mundo - Palabras de Nuestra Señora

El último tiempo de mensajes para la humanidad



10 de diciembre de 2017
2do Domingo de Adviento de la Navidad del Señor



Queridos hijos, hoy, en el día del Señor, con mucho amor y cariño vengo a bendeciros en el Nombre del Padre y del Hijo y del Divino Espíritu Santo.

Unidos a la Santísima Trinidad, vamos juntos a buscar la verdadera Paz para el mundo.

Mis hijos, despertad de este sueño profundo en que vosotros estáis, esto se llama indiferencia. Procuréis escuchar el Llamado de Dios. Él os ofrece ayuda, vosotros estáis despreciando la oferta de Él, vosotros necesitáis apresurarse en vuestra conversión con el corazón más abierto a los Consejos que traigo del Cielo para todos.

Mis hijos, la Santa Palabra de Dios os lleva hoy a reflexionar sobre el Plan de Él para Salvar a la humanidad.

En aquel tiempo en que Jesucristo vino al mundo, el Padre envió también al precursor Juan el Bautista, él vino para preparar la llegada del Salvador del mundo.

Juan no caminó al lado de Jesucristo, él fue enviado para ir adelante preparando al pueblo para Recibirlo.

Pero no todos lo acogían, pues el mundo estaba en la mayor oscuridad. Por eso el Padre envió la Luz que es Su Divino Hijo Jesucristo, para acabar con la oscuridad.

La mayor parte que habitaba aquella región no recibía a Juan el Bautista con fe, se burlaba de todo lo que predicaba, no tenía la humildad, ni la fe, idolatraba el pecado.

Juan Bautista llamaba a todos a la conversión y bautizaba a los que querían ser bautizados. Él los bautizaba con agua prometiendo que un día vendría a Aquel que habría de bautizarlos con el Fuego, el Divino Espíritu Santo.

Juan Bautista sufrió mucho hasta su muerte. Él cumplió la Voluntad de Dios y dejó para la humanidad el gran ejemplo de fidelidad a Dios.

Cortaron la cabeza de Juan el Bautista y así fue peor para el mundo.

Cuando Juan el Bautista aconsejó al ser humano a enderezar los pasos diciendo a todos de aquel tiempo que la Gloria del Señor se manifestaría en medio de todos los pueblos, la mayor parte no creyó y por eso hoy está peor aún. Está sin amor, sin respeto. Hoy el mundo después de haber recibido tantos Avisos del Cielo, no mejoró, porque despreció como los de aquel tiempo.

Juan Bautista fue fiel en el cumplimiento del Llamado de Dios.
Ahora soy, Yo vuestra Madre Celestial, que os llama revelando los Avisos que el Padre os está enviando.

Dios os habla hoy sobre aquellos hijos que siempre están dejando para después cuidar del alma pensando que El tardará en volver.

Pero no tardará, así vengo a deciros, porque desde cuando Juan el Bautista vino al mundo, él alertó a la humanidad que estaba cerca de suceder la promesa de Él de transformar los corazones.

Así también los apóstoles de Jesucristo, fueron instruidos para llevar adelante las promesas de Él de que el Reino de Amor, de Paz y Justicia verdadera ya estaba muy cerca.

Ya pasaron más de 2,000 (dos mil años) y el Padre Me envió en medio de la humanidad, para traer Su Palabra. Como ya os he dicho muchas veces, y vuelvo a repetir, cortaron la cabeza de Juan el Bautista, pero la Mía nadie la corta y Yo seguiré hablando a todos que se conviertan lo más pronto posible.

Por voluntad de Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo, Me ordenan a transmitir a todos Su Voluntad, es que todos se conviertan.

El Reino de Dios está cerca, enderezaos porque será en un abrir y cerrar de ojos la llegada del Salvador del mundo.

Continuación del mensaje del 10 de diciembre de 2017

Hoy estoy en el mundo en varios lugares, casi de puerta en puerta y el mundo burlándose de Mi presencia. Estoy aquí en misión de alerta. Está llegando la hora, este tiempo es de última llamada del Cielo a todos los que quieran convertirse.

Los que no quieren escuchar a propósito, dentro de poco tiempo quedarán asustados. La humanidad se arrepentirá de hacerse de sorda.

Ya está lista para manifestarse la primera revelación.

El mundo no sabe lo que tendrá que enfrentar. Dios le avisó, avisó, avisó, a menudo, años y años, desde el nacimiento de Mi Divino Hijo Jesucristo, pero el mundo desprecia todo, el mundo irrita la ira de Dios, provoca pecando cada instante más. El hombre no cuida de su alma, vive como si conociera el día de mañana pero no conoce y por eso continúa desafiando.

Y ahora verá que no estaba abandonado, pero que despreció todo lo que recibió de alerta venida del Cielo.

Como es doloroso ver a los hijos cerrando los ojos para no ver, la boca para no pedir el perdón de los pecados, los oídos para no escuchar las advertencias del cielo, los pies para no caminar en la rectitud. Gran parte se hace de doctor de la ley para decir que sabe el día de mañana.

Pobres hijos, no fue falta de advertencias, fue falta de humildad, falta de amor a Dios, falta de respeto.

El mundo no quiso prepararse y ahora sufrirá mucho más de lo que puede imaginar.

Esto es lo que vengo a revelaros hoy para vuestra conversión.

Rezad, rezad, rezad por los dos Santos Papas, Benedicto XVI y Francisco, por todo el Clero, por los religiosos y religiosas y por toda la humanidad.
Rezad por los ateos y los paganos, ayudadlos con vuestras oraciones, un día os alegraréis cuando veáis que vuestra ayuda fue importante. Dios os recompensará en el Cielo.

Rezad por la Santa Iglesia fundada por Jesucristo, siempre os pedí unión, oración y que hicieseis sacrificios y penitencias para ayudar en la Salvación de todos vosotros, y un día veréis que Dios os ha dado esta oportunidad para no perder la Salvación.

Dios quiere a todos vosotros en el Cielo, pero no todos quieren el Cielo, los rebeldes cada día están practicando más ofensas a El y muchos dicen que no existe el Infierno. Los que no se arrepienten de esta falta grave y no se convierten, van al Infierno y allí verán que existe y allí quedarán para siempre.

Mis hijos, arrepentíos con más urgencia, vienen ahí cosas terribles y vosotros no tendréis otro tiempo para enderezar vuestros pasos. Será en un abrir y cerrar de ojos.

Ayudad a los Santos Papas a buscar las ovejas que están distantes. En breve vosotros veréis que el refugio seguro es la Santa Iglesia de Jesucristo. Todos tienen que volver a ella.

Yo os amo mucho y os cubro con Mi Manto de Amor.

Brasileños, estéis atentos, lluvias torrenciales destruirán muchas ciudades y dejarán muchos hijos muertos. Sólo Dios puede socorrerlos.

Aclamad al Señor toda la tierra, antes que sea tarde.

Todas las naciones, rezad, rezad, rezad, todas las lágrimas no serán de agua, sino de sangre.

El mundo no cree en lo que está por venir. El Llamado del Cielo es para todas las naciones.

Vosotros os estáis preparando para la santa Navidad, pero vuestros corazones no están preparados para ver muchos cambios en el mundo.

Mientras unos están conmemorando la noche Santa de la Navidad, otros estarán en grandes dificultades. Es necesario que todos estén atentos y rezando para que todos puedan conmemorar juntos. Sólo Dios puede cambiar el rumbo de los acontecimientos. Rezad para que todos puedan conmemorar una Navidad más sin guerras, sin hambre y que todos sean iluminados por la Luz de Dios.

Ahora os bendigo en el nombre del Padre y del Hijo y del Divino Espíritu Santo, la Madre de Jesucristo, el Salvador del mundo,

María, la Inmaculada Concepción

Debéis reflexionar sobre el Santo Evangelio de hoy: Marcos 1,1-8 - 1ª lectura: Is.40,1-5.9-11 - 2ª lectura: 2Pd.3,8-14




Mensajes de Nuestra Señora – María, Llena de Gracia

El Adviento del nuevo mundo - Palabras de Nuestra Señora

El último tiempo de mensajes para la humanidad



8 de diciembre de 2017 - Fiesta de la Inmaculada Concepción de María



Queridos hijos, con mucho amor y cariño vengo a bendeciros en el nombre del Padre y del Hijo y del Divino Espíritu Santo.


Unidos a la Santísima Trinidad, vamos juntos a buscar la verdadera Paz para el mundo.

Mis hijos, hoy, en este día tan hermoso, vosotros dedicáis a Mí tantos homenajes que os agradezco con cariño.

El Señor Me dio el hermoso premio porque Me escogió para ser la Madre de su Divino Hijo Jesucristo, el Salvador del mundo. Después Me dio a Mí también la alegría de ser Madre de toda la humanidad.

Entonces Mis hijos, hoy gran parte de Mis hijos pecadores Me están honrando y Me siento muy feliz por ser también vuestra Madre. Quiero mucho ayudaros en esta jornada hacia el Cielo.

Aquí estoy a su lado para decirles los mensajes que desde hace tanto tiempo Vengo trayendo del Cielo para vosotros.

Dios Padre, el Todopoderoso  en este momento os advierte porque vosotros estáis sumidos en el fango del pecado. Es hora de despertar y preparar para vencer la gran batalla final. La batalla contra todo mal que está sobre el mundo y prepararse para vencer, porque Dios está con vosotros, Él quiere daros la alegría, la Felicidad eterna.

Vamos hijos, la hora está llegando, la hora de vencer, porque quien quiera la Felicidad necesita vencer la batalla final. Finalmente, porque es hora de poner fin a la desobediencia que os contaminó, vosotros aprenderéis ahora de una vez por todas que el Pecado arruinó con vuestros corazones y os llevó al borde del precipicio, pero Dios os socorrió y os mostró el Camino de la Felicidad.

Mis hijos, enderezaos y contestad a Dios vuestro 'sí', a la obediencia y vuestra renuncia al pecado.

Vosotros sabéis que vuestra vida está en gran peligro. Y hoy vengo a vuestro encuentro con el corazón lleno de amor para decirles que os He sostenido firmes en Mi Manto Sagrado porque existe un mundo de amor y de Felicidad eterna a vuestra espera. Ahora sólo os queda la última respuesta vuestra, la decisión por la conversión.

Convertíos hijos, convertíos, agradeced a Dios porque Él os llama desde su nacimiento hasta el último día de vuestro pasaje en la tierra. El Cielo ya está en fiesta para recibir a todo aquel que se convierta.
Mis hijos, la Santa Palabra de Dios os lleva hoy a reflexionar sobre el momento que Él Me concedió la Gracia de ser la Elegida, para ser la Madre de Su Divino Hijo Jesucristo.

¡Qué felicidad el Señor Me concedió y Yo recibí el Espíritu Santo sobre Mí y él Me cubrió con Su sombra.

Todo el amor que Recibí de Mi Padre, recibí para dar no sólo a Jesucristo, sino para daros también y con mucho amor Recibí a cada uno de vosotros también. Por el momento gran parte no Me acepta como Madre, pero llegará el momento que correrán a Mis brazos. Reconocerán que Yo Soy el refugio seguro de los pecadores y el que no se refugie en Mí, no tendrá protección. Apresuraos hijos, vosotros veréis muchos acontecimientos terribles este mes, y no os estáis preparando.

Para muchos hijos la Navidad viene con muchas alegrías y para otros con mucha tristeza. Vamos a agradecer los designios de Dios para vosotros.

Esto es lo que vengo a revelaros hoy para vuestra conversión.

Rezad, rezad, rezad por los dos Santos Papas, Benedicto XVI y Francisco, por todo el Clero, por los religiosos y religiosas, por toda la humanidad.

Continuación del mensaje del día 8 de diciembre de 2017

Rezad por los ateos y los paganos, el tiempo es cada día más difícil y la mayor parte está aún en el orgullo, no reconoce que está en peligro de perder la Salvación. Rezad por ellos y Dios os dará la recompensa en el Cielo.

Rezad por la Santa Iglesia fundada por Jesucristo, unión y oración, quedad atentos y refugiaos en Mi Inmaculado Corazón.

Ayudad a los Santos Papas a buscar las ovejas que se alejaron.

La tierra va a temblar, preparaos.

Yo os amo mucho y os cubro con Mi Manto de Amor.

Brasil, rezad cada día más. Muchas catástrofes a causa de las lluvias.

Todas las naciones, quedad atentos, vosotros seréis engañados, sólo Dios puede ayudaros.

Ahora os bendigo en el Nombre del Padre y del Hijo y del Divino Espíritu Santo, la Madre de Jesucristo, el Salvador del mundo,

María, la Inmaculada Concepción


Debéis reflexionar sobre el Santo Evangelio de hoy: Lucas 1,26-38
1ª lectura: Génesis 3,9-15.20 - segunda lectura: Efesios 1,3-6.11-12





Mensajes de Nuestra Señora – María, Llena de Gracia

El Adviento del nuevo mundo - Palabras de Nuestra Señora

El último tiempo de mensajes para la humanidad



6 de diciembre de 2017



Queridos hijos, con mucho amor y cariño vengo a bendeciros en el nombre del Padre y del Hijo y del Divino Espíritu Santo.

Unidos a la Santísima Trinidad, vamos juntos a buscar la verdadera Paz para el mundo.

Mis hijos, hablo hoy a todos los hijos que están atentos a la búsqueda de saber lo que estoy revelando en todo el mundo.

Escuchad  Mis hijos, al Llamado de Dios, vosotros estáis en gran peligro y no estáis preparados para ello porque estáis indiferentes al Llamado de Dios.

Hoy estoy aquí, en este rincón, entregando a Mis dos hijas que llamé para trabajar en la viña del Señor. Ellas vinieron con el corazón abierto y Dios les dio una misión muy importante, que es llevar a todos vosotros el mensaje del Cielo.

Yo os advierto a Mis hijos, no estéis juzgando el Llamado que Dios les ha hecho y está haciendo a todos. Trabajen para que su conversión suceda muy deprisa. Yo ya os dije en muchos mensajes que Dios Me envía a revelaros que la situación del mundo está por un hilo para reventar. Vosotros habéis de querer vencer las dificultades de este tiempo final antes de la Vuelta de Mi Divino Hijo Jesucristo, el Hijo Unigénito de Dios, Verdadero Dios, Verdadero Hombre, pero sólo venceréis si creéis en Él y si vuestros corazones se vuelven humildes. Vosotros estáis en vísperas de conmemorar la santa Navidad, pero no todos lo harán porque la maldad del mundo es tan grande que antes de la Navidad veréis muchos muertos en el mundo.

Vosotros veréis la tierra temblar, veréis el mar quedar violento, veréis muchas catástrofes provocadas por lluvias torrenciales. Todo porque el mundo no respeta a Dios, no ama la vida que recibió, el hombre pisa el premio que Dios le dio, este premio es la vida y la Salvación.

Como esto Me deja triste, saber que Mis hijos no están valorando la vida, actúan como si fueran piedras, no tienen sentimiento, no aman, no tienen piedad con nadie. El ser humano en su manera de actuar está viviendo como si fueran seres inertes que no tienen el amor dentro del corazón. El hombre no tiene más la humildad y no busca reparar nada que hace mal.

La falta de respeto a Dios domina más de dos tercios de la humanidad.

Mis hijos, meditad y reparad mientras el día sigue claro, en cualquier momento habéis de querer ver el sol y no lo veréis más, habéis de querer ver la luna y no la veréis más, habéis de querer encontrar un alimento y no lo veréis más.

Pero no todo está perdido, hay que tener fe y esperanza y practicar ahora la caridad porque Dios os dará lo que necesitáis si vuestra fe está viva, si vuestra esperanza está encendida, y si supisteis dividir con vuestros hermanos el pedazo de pan que queda en vuestras manos. De lo contrario quedaréis secos como los árboles que se rompen y nunca más tendrán la belleza ni el perfume de la vida.

Mis hijos, la Santa Palabra de Dios os lleva hoy a reflexionar sobre la multitud de personas que estaban juntos ante Jesucristo y no tenían qué comer y qué beber, porque estaban lejos del pueblo donde vivían, acogiendo las Enseñanzas de Jesucristo

Vosotros también estáis hoy ante Jesucristo, sin poder Verlo ni Oírlo como los que le seguían estaba con El.

Pero tenéis hoy la gran oportunidad de oír y ver por la fe, basta que tengáis la fe, la esperanza y la caridad que seguiréis las Enseñanzas de Él.

Viene ahí Mis hijos, en cualquier momento todo lo que os he revelado durante tantos años.

Yo no os dejé solos, estoy con vosotros y os digo, si tenéis fe venceréis todas las batallas.


Continuaçión del mensaje del día 6 de diciembre de 2017

Perderéis cosas materiales, pero no perderéis la esperanza y habéis de construir un nuevo tiempo, un tiempo de certeza, de confianza, de fe viva que vosotros venceréis todas las batallas en la tierra y viviréis en unión con Dios y con vuestros hermanos.

Vosotros aprenderéis ahora cosas lindas que se aprenden con fe verdadera y esperanza en el Cielo entero.
Esto es lo que vengo a revelaros hoy para vuestra conversión

Rezad, rezad, rezad, por los dos Santos Papas, Benedicto XVI y Francisco, por todo el Clero, por los religiosos y religiosas, por toda la humanidad.

Reza por los ateos y los paganos, viene llegando la hora en que los que no se convierten perderán la Salvación.

Por eso debéis rezar con más coraje para que más hijos se conviertan y no pierdan el Cielo. Dios os dará la recompensa en el Cielo.

Rezad por la Santa Iglesia fundada por Jesucristo, cuando veáis la oscuridad durante el día, encenderéis la 'vela verde' y rezáis, vosotros conseguiréis vencer el gran peligro.

Uníos en oración y estéis atentos porque el viento será muy fuerte y la oración podrá llevarlo a las regiones no habitadas.  Así venceréis todas las batallas, con la fe, con la esperanza, la caridad y la práctica de la oración. Ayudad a los Santos Papas a buscar las ovejas que están distantes.

Yo os amo mucho cubríos con Mi Manto de Amor.

Brasileros, tormentas fuertes dejarán devastación en el país, debéis recordaros que sois un solo pueblo y dividir lo que tenéis entre vosotros con fe y confianza que Dios os dará en doble todo lo que dividáis unos con otros.

Todas las naciones, preparad, el mundo nunca ha visto lo que verá ahora. Quien no confía en el Amor de Dios sufrirá amargamente. Todos unidos, la guerra ya está en el mundo, es sólo el hombre comprender y hacer lo que el Padre está orientando. No te apegues a las cosas del mundo. Estéis siempre confiados que Dios os dará un mundo nuevo y vosotros viviréis eternamente.

Agradezco la presencia de otra hija y juntas venceréis si confiáis en Dios.

Ahora os bendigo en el nombre del Padre y del Hijo y del Divino Espíritu Santo, la Madre de Jesucristo, el Salvador del mundo,

María, la Inmaculada Concepción


Debéis reflexionar sobre el Santo Evangelio de hoy: Mateo 15,29-37 - Lectura: Isaías 25,6-10a




Mensajes de Nuestra Señora – María, Llena de Gracia

El Adviento del nuevo mundo - Palabras de Nuestra Señora

El último tiempo de mensajes para la humanidad





3 de diciembre de 2017
1er domingo de Adviento de la Natividad del Señor



Queridos hijos, hoy, en el día del Señor, con mucho amor y cariño vengo a bendecir en el nombre del Padre y del Hijo y del Divino Espíritu Santo.


Unidos a la Santísima Trinidad, vamos juntos a buscar la verdadera Paz para el mundo.


Mis hijos, vosotros os estáis preparando para la gran fiesta de conmemoración de la Navidad. Este es el tiempo de meditación sobre cómo fue el Nacimiento del Niño Jesucristo. Él vino por Voluntad de Dios Padre, para enseñar, con grandes ejemplos, al hombre a valorar la vida, luchar por ella y no caer en las trampas del enemigo.


Por lo tanto, durante vuestra vida y especialmente en este mes, debéis permanecer con el corazón más elevado a Dios, pidiendo a Él que aumente en vosotros la fe, la esperanza y la caridad. Dios os enriquece con estas tres cosas, no da riqueza que vosotros colocáis como siendo la primera, la materia, sino la riqueza que permanece en vosotros eternamente, la misericordia. Esta es una riqueza sagrada, la espiritual.


Hoy el mundo aún desprecia esta riqueza, la fe, la esperanza y la caridad, pero llegará el momento en que los que creen en Dios, sólo tendrán esta riqueza, la fe, la esperanza y la caridad, aunque estén aún sufriendo.


El que cree en Dios nunca perderá la Felicidad, quien tiene la esperanza no desiste de La felicidad eterna, aunque esté todavía sufriendo, soportará el dolor, aunque esté viviendo un tiempo de mayor de sufrimiento, de dificultad para sobrevivir en medio de guerras, con hambre, enfermo, en la mayor pobreza, no desistirá de esperar el día que será feliz para siempre y quien sufre aprende que es amando a la vida, no sólo de él, sino en todos, que se vive eternamente.


Mis hijos, la Santa Palabra de Dios os lleva hoy a reflexionar sobre el tiempo en que Dios Padre ya preparaba el mundo para recibir al Salvador del mundo.


Antes de que Jesús naciera, el Padre envió al gran profeta Juan el Bautista. Él nació seis meses antes de Jesucristo. Él iba delante de Jesucristo preparando al pueblo para Recibirlo. Juan Bautista predicaba sobre el arrepentimiento y la necesidad del Bautismo. Vivía lejos en los lugares desiertos y se alimentaba de frutos y cosas que eran posibles. Juan iba al frente de Jesucristo llamando a todos a la conversión. Bautizaba con agua a los que deseaban ser bautizados. Él cumplió todo lo que el Padre lo ordenó.



También los apóstoles iban a tantos lugares llamando al mundo a la conversión. La Promesa de Él no tardaría, así caminaba la humanidad, siempre recibiendo los Avisos del Cielo. Cuando Jesucristo ya estaba cumpliendo todo lo que ha venido a hacer, Él previno al mundo sobre los últimos tiempos, éste que ustedes ya están en él.

Jesucristo en aquel tiempo que estaba en la tierra, alertó al hombre sobre el momento final cuando Él regresaría al mundo para el Juicio Final.

Felices los que acogen los consejos de Él, no perderán la felicidad eterna.

Pero existen todavía los que no acogen, no entienden porque el mundo necesita cambiar para mejorar.

Ahora el mundo necesita parar para oír, ustedes deben poner en práctica todo lo que Jesucristo, cuando vino la primera vez, enseñó por qué hay que mejorar ante Dios.

Vosotros habéis escuchado hoy a través del Santo Evangelio que el mundo no conoce cuándo será la llegada del momento final.

Cuando Jesucristo regresó al Cielo, dejó en el mundo Sus Enseñanzas. Pero, el desprecio ha tomado cuenta de los corazones de los hombres y hoy corren el peligro de ser sorprendidos para el Juicio Final en cualquier momento, la hora de la muerte está cerca para gran parte de la humanidad.

Preparaos hijos, vosotros no sabéis la hora ni el día, pero el Señor Me ha enviado a ayudaros, para advertirles de no perder la salvación. Aquí estoy para llamaros a acercarse más a la Santa
- 3 -

Mensajes del Cielo
Recibidos por Darly Chagas da Silva
Continuación II del mensaje del día 3 de diciembre de 2017

Iglesia para oír y poner en práctica lo que aprende a través del Santo Evangelio. Así seréis mejores de lo que sois. El Señor os alerta en este tiempo: "Una señal os será dada." Vosotros quedaréis pensativos sobre vuestros pecados. NO TENDRÉIS MÁS TIEMPO PARA LA REPARACIÓN DESPUÉS QUE VENGA LA GRAN SEÑAL.

Remendad hijos, no continuéis despreciando la ayuda de Dios. Vosotros no tendréis fuerza para caminar solos. Es hora de enderezar o perder la Salvación. Si no tenéis de la mano unos a los otros, no soportarán tal dolor y aflicción.

Jesucristo dejó bien claro que la vuelta de Él al mundo un día sucedería y todos deberían prepararse.

No estáis atentos, habéis de decir que no habéis sido avisados, pero desde Su Venida, Él dejó advertido.

Vosotros estáis dejando para después, pero ahora hay que apresurar porque el día del Señor está cerca.

Ahora vosotros estáis preparando para la Navidad, pero gran parte de la humanidad va a partir luego, porque todos los días el número de muertos es muy alto y ahora será peor, aún antes de Navidad. Gran parte no se prepara, no cree en Dios. Cuánto tiempo Estoy llamando a todos a la conversión.

Pobres hijos, están caminando hacia su propia ruina porque no creen en Dios.

Preparaos, viene ahí un gran tifón en una región de la tierra. No quedará piedra sobre piedra.

Preparad, vosotros no sabéis a dónde sucederá.

Esto es lo que vengo a revelaros hoy para vuestra conversión.

Quien obedece a Dios es feliz porque tiene fuerza para vencer.

Rezad, rezad, rezad por los dos Santos Papas, Benedicto XVI y Francisco, por todo el Clero, religiosos y religiosas, por toda la humanidad.

Rezad por los ateos y los paganos, Jesucristo dejó el Consejo: vigilad y orad, no sabéis a qué horas sois llamados delante del Padre, tened cuidado porque vosotros estáis con vuestros corazones duros como las piedras, tenéis ahora poco tiempo.

Mis hijos, los que siguen los Consejos de Jesucristo deben ayudar a todos los indecisos, Él os dará la recompensa. Rezad para que todos los ateos y paganos se conviertan antes de los acontecimientos más fuertes.

Rezad por la Santa Iglesia fundada por Jesucristo, hubo en el mundo un desprecio muy grande de la mayor parte de la humanidad. Pero poco con Dios es mucho y este poco se alegrará al ver su victoria.

Los que prevalecen en la fe serán fuertes, serán invencibles.

La parte de la Iglesia que ya es santa nunca será derrotada, y la parte que aún es pecadora, cosechará el fruto del esfuerzo que está haciendo para ser santificado. Los que no se convierten perderán el Cielo, irá al infierno. Gran parte está todavía en peligro, porque está despreciando el tiempo que aún puede regenerarse en la fe. Es necesario vivir cada día como si fuera el último día, estéis en las Manos de Dios diciendo sí a Él y no al Infierno.

Rezad Mis hijos, la fuerza de la oración puede traer muchos de vuelta a la Santa Iglesia.

Los que no se convierten serán sorprendidos por la condenación al Infierno.

Vosotros que perteneces a Mi ejército, rezad, ayudad a los Santos Papas a buscar las ovejas que están apartadas. Mi ejército jamás será vencido.

Lo que viene al mundo ahora es algo terrible y cuidado para no decir cosas horribles como los que dicen que sólo creen con ver. El premio es para quien cree antes de que suceda cualquier cosa que Dios advierte. La fe prueba la confianza en lo que Dios advierte.

Yo os amo mucho y os cubro con Mi Manto de Amor.

Brasil, escuchad la Voz que os llama, no dejéis que los malos ejemplos de otros países
confundan vuestras mentes. Lo que viene para Brasil es algo terrible, hay que prepararse permaneciendo en estado de gracia.
- 4 -

MENSAJES DE LOS CIELOS - 2017
Recibidos por Darly Chagas da Silva
Continuación III del mensaje del día 3 de diciembre de 2017

Abandonaos enteramente en las Manos de Dios, dejad vuestros corazones abiertos, El os conducirá uno por uno. No dudéis del Poder de Dios.

Todas las naciones, estéis atentas, la guerra ya está sucediendo, recuerda que un Ave María puede para detener una guerra, pero es necesario que el mundo esté luchando por la Paz. La mayor parte sólo quiere hacer guerra. No respeta la Presencia de Dios, Él está en todas partes. Pero los desafíos a Dios están atrayendo la ruina. Los desafíos merecen castigos.

La Navidad se acerca, trata de revivir la hora que el Salvador del mundo ha llegado y ahora Él dejará en vosotros más fuerza, más coraje, más fe, esperanza en un nuevo tiempo. El tiempo en que Él volverá para juzgar vuestra vida. Los que se convierten tendrán la Salvación y los que no se conviertan serán condenados al Infierno.

Por eso os llamo a vosotros para decir al Señor su 'sí'.

Día tras día la tierra debe bendecir al Señor porque la Misericordia de Él es Eterna.

Ahora os bendigo en el Nombre del Padre y del Hijo y del Divino Espíritu Santo, la Madre de Jesucristo, el Salvador del mundo,

María, la Inmaculada Concepción

Debéis reflexionar sobre el Santo Evangelio de hoy: Marcos 13,33-37
1ª lectura: Isaías 63,16b-17.19b, 64,2b, 7 - 2ª lectura: 1Corintios 1,3-9
- 5 -





Mensajes de Nuestra Señora – María, Llena de Gracia

El Adviento del nuevo mundo - Palabras de Nuestra Señora

El último tiempo de mensajes para la humanidad





2 de diciembre de 2017
1er sábado - dedicado a las almas del Purgatorio



Queridos hijos, con mucho amor y cariño vengo a bendeciros en el nombre del Padre y del Hijo y del Divino Espíritu Santo.


Unidos a la Santísima Trinidad, vamos juntos a buscar la verdadera Paz para el mundo.


Mis hijitos, Me alegro de encontraros aquí reunidos en oración para juntos orar primero por la Santa Iglesia, por las almas del Purgatorio y por toda la humanidad.


Vamos a todos juntos con los Santos y Ángeles pedir a nuestro Padre, a Mi Divino Hijo Jesucristo y al Divino Espíritu Santo que nos acoja y nos conceda la Gracia que necesitamos buscar para el mundo.


Hoy, día dedicado a las almas del Purgatorio, vamos a ofrecer juntos todas las oraciones del mundo para que ellas sean pronto purificadas y santificadas para entrar por la Puerta del Cielo. Cuántas almas aún tendrán que quedarse hasta el último día, el del Juicio, porque cometieron pecados muy fuertes y no repararon antes de pasar por la muerte. Vosotros sabéis que la purificación es una cosa muy difícil de suceder porque hay que reparar todo en vida, pero los hijos no correspondieron a las Enseñanzas que recibieron en las catequesis.

Cuando el niño está en la Iglesia siendo catequizado, al terminar el tiempo de niño, no guardan las Enseñanzas y quedan olvidadas.

La catequesis necesita ser un estudio constante, a medida que el niño crece se aleja de la Iglesia, pocos perseveran y con esto van olvidando todo lo que han aprendido.

Vosotros estáis ahora más atentos porque el Padre Me ha enviado al mundo para catequizar a los adultos. El tiempo ahora es corto, si Dios no hubiera enviado la tierra a Su Divino Hijo Jesucristo y si no derrama el Divino Espíritu Santo sobre el mundo, los hijos no tendrían interés en aprender sobre la vida, no se preocuparían en aprender que Dios es Alimento y Salvación.

Los hijos vivirían  alejándose de la Verdad y apegándose sólo a las ilusiones.

Mis hijos, dedicad más tiempo a vuestra santificación, aprended que la catequesis es todo el tiempo que vosotros estáis en la tierra. Es necesario aprender para valorar la vida, cuidar de ella y no morir en pecado.

Todos los días necesitáis de catequización, es aprendiendo que van a cuidar mejor de vuestras almas.
Entonces, hoy cuando vengo al mundo llamo a todos a aprender que no debéis ofender a Dios, ni a vuestros padres, ni a nadie. La guerra peor es la guerra contra la desobediencia a Dios, mientras el hombre no aprende a amar a Dios verdaderamente, está corriendo el peligro de perder el Cielo y ser lanzado en el Infierno. Los hijos a menudo dicen: - un pecadito no hace daño. Pecado es pecado, él es la ruina del mundo por lo que debéis renunciar a cualquier pecado. Dios no acepta pecado y por eso muchos pierden la felicidad porque no cuidan del alma. Vamos hijos, vamos a rezar más para que todos aprendan que hay que luchar por la Salvación y muchos están dejando sólo para el fin.

Ningún pecador sabe a qué horas es el fin, por eso muchos están en peligro porque no escuchan al Cielo y no cuidan del alma. Entonces, vamos a rezar más para que todos luchen por la Salvación y cuiden del alma.

Mis hijos, la Santa Palabra de Dios os lleva hoy a reflexionar sobre la realidad.

El hombre necesita aprender que la ilusión es cosa de la tierra, no es cosa del Cielo.

Lo que es de la tierra queda en la tierra y lo que es del Cielo va al Cielo y lo que es del Infierno va al Infierno. Sólo Dios sabe a dónde va cada ser humano.

Pero Dios enseña lo que hay que hacer para merecer el Cielo.

Aprended Mis hijos y toméis la decisión correcta.

Continuación del mensaje del día 2 de diciembre de 2017

El tiempo se está cerrando.

Meditéis día y noche a donde queréis ir.

Si queréis el Cielo debéis dar el primer paso que es caminar en la rectitud.

Quien prefiere el Infierno, no necesita hacer nada porque el Infierno es lugar de quien no se convierta hasta la hora de la muerte.

Dios no obliga a nadie a querer ser feliz, Él sólo ofrece la Felicidad Eterna para quien decida por la Salvación. La salvación es el Cielo y el Infierno es para quien no merezca el Cielo.

Esto es lo que vengo a revelaros hoy para vuestra conversión.

Rezad, rezad, rezad por los dos Santos Papas, Benedicto XVI y Francisco, por todo el Clero, por los religiosos y religiosas, por toda la humanidad.

Rezad por los ateos y los paganos, el tiempo es corto y el peligro del Infierno es para quien no se convierta. Ayudad a vuestros hermanos, rezando por la conversión de ellos. Dios os dará la recompensa en el Cielo.

Rezad por la Santa Iglesia fundada por Jesucristo, es hora de rezar más, la noche es peligrosa y los hijos están durmiendo mucho y rezando poco.

Las catástrofes llegan de repente y muchos hijos mueren sin estar preparados. Estéis siempre dispuestos a Dios. Nadie sabe la hora, entonces vivid como si todos los días fuera el último, cuidad del alma.

Las lluvias torrenciales caerán sobre vosotros, no sabéis la hora y ni cuánto más, entreguéis vuestras almas a Dios. Y quedad tranquilos a la espera de la Voluntad de Dios.

Ayudad a los Santos Papas a buscar las ovejas que están distantes. El tiempo es corto, recordéis eso.

Yo os amo mucho y os cubro con Mi Manto de Amor.

Brasil, rezad, rezad, rezad.

Todas las naciones, el peligro de guerra está en todo el mundo, debéis estar atentos con el Rosario en las manos al anochecer,  Dios avisó, avisó, avisó, avisó y el mundo despreció, ahora en cualquier momento seréis sorprendidos.

A los hijos que vinieron hoy por primera vez dejo Mi Bendición especial, llevad en vuestros corazones la esperanza que seréis atendidos en vuestros pedidos. Agradezco la presencia de todos y os digo que Me alegro de la presencia de cada uno y os doy una Bendición especial para todo lo que habéis venido a pedir a mí para Yo pedir al Padre por vosotros.

Ahora os bendigo en el Nombre del Padre y del Hijo y del Divino Espíritu Santo, la Madre de Jesucristo, el Salvador del mundo,

María, la Inmaculada Concepción

Debéis reflexionar sobre el Santo Evangelio de hoy: Lucas 21,34-36
Lectura: Daniel 7,15-27

No hay comentarios.: